Imagen

6 Canciones en romanó

Una canción es una composición musical para voz. Se puede cantar sin emitir palabras pero lo habitual es que las canciones sean también composiciones literarias, poéticas. Por eso, dentro del homenaje que durante este mes de noviembre estamos haciendo a nuestra lengua madre, amari dajaqi ćhib, al romanó, hoy os ofrecemos 6 canciones gitanas. Unas tradicionales, de las cuales la memoria de su autoría se pierde en la noche de los tiempos, y, otras más recientes, de autor o autora conocidos. Os las ofrecemos escritas en diferentes alfabetos y en el alfabeto oficial romanó aprobado en el IV Congreso Mundial Gitano (Varsovia, 1990) para que podáis elegir cómo os gustan más y también os las ofrecemos en las voces de quienes más nos gustan para que las disfrutéis.

Además hoy os ofrecemos una oportunidad: si eres artista y estás interesada o interesado en cantar en romanó, nosotros te ayudamos. Hemos trabajado con artistas gitanos en diversas ocasiones y hemos transcrito para ellos y ellas algunas canciones para que pudieran cantarlas en romanó aunque no supieran hablar romanó. La experiencia siempre ha sido enriquecedora.

GREECE. Epirus, Parakalamos. A gipsy musician. 1993.

Nikos Economopoulos, Magnum Photos, Parakalamos (Epirus, Grecia). Un músico gitano. 1993

Jastar amenge dur es una canción tradicional gitana de Grecia que ha sido popularizada por Kostas Pavlidis, uno de los más famosos cantantes gitanos de aquella tierra, pero que ha sido versionada por otros muchos y otras muchas cantantes.

Aquí tenéis la versión que aparece en el libreto del disco.

descargajastar amenge dur,

konikt te na tzane

konikt te na dike,

drapkerkome kte pie.

jastar amenge dur,

konikt te na tzane

konikt te na dike,

drapkerkome kte pie.

ke mpousta mapa parnteman

kale mange sukaria kar,

gia bout bari dieman

in tzanaf, so te keraf.

ke mpousta mapa parnteman

kale mange sukaria kar,

gia bout bari dieman

in tzanaf, so te keraf.

Aquí tenéis la versión adaptada al alfabeto oficial que hemos preparado especialmente para vosotras y vosotros.

Ʒastar amenqe dur

Ʒas tar amenqe dur

Konik te na zanel

Konik te na dikhel

Drab kerko mekh te piel

Te vuśta man phabarde man

Xale man te śukar jakha

Jag but bari die man

In zanav so te kerav

Y esta es la traducción al español, que también es nuestra.

¡Vámonos lejos!

¡Vámonos lejos!

Donde nadie lo sepa

Donde nadie nos vea

Donde nos dejen beber el veneno amargo

Tus labios me han abrasado

Tus hermosos ojos me han devorado

Me ha incendiado la pasión

No sé qué ya qué hacer

Kemana baśal e Rromenqe, el violín suena para los gitanos, es una canción tradicional gitana macedonia que es santo y seña de una muy apreciada cantante llamada Djansever Dalipova y que también ha sido interpretada por otras muchas cantantes y otros muchos cantantes.

R-7418978-1441130713-1328.jpegLa escuché la primera vez que viajé a Sutka, la gitanería más populosa del mundo. Pregunté a los gitanos de allí ¿qué artista les gustaba más? Y todos me aconsejaron a Djansever. Así que adquirí una de sus casettes (sí, sí, fue hace mucho, mucho tiempo ¡siñelo mu pureta!) y casi, casi que la desgasté de tanto oírla. En esa casette la autoría de la letra se le adjudica a Neždet Mustafa mientras que la música se la adjudican a Ahmet Rasimov y Ferus Mustafov ¿quién sabe?

 

Os la ofrecemos en la versión transcrita por nosotros al alfabeto oficial y a continuación os damos una traducción que elaboré para el nº 8 de la revista Archione (Madrid, 1994).

Kemàna Baśal e Rromenqe 

Kemàna baśal e Rromenqe

Ʒangav amaro suno

Rovlăr amaro dives

Ʒangav amari pakiv

Aśunen la, Rromalen!

O rată, o berśa

So akharèla o phralipen amaro

Aśunen e kemàna, Rromalen!

Ah! So śukar bre ćhavalen!

Voj mangel o phralipen

te biandŏl o nevo kham

El violín suena para los Gitanos

El violín suena para los Gitanos

Desvela nuestro sueño

Haz llorar nuestros días

Desvela nuestra inocencia

 Escuchad, Gitanos,

Las noches, los años

Que llaman a nuestra hermandad

 Escuchad el violín, Gitanos,

¡Ah! ¡Qué hermoso, muchachos!

Él quiere la hermandad

Para que nazca un nuevo sol

1200px-Šaban_Bajramović,_Niš_2010

Monumento en memoria de Saban Bajramovic (Nis, Serbia)

Śaban Bajramović ¡Dios lo tenga en su Gloria! es el cantante gitano Serbio más famoso. También alcanzó la fama internacional aunque ya le cogió de mayor. De él se encuentran magníficas grabaciones. I Barval phurdèla, el viento sopla, es una de las canciones que más me gustan. Tanto la música como la letra las compuso el propio Śaban.

