Para chanelar más sobre el Samudaripen

“La repetida cifra de 500.000 muertos gitanos durante el Porrajmos se ha convertido en una convención”

Tío Ian Hancock, profesor emérito de la Universidad de Texas

Buergerrechtsbewegung_01 Dachau 1983
Activistas gitanos se manifiestan en el Campo de concentración de Dachau en 1983 pidiendo justicia y reparación. La protesta fue liderada por el Tío Romani Rose al que vemos a la derecha de la imagen llevando un cartel

Samudaripen y Porrajmos [pronunciados samudaripén y porraymós, respectivamente] son dos términos que se utilizan habitualmente para denominar el genocidio al que fue sometida la población gitana europea durante el régimen nazi (1933-1945).

Según la Unión Romaní Internacional, Samudaripen es la palabra adecuada para nombrar el genocidio nazi contra los Rroma. Cuenta Marcel Courthiade que la palabra Samudaripen surgió por primera vez en 1970 en Yugoslavia en relación con la investigación sobre los campos de exterminio de Jasenovac y Auschwitz, bajo las formas Samudaripe y Samundaripe. Posteriormente, se extendió por otros países y adoptó variantes dialectales locales como Samudariben, Samudaripen, Samudaripa y Sǎmudarimos. Según este conocido lingüista, se origina simplemente de sa “todos” y mudaripen (con sus respectivas variantes locales) “asesinato”. Si la escribimos con S mayúscula nos referimos al genocidio durante el periodo nazi pero si la escribimos en minúscula podemos referirnos a otros genocidios históricos antigitanos: la Gran Redada en España o la orden del Emperador Maximiliano I de disparar a todos los hombres gitanos o la de Friedrich-Wilhelm I de Prusia de atrapar y ahorcar a los hombres y mujeres gitanos.

Como bien dice el Tío Ian no podemos aceptar esa cifra como un hecho demostrado ya que la documentación no ha sido bien analizada ni existe una política de promoción de la investigación en torno al Samudaripen. Según el propio Profesor Hancock, la cifra de víctimas probablemente asciende al doble o al triple.

1943-sidonie-adlersburg3
Sidonie Adlesburg, murió enferma el 6 de agosto de 1943 en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau

Ese intento de minorar la cifra de víctimas responde claramente a los objetivos del antigitanismo y sirve para postergar, para marginar a los Rroma actuales, incluidas las víctimas, incluso de los actos oficiales de conmemoración del Holocausto. Así mismo, el lugar destinado a la memoria gitana dentro de los museos del Holocausto es mínimo.

Aún no hay un listado de víctimas gitanas. Sólo listas parciales y no en todos los campos de concentración o exterminio se conocen esas listas.

La negación del Samudaripen y su no reconocimiento, forma parte del antigitanismo, no lo dudes ni un segundo.

En este sentido, España aún no ha reconocido oficialmente que los gitanos fueran víctimas del genocidio llevado a cabo por los nazis. Sí que se conmemora el 27 de enero como Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad pero el acuerdo del Consejo de Ministros no menciona a las víctimas gitanas.

Desde hace algunos años, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad organiza en colaboración con el Consejo Estatal del Pueblo Gitano un Memorial del Samudaripen pero este acto no tiene un anclaje institucional de manera que depende exclusivamente de la voluntad política.

Por otro lado, el antisemitismo sí aparece explícitamente mencionado en el Código Penal tanto en su condición de agravante general como en las conductas tipificadas como delito de odio o delito de discriminación. Mientras que el antigitanismo ni se menciona.

Auschwitz fue el peor de los campos de exterminio pero hubo otros: Belzec, Chelmno, Jasenovac, Sobibor, Treblinka… Incluso hubo campos de concentración específicos para gitanos y gitanas como Hodonin y Lety.

El Zigeunerlager (campo gitano), un campo específico para familias gitanas situado en Birkenau, dentro del complejo de Auschwitz, fue creado por un decreto de Himmler en diciembre de 1942. Allí estuvieron cautivos cerca de 23.000 gitanas y gitanos. Unos 13.000 procedían de Alemania, Austria y otros países controlados por el Tercer Reich o que colaboraban con el mismo. Entre los meses de abril y julio de 1944, unos 3.500 gitanas y gitanos fueron transferidos a otros campos. Algunos de ellos y ellas sobrevivieron al suplicio de la persecución, pero el 85% de las y los que fueron transportados y transportadas originalmente a Auschwitz-Birkenau fueron finalmente exterminadas y exterminados, según nos cuenta el Tío Andzrej Mirga.

El 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas liberaron el campo de exterminio de Auschwitz. Entre los 7000 supervivientes no hubo ninguna gitana ni ningún gitano: unos meses antes de la liberación, la noche del 2 de agosto de 1944, los 2.897 gitanos y gitanas de todas las edades que quedaban en el denominado “Zigeunerlager”, que para ese entonces ya habían sufrido todas las atrocidades posibles, fueron asesinados en las cámaras de gas.

Hubo un intento anterior de liquidar el campo de familias gitanas el 16 de mayo de 1944 y que recordamos como el Día de la Resistencia ya que una rebelión de las gitanas y los gitanos impidió que los malditos nazis llevaran a cabo su plan de exterminio aquel día.

Por tanto, el 2 de agosto recuerda la mayor matanza antigitana jamás cometida.

Desde 1994, las organizaciones gitanas, sobre todo de Polonia, conmemoran el 2 de agosto como el Día en Memoria del Samudaripen. Esta reivindicación ha sido finalmente asumida por el Parlamento Europeo que en abril de 2015 aprobó la Resolución declarando el 2 de Agosto como Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Samudaripen

En nuestro blog hemos hablado de algunos supervivientes como Philomena Franz, Mateo Maximoff  y Ceija Stojka.

Y también hemos contado ya algunos episodios terribles como la historia de Eduard Friedrich, la del Convoy Z  o la de la Noche de los Cristales Rotos.

Estos son los libros en español que pueden ayudar a conocer más en profundidad el Samudaripen y que están aún disponibles en las librerías:

Samudaripen 1

Gitanos bajo la Cruz Gamada de Donald Kenrick y Grattan Puxon (ISBN: 8487347169), lo vende la Editorial Presencia Gitana al módico precio de 10,52 eurunos. Un documento fundamental.

Un gitano en Auschwitz de Otto Rosenberg. Amaranto Editores (ISBN: 9788493145750). 17,10 Euros. Se trata de la transcripción hecha en 1995 por un periodista de los recuerdos de infancia de Otto Rosenberg, un gitano que fue deportado a Auschwitz con toda su familia, cuando tenía 15 años.

El campeón prohibido de Dario Fo. Editorial Siruela (ISBN: 9788416964307). 17,05 euros. Relato novelado de la vida de Johann Trollman “Rukeli” el gitano campeón de boxeo que fue despojado de su título y finalmente asesinado en un campo de concentración.

Cine y Porrajmos es un blog donde puedes encontrar un puñado de referencias de películas sobre el Samudaripen.

Y estas son las películas que están accesibles Y los violines dejaron de sonar  y Liberté de Tony Gatlif, que lamentablemente no está en español.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s