Que sí, su primo, que venimos de un pasado de reivindicación y lucha

Nota que la Agencia Efe difundió junto a estas fotos:

MANIFESTACIÓN DE GITANOS: Madrid, 06-06-1978.- Numerosas familias de gitanos afincados en la capital, se han reunido esta tarde en la Plaza Mayor de Madrid, convocados por la Asociación para el Desarrollo Gitano, con objeto de llamar la atención sobre sus problemas.

mani1

Al día siguiente, El País recogía así la noticia en su ¡¡portada!!

Portada

recorte

Y remitía a la página 23 en la que aparecía esta crónica tan bien escrita:

Quinientos gitanos pidieron la derogación de las leyes discriminatorias

«Así que los gitanos piden trabajo. Pero si no han querido trabajar en su vida.» Comentarios de este tipo, entre jocosos y despectivos, constituyeron la reacción de los clientes de un bar de la plaza Mayor cuando vieron pasar un grupo de gitanos con pancartas pidiendo trabajo, escuelas y vivienda. Y luchar contra esa opinión enraizada desde siempre en el mundo payo fue el motivo de que quinientos gitanos madrileños se concentraran ayer en la plaza Mayor. Sus objetivos: acabar con la discriminación que sufren como gitanos y pasar a ser unos españoles más.

mani3

La concentración, convocada por la Asociación para el Desarrollo Gitano, es la primera legal que se celebra en el país. Los quinientos hombres, mujeres y niños que escucharon y aplaudieron a sus propios oradores venían de los barrios más pobres de la ciudad: La Celsa, La Alegría, Pan Bendito… Desde las seis a las siete y media fueron desgranando sus peticiones y denunciando la doble marginación que sufren. Una por pertenecer a la capa económicamente más débil de la población, y otra por ser gitanos. Ha habido ya muchos casos de directores de escuelas o de guarderías o empresarios que se han negado a admitir a los niños o a proporcionar trabajo al hombre por el simple hecho de su raza.Los aplausos más fuertes del acto se produjeron cuando se pidió la derogación del artículo 42 del reglamento de la Guardia Civil. El artículo en cuestión dice que es misión de ese cuerpo vigilar especialmente a los gitanos, sus desplazamientos y su forma de vida. Asimismo se pidió la derogación de la ley de Peligrosidad Social, ley que aunque no les, menciona textualmente, saben que en su día se redactó también pensando en ellos.

Después se mencionaron los problemas de vivienda, trabajo, educación y asistencia social, relacionados mutuamente hasta formar un círculo vicioso difícil de quebrantar. Un gitano que no tiene capacidad económica y que sufre un rechazo social no asiste a la escuela, ni a los cursos de capacitación profesional. Debe recurrir entonces a sus oficios tradicionales, la venta ambulante o la chatarra. Desde ese momento tampoco dispone de Seguridad Social, jubilación, ni seguro de paro.

mani2

Su no integración en la sociedad normal les acarrea una falta de organización -que comienza a superarse en los últimos años- que hace que no sean atendidos en los organismos oficiales y que incluso los partidos de izquierda sólo se acuerden de ellos verdaderamente a la hora de las elecciones. Los oradores dejaron bien claro que los gitanos como grupo no apoyan a ninguna opción política concreta, porque nadie ha recogido sus problemas.

Al tiempo que transcurría la concentración, una comisión de quince personas se reunía con el señor Alvarez, alcalde de Madrid, para presentarle la relación de peticiones. La más perentoria en el tiempo, la legalización de sus actividades como vendedores ambulantes, tuvo que ser rechazada por aquél, en base a que la legislación actual la prohíbe. El señor Alvarez indicó que la venta de flores podría tener más fácil solución, pero que el resto lo veía más difícil, aunque prometió estudiar intensamente el tema y procurar resolverlo con el Ministerio de Comercio.

Después de su entrevista con el alcalde se dirigieron al Gobierno Civil. El señor Rosón les invitó a incorporarse, a la comisión provincial para la integración de los gitanos que funciona desde hace algún tiempo y en la que participan otras entidades gitanas.

La Asociación para el Desarrollo Gitano fue quien convocó y quien movilizó a estas personas valientes ¡Recordemos que aún no teníamos Constitución! Todas ellas podían haber acabado en el calabozo por reclamar el fin del racismo antigitano.

Fue la primera concentración autorizada en España por un Gobernador Civil. Sí, primas y primos, sí, la primera concentración autorizada en nuestro país la organizó una asociación gitana. Podemos y debemos sentirnos orgullosas y orgullosos.

Conocí cuando era niño a algunas de las personas que llevaban la Asociación para el Desarrollo Gitano ya que su sede era una chabola del Pozo del Tío Raimundo, barrio madrileño donde me crié y donde siguen viviendo mis padres.

La Asociación para el Desarrollo Gitano desapareció pero en el tiempo que funcionó hizo cosas magníficas además de movilizar a nuestra gente: participó en el proceso de realojo del Pozo del Tío Raimundo (un realojo modélico, donde se respetó a las personas y a sus idiosincrasias), promovió la alfabetización de adultos, la obtención de carnets de conducir, la regularización documental (por entonces aún había muchas personas gitanas que no tenían ni carnet de identidad), etc…

No recuerdo sus nombres. Sí sé que el presidente se apellidaba De la Rosa y trabajaba de ordenanza en el Instituto de la Vivienda de Madrid. Años más tarde, estuve en su casa de Pan Bendito, otro barrio donde viven mucho gitanos y gitanas y donde vivió mi agüelica que en Gloria esté y adonde yo solía ir muy a menudo. Aún viven allí muchos primos y primas míos.

También había otro hombre, joven entonces, que se apellidaba Rosillo. Era de origen extremeño. Cuando comencé mi activismo aún seguía en activo. Recuerdo especialmente una reunión en Jaén, probablemente en 1992, en la que se metió en medio del corro e hizo una apasionada soflama contra el victimismo que ya entonces corroía el discurso imperante en el movimiento asociativo gitano.

Os cuento esto por si alguien puede hacer alguna aportación que nos permita conocer más a estas personas que lideraron en tan terribles circunstancias el proceso de emancipación de nuestro Pueblo.

Al día siguiente de esta histórica concentración, en las Cortes tuvo lugar otro hecho histórico: se aprobó una Proposición No de Ley que reclamaba al Gobierno la derogación de los artículos 4, 5 y 6 del Reglamento de la Guardia Civil. Esa Proposición No de Ley la defendió el Tío Juan de Dios Ramírez Heredia. De eso hablaremos mañana. Aquí os espero.

juan-de-dios2

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s