Así es como escriben la letra en el libreto del disco.

I balval purdela

I balval purdela chaje,
O brshnd perela.
Me tut adzukarava chaje,
Mande te ave.

Aaa tuke ka merav
Aaa Sona aveja

Sa bandjova pe ulica,
Tut me dzakerava,
A tu na aveja chaje,
Tuke ka merav.

Dikava tut sar aveja,
Pe mande asaja,
Me prastava anglal tute,
Te chumide man.

Aaa tuke ka merav
Aaa Sona aveja

Y así se escribe en el alfabeto oficial

I balval phurdèla

I balval phurdèla, ćhaje!

O briśind perèla.

Me tut aȝukeràva, ćhaje,

Manθe te aves.

Aaa Sòna avèja

Sa bandŏva pe ulica,

Tut me ȝakerava,

A tu na avèja, ćhaje,

Tuqe ka merav!

Dikhàva tut sar avèja,

Pe manθe asàja,

Me prastàva anglal tuθe.

Te ćumide man!

Aaa tuqe ka merav

Aaa Sòna avèja

Y esta es la traducción que os hemos preparado

saban-bajramovic

Šaban Bajramović Por Mustapha Boutadjine  París, 2012, collage, 130 x 95 cm

El viento sopla

El viento sopla, chavorrilla,

La lluvia cae

Te esperaba, niña,

Que vinieras a mí

Ay, por ti muero

Sona vendrá

Todo se bambolea en la calle

Te esperaba

Y tú no llegabas, chiquilla,

Por ti moriré

Te veo llegar

Y la sonrisa me invade

Corro a por ti

¡Ay si me besara!

¡Ay! ¡Por ti muero!

¡Sona vendrá!

La siguiente canción, Jag bari, es muy antigua. De hecho, forma parte del Manuscrito Uhrovska, que está fechado en 1730. Este manuscrito fue descubierto a mediados de los años cincuenta del siglo pasado y contiene una colección de 350 partituras de canciones tradicionales y populares de Centroeuropa entre las que se incluyen un buen número de canciones gitanas. No se sabe quién lo escribió ni con qué propósito. Lo más sorprendente de Jag bari es que ha sobrevivido en el seno de la propia comunidad gitana con independencia del Manuscrito.

popup

Un fragmento del manuscrito Uhrovska

Esta es la versión que la Fanfare Ciocărlia de Rumania ofrece en el libreto del disco pero que no se corresponde exactamente con lo que realmente cantan ¡Asuntos de Egipto!

Fanfare_Iag_Bari_coverIag bari

Iag bari, iag Bari
Tu de mange me mo gi
Tu mudar me dui iaga
Ri co tuce incarman
Te maraman lasa
To dole ogesa
Te gule ustesa
Aptar me mo gi
S-ar celes s-ar diles
Li andar co gi roves
Sostar mandar mudares
Sostar mandar barvares
Te maraman lasa
To dole ogesa
Te gule ustesa
Aptar me mo gi

Así es como se escribe en el alfabeto oficial.

Jag bari

Jag bari, jag bari

Tu de manqe me mo ogi

Tu mudar me duj jaga

Ri ko tuqe inkarman

Te maran man laça

Te dole vogeça

Te gudle vusteça

Aptar me mo ogi

Sar keles, sar diles

Li andar ko ogi roves

Sosθar manθar mudares

Sosθar manθar barvares

Te maran man laça

Te dole vogeça

Te gudle vusteça

Y esta es la traducción que os ofrecemos

Pasión

Pasión, fuego ardiente

Has dado a mi alma

Me has matado con tus ojos

Para ti vivo

Que me maten con ella

Con su aliento

Con sus dulces labios

Llena mi alma

Como baila, como me enloquece

Tomas mi alma y la haces llorar

Porque me matas

Porque me enriqueces

Que me maten con ella

Con su aliento

Con sus dulces labios

Llena mi alma

La Fanfare Ciocărla junto con el grupo de gitanos franceses Koloome hicieron una versión en español que se incluyó en su disco Queens and kings.

1200x630bb

¡Qué dolor! 

¡Qué dolor, qué dolor!
¿Por qué te fuiste de mí?
¡Qué dolor, qué dolor,
ya no volverás a mí! (x2)

Me hiciste promesas,
no cumpliste ninguna.
Te fuiste de casa
sin razón ninguna. (x2)

¡Qué dolor, qué dolor!
¿Por qué te fuiste de mí?
¡Qué dolor, qué dolor,
ya no volverás a mí! (x2)

Ya no vivo sin ti,
no vivas lejos de mí.
Ya no vivo sin ti,
¿Cuándo volverás a mí? (x2)

Me hiciste promesas,
no cumpliste ninguna.
Te fuiste de casa
sin razón ninguna. (x2)

Ya no vivo sin ti… (x4)

Me hiciste promesas,
no cumpliste ninguna.
Te fuiste de casa
sin razón ninguna. (x2)

¡Qué dolor, qué dolor!

