Se dice que aprendió mucho de los gitanos y gitanas que encontró en sus viajes

​Juliette de Baïracli Levy fue una herborista inglesa que viajó por Europa y otros lugares recogiendo hierbas medicinales y recopilando conocimientos ancestrales en torno a las hierbas. Se dice que aprendió mucho de los gitanos y gitanas que encontró en sus viajes. Se la considera una referencia en la medicina veterinaria.

Estuvo en España (Valencia, Sierra Nevada y Los Pirineos) en los años 40. En Valencia se relacionó con una actriz y bailaora gitana llamada Rosa La Diamante Negra de quien es la primera vez que he sabido y de quien no he podido encontrar más referencias así que si alguien sabe algo le agradecería que lo compartiese.

Esta foto que os muestro la tomó en Valencia. En ella vemos un telón, es decir, una tela colgada de una pared y extendida de manera que servía de cobijo. Mi familia paterna usaban telones. No levantaban tiendas ni utilizaban carromatos. Solían desplazarse a pie. Llevaban, cuando podían, una mulilla o un borriquillo (un marchao) para transportar sus pertenencias en un bisaco (un saco con dos compartimentos). Alguna vez llevaron carro pero no era, ni mucho menos, como los carromatos que usaban otros gitanos.

Solían parar a las afueras de los pueblos. Pedían permiso a los dueños de las casas para poner su telón. En ocasiones, alquilaban (o les dejaban estar) un tinao (tinado según la RAE, un corralón para guardar los aperos de labranza o un cobertizo para guarecer el ganado) para pasar el invierno o porque así evitaban que la Guardia Civil los molestara y en ese tinao preparaban sus telones. En ocasiones, esos telones servían para hacer apartados dentro de un cobertizo o un almacén de modo que una habitación se dividía en varias estancias y daban cierta privacidad a las diferentes familias o parejas. Así lo llegué a vivir yo mismo: para trabajar en la vendimia nos dejaban un antiguo pajar para alojarnos todas las familias y con los telones se hacían los apartados de cada familia.

Esta foto es un tesoro porque no abundan este tipo de materiales etnográficos. En mi caso, es la primera vez que veo una foto de un telón.

La pobreza de las vestimentas era habitual entre los gitanos andarríos de esa época. Me lo ha contado mil veces mi padre: no tenían zapatos y sus ropas eran más harapos que otra cosa.

Siempre me ha llamado la atención como ante la extrema pobreza en la que sobrevivían desarrollaban un talento también extremo: el Tío Ramon Fernandez Fernandez, presidente de la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (Faga Comunidad Valenciana) y de Khetane (Comunicacion Khetane) me contó que conoció un gitano que el probetico no tenía ropa adecuada para ir a una feria (lógicamente necesitaba ir bien vestido para tener posibilidad de hacer algún trato y ganarse la vida) y según llegaba al ferial vio a otro gitano que llevaba puesto un traje bastante bien apañao y se lo ¡¡¡alquiló!!!

La foto está incluida en su libro As Gypsies Wander: Being an account of life with gypsies in England, Provence, Spain, Turkey (1953)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s