Imagen

Jean Lagrène, el viejo músico

Lagrene

El Tío Jean Lagrène fotografiado por J. P. Potteau en 1865, Museo Nacional de Historia Natural (París, Francia)

El Tío Jean Adam Lagrène nació en Reipertswiller (en el Bajo Rin, Alsacia, Francia) en 1800 y faltó el 15 de septiembre de 1873 en París (Francia) a la venerable edad de 73 años. Fue músico. Violinista pa’ más señas. Y formó parte de una larga familia de músicos gitanos manouches alsacianos que aún continúa dando maravillosos artistas como Birèli Lagrène, uno de los más grandes músicos de jazz, continuador y actualizador del legado jazzístico gitano.

Édouard Manet, fue un famoso y valorado pintor francés, considerado uno de los padres del impresionismo aunque él no fuera un impresionista: la notoriedad de Manet se debió más a los temas de sus cuadros, considerados escandalosos, que a la novedad de su estilo.

Le Vieux Musicien es una pintura realizada por el pintor Édouard Manet en 1862, durante el período en el que el artista fue influenciado por el arte español. Es uno de los lienzos más grande que pintó Manet. En la actualidad forma parte de la colección de la National Art Gallery de Washington (Estados Unidos).

A38930.jpg

El viejo músico (1862, oleo sobre lienzo, 187,4 cm X 248,2 cm, National Art Gallery, Washington)

Fue la respuesta de Manet al reto que le había lanzado el poeta Baudelaire para representar el “heroísmo de la vida moderna”. Y Manet retrató aquí los personajes que encontró en su barrio: el viejo músico gitano acompañado por una gitanilla con su niño en brazos, otros dos gitanillos (uno de los cuales, por su ropa, haría acrobacias mientras el Tío Jean Lagrène tocaba el violín), y otros personajes como un viejo trapero y un borracho. La reunión, el encuentro, aparentemente casual, se compone de los pobres urbanos, posiblemente desposeídos por los proyectos del Barón Haussmann (encargado en ese momento por Napoleón III de la renovación de París y que consistió -cómo no- en desalojar a los pobres y derribar sus barrios para construir las grandes avenidas y bulevares que hoy en día caracterizan París). No es una pintura anecdótica ni sentimental, el retrato de Manet traslada la cuidadosa neutralidad de un observador imparcial, y este rasgo, definitivamente moderno, de ambigüedad y desprendimiento es característico de toda la obra de Manet.

Jacques Philippe Potteau fue un fotógrafo francés que como empleado del Museo de Historia Natural realizó diversos retratos de personas “exóticas” (era algo que ya entonces interesaba muchísimo) y entre ellos incluyó al Tío Jean Lagrène.

De la gitanilla, de su niño en sus brazos y de los otros dos gitanillos que aparecen en el cuadro de Manet, nada sabemos.

Anuncios

2 comentarios en “Jean Lagrène, el viejo músico

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s