Y para terminar os ofrecemos la canción en romanó que más le gusta a Silvia (ya sabéis que vivo por ella y no puedo negarme a nada que me pida) Paśo panŏrri de Vera Bila, cantante maravillosa de la República Checa.

Así viene escrita en el disco.

11961289_800_800Paš o paňori

Paš o paňori

čhajori romaňi

me la igen kamav

Paš o paňori

čhajori romaňi

me la igen kamav

Joj mamo, joj mamo

de man paňi, mamo

de man paňi, mamo

de man paňi.

Joj mamo, joj mamo

de man paňi, mamo

de man paňi, mamo

de man paňi

Paš o paňori

bešelas korkori

pre ma užarelas

Paš o paňori

bešelas korkori

pre ma užarelas

Joj mamo, joj mamo

de man paňi, mamo

de man paňi, mamo

de man paňi

Y así se escribe en el alfabeto oficial

Paś o panŏrri

Paś o panŏrri

ćhajorri rromani

me la ihen kamav

Paś o panŏrri

ćhajorri rromani

me la ihen kamav

Joj mamo, joj mamo

de man pani, mamo

de man pani, mamo

de man pani.

Joj mamo, joj mamo

de man pani, mamo

de man pani, mamo

de man pani

Paś o panŏrri

beśèlas korkori

pre ma uźarèlas

Paś o panŏrri

beśèlas korkori

pre ma uźarèlas

Joj mamo, joj mamo

de man pani, mamo

de man pani, mamo

de man pani

2017-02-17-romska-pesem-romano-horo-68724

Y esta es la traducción que os regalamos.

Al lado del arroyo

Al lado del arroyo

Hay una niña gitana

La quiero demasiado

Al lado del arroyo

Hay una niña gitana

La quiero demasiado

Oh mama, oh mama

Oh mama, oh mama

Dame agua, la mama

Dame agua, la mama

Dame agua.

Oh mama, oh mama

Dame agua, la mama

Dame agua, la mama

Dame agua.

Al lado del arroyo

Está solica

Y se está lavando

Al lado del arroyo

Está solica

Y se está lavando

Oh mama, oh mama

Dame agua, la mama

Dame agua, la mama

Dame agua.

*Todas las canciones de las que hablamos puedes escucharlas pinchando en los nombres que están en rojo

* Si quieres compartir cualquier artículo de nuestro blog,  no olvides citarnos:  Autor/ dirección del sitio y en redes sociales @GitanizandoWorl

 

Anuncios
Imagen

Dos cuentos gitanos

El pasado día 5 de noviembre se celebró el Día Internacional de la Lengua Gitana y con tal motivo, durante este mes de noviembre vamos a ir publicando textos literarios en romanó como homenaje a nuestra querida lengua. Empezaremos con un par de cuentos tradicionales gitanos en los cuales la sagacidad gitana triunfa. Fueron recopilados por Marcel Courthiade quien los utilizaba como materiales de apoyo en sus clases de romanó. Sí, tuve la fortuna de aprender con él. Están escritos utilizando el alfabeto oficial aprobado en el IV Congreso Mundial Gitano (Varsovia, 1990) y la traducción es mía, libre y literaria que no literal, y he intentado que suene al español que hablamos los calós del centro peninsular.

00ddbe10-e7bb-4e40-bbc9-c5760efb86ee

Gitana con un niño (Joan Cardona i Lladós, Hacia 1929. Óleo sobre lienzo, 99 x 81 cm. Museo Nacional de Arte de Cataluña)

Xav marro, xal manθar, telal manθe xan ta opral manθe xan

Sas jekh rromni thaj laqo rrom sas ando phanlipen. Voj aćhili kòrkori pe tiknençar. Sar ka parvarel len? But pharo ondilo laqe birromesqo. Jekh dives maśkar e divesa, voj ustili, lila pe ćhavorres tiknes ta geli ki kris e dizǎqi te pućhel:

— Dikhen man cìra, rajalen barealen! Aćhilem kòrkori deśe ćhavençar ta bimaresqo. Keren manqe laćhipen, mukhen me rromes!

O baro e krisǎqo phendǎ laqe:

— Śun rromiene, te arakhes jekh pućhipen manqe sar te nasti dav tut lav mukhav te rromes.

Na 3andǎ i rromni so te pućhel, voj geli tar rovindor. Kaj ka arakhel asavo pućhipen? But 3anglo si o baro e krisǎqo! Vov ka arakhel o lav e pućhipnasqo!

Ko drom, i rromni nakhel jekh phurt ta beśel pesqe tele, khindi ta bokhali. O ćhavorro mangel ćući. Beśel pesqe i rromni, del ćući e ćhavorres ta xal pesqo marro. E pursuka, save peren ko pani, xan len e maćhe. Aven trujal laθe vi e ćirikla bokhale. I rromni, laćheilesqiri, del vi len cìrra marro. Vi xal, vi del ta o pućhipen arakhel.

3al palem i rromni ki kris ta pućhel e bares:

—Rajeana barea, so isi akava? Me xav marro, manθar xal, telal manθe xan ta upral manθe xan. So isi?

Na 3anel o baro raj e krisǎqo. I rromni del les o garavdo lav:

— Me som, rajeana: xav marro ki phurt ta dav ćući e ćhavorres: ov xal manθar. E maćhe xan telal manθe e pursuka so peren ta e ćirikla xan e pursuka so dav len. Ale o lav e pućhimasqo!

Dikhlǎs o baro raj e krisǎqo so i rromni si but godǎver ta na xoxavel. Lel e klidǎ ta putrel e rromesqe.

 

H0046-L03271269

Gitana con niño (Hermen Anglada i Camarasa, 1925, óleo sobre lienzo, 70 x 55 cm)

Como, comen de mí, debajo de mí comen y encima de mí comen

Érase una vez una calí cuyo ron estiñaba estardó. Vivía solica con sus chavorrillos. ¿Cómo darles de jayar? Esa era su única preocupación. Le resultaba muy difícil sin la ayuda de su maridico. Un día entre los días, se levantó, cogió al niño más pequeño y fue al juzgado a pedir que liberasen a su marío.

— ¡Mírenme un momento, grandes señores! Estoy solica en el mundo, con diez hijicos que mantener ¡Hagan el favor de soltar a mi marío!

El juez decano la escuchó y le dijo:

— Escucha gitanilla, si encuentras una adivinanza cuya respuesta yo ignore, liberaré a tu marido.

La gitanica no supo qué preguntarle y se marchó llorando ¿Dónde encontraré una adivinanza que el juez no sepa? ¡El juez decano es muy sabio! ¡Sabrá todas las respuestas! Estos eran sus pensamientos.

Por el camino de vuelta a casa, la gitanica pasó por un puente y se sentó allí ya que estaba cansaíca y hambrienta. También el bebé quería ya mamar. Se sentó, le dio de mamar al niño y mientras le daba de mamar, se comió un cachico de pan que llevaba. Las miguicas que caían al río se las comían los peces. Y a su alrededor se arremolinaban los pajaricos hambrientos. La gitanica, de buen corazón, les daba cachicos de pan también a ellos. Comía, daba de comer y la adivinanza así encontró.

Volvió al juzgado y le preguntó al juez decano:

— Gran señor ¿Qué significa esto? Como, comen de mí, debajo de mí comen y encima de mí comen ¿Qué es?

No supo contestar el juez decano. Y la gitanica le dijo la respuesta de aquel acertijo:

— Soy yo, señor: como en el puente mientras doy de mamar a mi bebé, él come de mí. Los peces comen debajo de mí las miguicas que caen al agua y los pájaros comen los trocicos de pan que les doy ¡Esta es la respuesta a la pregunta que le hice!

Comprendió entonces el juez decano que la gitanica era muy inteligente y que no mentía. Cogió las llaves y liberó al gitanico.

36982-original

O Rrom, o Phuro ta e duj pirǎ

Sas jekh Rrom deśe ćhavorrençar. Jekh dives maśkar e divesa, lesqi rromni phendǎ lesqe: Barǒn amare tikne, na resel vèke i piri tikni, trobal amenqe jekh bari. 3a kin jekh piri bareder.

Te 3al te kinel, śukar, numaj nane len love! Sar ka keren?

A sas vi jekh gavutno phuro, sas les jekh piri bari a ov kòrkoro beśel sas. Sar ka paruvel o Rrom e duj pirǎ?

Jekh dives 3al ko Phuro ta phenel lesqe: Śun Phureana, śaj te mukhes manqe 3i taśiàra ti bari piri, so aven manqe manuśa? Irinav la tuqe taśiàra javinaθe.

O Phuro, sosqe ma te del? Ka irinel o Rrom. Ov del i piri. O aver dives, anel o Rrom vi i tikni piri thaj phenel e Phuresqe: Dikh, Phurea, na mothodǎn manqe so ti piri sas khamni. Àke biandǎ ćhaves. Anav tuqe vi e daj vi e ćhaves…

O Phuro porǎvel pe jakha, ma na vakerel khanć. Sosqe ma te lel e duj pirǎ, bi lovenqo? Ta xoxavel e Rromes: Ćaćes –phenel-, bisterdǒm te phenav tuqe so si khamni. Sas la baro per. Śukar so biandǎ saste ćhaves…

Palo kurko, o Rrom 3al palem ko Phuro thaj rodèla lesθar palem i bari piri so aven lesqe manuśa. O Phuro del i bari piri so godisarel so palem ka bianel i piri… Àma, o aver dives, avel o Rrom ćuće vastençar ta phenel e Phuresqe: Oh Phureana, na mothodǎn so sas nasvali ti piri: irat muli!

O Phuro lel te kuśel: Sar? Muli mi piri? Xoxaves, nasti i piri te merel, nane manuś, na paćav tut, xoxaves man…

Àma, bre Phureana -irinel lesqe o Rrom-, paćàndilan so biandǎ sar na paćas akana so muli?

O Phuro la3àndilo ta na 3andǎ so te vakerel.

Gaja, o Rrom paruvdǎ e duj pirǎ bi pućhlo e Phures…

descarga

Gitano arreglando cacharros. 1892. Hungría. Foto de László Schabinszky

El gitano, el viejo y las dos ollas

Érase una vez un gitanico que terelaba diez chavorrós. Un día entre los días, su mujercica le penó: los niños se han hecho grandes y la pirí se nos ha quedado chinorreta. Necesitamos una olla grande. Ve a quinar una olla más barí.

Iría a comprarla pero ¡no tenía jalleres! ¿Qué hará entonces?

Al laíco había un vecino pureta que tenía una olla grande y vivía solo ¿Cómo cambiará el caló ambas ollas?

Un día fue a donde el viejo y le dijo: Escucha, viejito ¿podrías prestarme hasta mañana tu olla? Es que viene mi familia, sabes. Te la devolveré mañana por la mañana.

El viejo pensó ¿Por qué no prestarle la olla? Si me la devolverá mañana. Y le prestó la olla. Al día siguiente volvió el caló con la olla grande y la olla pequeña y le puchó al viejo: Mira, viejo, no me contaste que tu olla estaba embarazada. Ha parido. Aquí te traigo a la madre y a la hijita…

El viejo abrió sus ojos de par en par pero no dijo nada ¿Por qué no iba a coger las dos ollas si la pequeña le salía gratis?

Y mintió al gitano diciendo: Es cierto -le dijo-, olvidé decirte que estaba embarazada. Tenía una gran panza ¡Qué bien! que ha dado a luz una ollita sana…

A la semana siguiente, el caló chaló nuevamente a la quer del puró y le solicitó de nuevo su olla grande diciéndole que volvía a tener invitados. El viejo le prestó la gran olla pensando que nuevamente pariría… Pero al día siguiente el gitano apareció con las manos vacías y le dijo al viejo: ¡Oh! Viejito, no me dijiste que tu olla estaba enferma ¡anoche murió!

Entonces el viejo empezó a gritar: ¿Cómo? ¿Mi olla ha muerto? ¡Mientes! Las ollas no mueren, no son como las personas ¡No te creo! ¡Me engañas!

Pero, hombre -le contestó el gitano- ¡¿Creíste que había parido y ahora no te crees que haya muerto?!

El viejo, avergonzado, no supo qué decir y así el gitano consiguió cambiar las dos ollas pelo a pelo, es decir, sin pagarle un dinerillo de más.

aesza_03_bada_002

Expectantes (Márta Bada, 1994)

Imagen

Concurso del Dia Internacional de la Lengua Gitana #GitanizandoelMundo

Sello

Con motivo de la celebración del 5 de Noviembre,  Maśkarthemutno Rromani Ćhibăqo Dives/Día Internacional de la Lengua Gitana, queremos haceros un poquito más partícipes de nuestro blog, de esta pretensión nuestra, de esta ilusión, de este activismo en el que “Pretendemos gitanizar el mundo”.

Queremos premiar vuestra fidelidad y regalaros el libro bilingüe romanó-castellano “Bi Kheresqo bi Limoresqo/Sin Casa y sin Tumba” original de Rajko DJuric y con traducción de Nicolás Jiménez.

Portada

Rajko Duric (Yugoslavia, 1947) es el poeta gitano vivo más importante. Licenciado en filosofía, doctor en sociología, periodista, escritor, guionista de cine, poeta, activista, político. Ha sido traducido a diversas lenguas y, por fin, al español. Se le han otorgado numerosos premios como el Tucholsky (PEN Club de Suecia, 2002) y el Cultura Gitana (Instituto de Cultura Gitana de España, 2010). Su obra, tanto académica como artística, se centra en la historia y la cultura gitana. Así pretende mostrar que los gitanos, incluso carentes de un territorio, han sabido preservar su verdadera identidad.rdjuric-gernika1

Su poesía, inspirada en la temática social ligada al romipén, a la gitanidad, se concreta en una forma hermética, preñada de metáforas que transcienden nuestra consciencia para dolernos en el alma como el acero de una siguiriya gitana.

Para conseguir tu ejemplar solo tienes que contestar a una pregunta, que siendo seguidor o seguidora de nuestro blog, no va a resultarte difícil. Además es imprescindible ser seguidora o seguidor de nuestro blog y compartir esta entrada en redes sociales (Twiter, Facebook…)

Para contestar a la pregunta puedes:

Tenéis de plazo hasta el 5 de Noviembre y será entonces cuando enviaremos el libro a todas las personas participantes.

Y sin más dilación, aquí va la pregunta.

¿Cómo harías este mundo más gitano? Es decir ¿Cómo gitanizarías este mundo?

Cartel

Imagen

El amor como arma de resistencia

Juana, Rosalía, Lucía y cuantas gitanas ha habido antes que nosotras:

Te na bistras tumare anava! ¡Vuestros nombres serán nuestra memoria!

Aquel miércoles, 29 de Julio, Juana, la viuda de Baltasar de Vargas, echaba el rato a la fresca. Sentada en su silla de enea delante de la puerta de su casa. Conversando con las otras gitanas del barrio gitano de Orihuela  ‒sí, ese mismo barrio donde siglos después nacería un cabrero poeta que sembró los vientos del pueblo de libertad y que se llamó Miguel Hernández.

Trenzaban pitas de esparto mientras charlaban. Juana de Vargas de vez en cuando levantaba la mirada para ver dónde paraba Lucía que jugaba con las otras niñas, primas y vecinas, que conocía de toda la vida. Juana de Vargas, abuela de Lucía, se conservaba estupendamente. Tenía la avanzada edad de 64 años, para ser gitana y mujer, en 1749, había vivido muchos años y todavía le quedaban fuerzas para jugar con su nieta, trabajar, cuidar de sus hijas y mucho más.

aab70ffe-4329-4818-b49f-b645c6b5be15

Echó un trago al búcaro para refrescarse y pensó que Rosalía, su hija, a esas hora debía de estar amamantando a Francisco de Paula para dormirle. Rosalía vivía en Alicante con su marido Nicolás, acababan de tener un bebé y Lucía había querido quedarse con ella. Aunque cerca de la casa de sus padres había mar, no era costumbre ni aconsejable entonces bañarse en esas aguas procelosas. A Lucía le encantaba estar con su abuela, quien la enseñaba muchas cosas y además pasaban el día en el Rio Segura, el río de Orihuela, con sus tías y primas. Lucía jugaba alegremente ignorando por completo lo que su destino, escrito y dictaminado por hombres payos poderosos, le deparaba.

Todo se fraguó en secreto. El Marqués de la Ensenada, Zenón de Somodevilla ‒¡Qué hasta el nombre lo tenía feo, el desgraciao!‒, instigado, ayudado, correspondido, apoyado en todo momento por Don Gaspar Vázquez de Tablada, Obispo de Oviedo por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica ‒por muchas vidas que vivan los joíos curas del carajo no gastarán jamás tiempo suficiente para pedir perdón por todo el daño que le han causado a la humana especie. He dicho‒ y presidente del máximo órgano legislativo, el Consejo de Castilla, ambos como digo, habían urdido la trama, organizado todo y siempre en connivencia absoluta con el Rey Fernando VI de España, llamado «el Prudente» o «el Justo» ¡Qué gracia tuvo quien le puso el apodo! ¡Quiera el universo y todas las fuerzas de las mujeres que me han precedido que estos tres malditos no hallen descanso jamás y vaguen eternamente condenados!

Por cierto, que este Rey Fernando VI era el noveno abuelo del Felipe que ahora reina pero no gobierna y cobra un sueldazo por ello: Felipe, hermoso, tú que vas de moderno e incluso has desposado a una divorciada plebeya ¿a qué coño esperas pa’ pedir perdón por todo lo que tus malos muertos le hicieron a los míos?

Don Zenón, como decía, había dado la orden y lo tenía todo preparado para que esa noche todas las gitanas y todos los gitanos de España ¡entre 9000 y 12000! fueran capturadas y capturados. Aquella redada, la Gran Redada, tenía el objetivo declarado de “exterminar a tan perniciosa raza”.

Y mientras se extinguía esa “raza” perniciosa,  les sacarían el saín, todo el provecho que pudieran: los hombres servirían de mano de obra esclava para reconstruir la armada española en los arsenales de marina y las mujeres servirían en “labores propias de mujeres” en hospicios y casas de misericordia. Sí, sí, separados para extinguirlos, separadas las mujeres gitanas de sus hombres para que no hubieran más gitanillas ni gitanillos en el Reino.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entre chistes y veras, preguntando por la faena, hablando de las hijas y los hijos, pasaba plácida la anochecida. No tenían ni idea de que a las afueras de su pueblo, de su Orihuelica del Señor, esperaba un destacamento especialmente dispuesto, venido de Valencia, para capturarlas a ellas y capturarlos a todos, los gitanos y las gitanas. Nadie conocía el propósito de la tropa allí destacada. Ni las autoridades locales. El joío Marqués no confiaba en que los alguaciles o los alcaldes fueran a mantener el secreto de su operación. Creía que avisarían a sus vecinos gitanos para facilitar su huida. Es posible que eso hubiera ocurrido. Los muchos años de convivencia o vivencia en cercanía habrían, seguro, propiciado amistades y amores y relaciones comerciales y de todo tipo y es posible que aquellos gachós de los pueblos que no estaban tan maleados como los de la Corte hubieran ayudado a sus vecinos gitanos. Es posible digo. No lo sé:

Yo no recuerdo tan siquiera el leve

                               apretón de otra mano fatigada.

                                                                              Solo el látigo

                                                                                              Dejó dicho el poeta José Heredia

 

Toda España sería testigo del intento de genocidio. La Gran Redada se llevó a cabo en todo el Reino. A la vez. A las doce de la noche, tal y como lo había previsto el dichoso Marqués, los comandantes de los destacamentos abrieron el sobre lacrado que contenía las órdenes.

En Orihuela se dirigieron a la Calle de los Gitanos. Lo tuvieron fácil. Rodearon el barrio y acometieron, casa por casa, hasta sacar a cada una de las gitanas y a cada uno de los gitanos. Los reunieron en la plaza de abajo y los condujeron, a pie ¡¡¡80 kilómetros!!! hasta el Castillo de Santa Bárbara, en la capital, en Alicante ¡¡la mellor terreta del mon!!

IMG_20170308_211430

Manifestacion 8 de Marzo en Alicante

El 30 de julio por la tarde, tras caminar más de 15 horas, llegaron al Castillo de Alicante. Allí pasaron la noche. Se les repartió agua y pan. A la mañana siguiente, las gitanas, sus chavorrillos de menos de 7 años y sus chavorrillas, todas, fueron conducidas, también andando al Castillo de Denia ¡Otros 80 largos kilómetros!

En el Reino de Valencia, el Castillo de Denia y posteriormente el Castillo de Gandía sirvieron de depósito transitorio para las mujeres gitanas. Mientras que el Castillo de Santa Bárbara de Alicante fue el depósito para los hombres y niños de más de 7 años, edad en la que entonces eran destetados. Desde el año pasado y fruto de los esfuerzos de la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana, una placa en la Plaza de Armas del Castillo los recuerda, nos recuerda a todas y todos el terrible destino al que fueron sometidos aquellos 261 gitanos solo por ser gitanos.

Posteriormente, los hombres capturados en el Reino de Valencia serían enviados al Arsenal de Cartagena a fabricar barcos para la Armada de su Majestad ¡Mal reposo tenga! Y las mujeres, mis antepasadas, gitanas como yo, fueron enviadas al Hospital del Rey en la ciudad de Valencia donde atenderían a los enfermos y lavarían sus ropas y sábanas. Las niñas, según los planes de Ensenada y Vázquez de Tablada, aprenderían a coser y serían enviadas a casas de familias principales para que sirvieran en ellas. Sí, sí, como esclavas. Luego hay quién se pregunta de dónde le vienen los privilegios a los capitalistas: aquí está lo que el payo Marx llamó acumulación originaria del capital.

En Andalucía, las gitanas capturadas fueron enviadas a Málaga donde la falta de previsión del Marqués (no previó que hubiera tantas gitanas en Andalucía) hizo que hubiera que cerrar dos calles para alojar allí a las prisioneras. Después, esas pobres gitanas de Málaga fueron conducidas en barco a Tortosa (Tarragona) y desde allí caminando ¡¡200 kilómetros!! a Zaragoza, a la Real Casa de Misericordia.

Más de 600 mujeres  gitanas, con sus niñas y sus niños fueron encarceladas en la Real Casa de Misericordia de Zaragoza.

Los hombres gitanos andaluces fueron conducidos al Arsenal de la Carraca (Cádiz) y, nuevamente, como eran muchos, una parte fue conducida a La Coruña donde tenía su graciosa Majestad una fábrica de velas para sus barcos de guerra. Por desgracia, uno de los barcos que llevaba a los prisioneros gitanos naufragó y el mar se tragó a cientos de los nuestros.

El destino, como ya digo, era claro para los hombres: una muerte segura, condenados a trabajos forzados en los arsenales de Marina. Pero los gitanos se resistieron, se amotinaron, se fugaron…

El fin de las mujeres no era tan claro. Hasta para lo malo las mujeres siempre salimos perdiendo. Ni previsión de resistencia. Ni eso tuvieron en cuenta para nosotras.  Presumían el Marqués, el Obispo, el Rey y sus secuaces, que las mujeres se extinguirían sin más; que no darían problemas; que las niñas gitanas serían reconducidas como servidoras esclavas de las familias acomodadas. Creían estos señores que nuestras mujeres y nuestras niñas, serían sumisas.

FB_IMG_1501378708398

Conmemoración a las victimas de la Gran Redada 2017 Alicante

Muy al contrario, las mujeres gitanas encarceladas en la Real Casa de Misericordia de Zaragoza no fueron dóciles ni sumisas. Iban con sus hijas y sus hijos y se defendieron rabiosamente:  «El deseo de volver a su libertad las hace tan resueltas y aún despechadas que es raro el día que no cometen uno u otro atentado, lo que nos induce al prudente recelo de que se extienda su arrojo y temeridad de dar fuego a la casa para frustrar nuestra providencia».

Cientos de cartas llegaban al Marqués de la Ensenada de parecido tenor: las mujeres se rebelaban; inundaban los pozos; iban desnudas por la Casa; hiriendo violentamente el pudor de los curas y monjas; evitando las misas o los trabajos forzados.

Lo que nadie se atrevió a contarle al Marqués era el temor a otros males que sentía el vicario de la Casa: «algunas cosas que se notaba en las gitanas, de juegos entre ellas, indecentes y feos, y que, como entre éstas hay muchas chicas, podría trascender este escándalo y ocasionar estrago entre ellas» ¡Ay, los curas! ¡Qué cabrones! ¡Siempre más preocupados de la moral que de la ética! Les importaba una mierda que aquellas pobres estuvieran sufriendo las de Caín en cambio se preocupaban de que fueran a tener algún “desliz”.

Lo que estos payos de la época definen como “juegos indecentes” no era sino el amor, el profundo amor que se daban en esa situación desesperante, aberrante, donde la incertidumbre de sus destinos o el añoro de sus hijos, padres, maridos, hermanos, primos, les dolía como hierro candente. El amor entre ellas las reconfortaba, las hacía más fuertes y poderosas.

Integración, inclusión, da igual como lo llamen en los programas específicos del gobierno para el Pueblo Gitano.

No, nada de eso ha funcionado y lo vemos claro en la historia. Lo que se pretendió aquel nefasto miércoles 29 de Julio de 1749 fue nuestro exterminio porque ya habían fracasando en los siglos anteriores cuando se nos quiso integrar a la fuerza: prohibiendo nuestras vestimentas, nuestro modo de vida, nuestra lengua. Para que nos volviésemos católicas, creyentes y sumisas.

Volvemos a estar en ese Miércoles Eterno. Se vuelve a suponer y a pregonar públicamente que las gitanas somos sumisas de una cultura patriarcal y perniciosa y que nuestro modo de vida no encaja con el sistema occidental que domina nuestra sociedad.

Ustedes, gentes biempensantes, son el arma que el Poder utiliza para continuar oprimiéndonos. No se engañen: ser gitana hoy en día es una alternativa al capitalismo y al patriarcado también.

Es el amor lo que hoy en día seguimos reclamando. El amor a nuestra identidad, hacia una moral nuestra, hacia un sentimiento que gira en torno a nuestro pasado. Por la memoria de Lucia, de Juana o de Rosalía.

¡El cariño! Fue el cariño lo que motivó que Nicolás Franco, 33 años de edad, y su esposa Rosalía de Vargas, cuya edad ignoramos, gitanos, vecinos de Alicante se entregaran a las autoridades tres días después de que su hija Lucía junto con la abuela Juana y las tías maternas fueran capturadas en Orihuela. Cuando Nicolás y Rosalía supieron que su hija había sido capturada y permanecía presa en el Castillo de Santa Bárbara no lo dudaron, se entregaron y las autoridades les incautaron las dos mulitas pequeñas y viejas que tenían además de las 33 libras, 12 sueldos y 10 dineros que constituían todo su capital.

No lo dudaron, se entregaron junto con su bebé Francisco de Paula. Tenían que estar junto a Lucía y Juana y el resto de la familia. A Nicolás lo dejaron en el Castillo de Santa Bárbara a pesar de todo. Pero Rosalía pudo ir con Lucía y con Francisco de Paula y con su madre Juana, la viuda de Baltasar y con sus tías y sobrinas y otras más de trescientas gitanas con sus niñas y niños pequeños… Al Castillo de Denia donde aún no hemos conseguido que el Ayuntamiento instale ni siquiera una placa que las recuerde.

No sabemos cuál fue el destino final ni de Lucía ni de la abuela Juana ni de Rosalía ni del bebé Francisco de Paula ni de Nicolás. Sabemos que Nicolás y Rosalía se sacrificaron por amor a su hija y a su familia. Podían haber huido. Podían incluso haberse disfrazado de payos y hasta abandonar toda seña identitaria gitana para confundirse, disfrazados de noviembre para no infundir sospechas, entre los campesinos payos. Ese amor fue su resistencia. Ese amor debe seguir siendo nuestra resistencia.

Sports Camera

Dos gitanas mirando el horizonte desde el Castillo de Santa Barbara, Alicante

Nota: este artículo ha tomado como base documental el artículo La Real Casa de Misericordia de Zaragoza. Cárcel de gitanas del profesor Gómez Urdáñez y los libros Nunca más, homenaje a las víctimas del proyecto de exterminio de la minoría gitana iniciado con la redada de 1749  y Los gitanos y las gitanas de España a mediados del siglo XVIII. El fracaso de un proyecto de “exterminio” (1748-1765) del Dr. Martínez Martínez

Nota II: Este articulo fue publicado originalmente en Pikara Magazine, revista feminista, el pasado 28 de julio http://www.pikaramagazine.com/2017/07/el-amor-como-arma-de-resistencia/

Imagen

Para chanelar más sobre el Samudaripen

“La repetida cifra de 500.000 muertos gitanos durante el Porrajmos se ha convertido en una convención”

Tío Ian Hancock, profesor emérito de la Universidad de Texas

Buergerrechtsbewegung_01 Dachau 1983

Activistas gitanos se manifiestan en el Campo de concentración de Dachau en 1983 pidiendo justicia y reparación. La protesta fue liderada por el Tío Romani Rose al que vemos a la derecha de la imagen llevando un cartel

Samudaripen y Porrajmos [pronunciados samudaripén y porraymós, respectivamente] son dos términos que se utilizan habitualmente para denominar el genocidio al que fue sometida la población gitana europea durante el régimen nazi (1933-1945).

Según la Unión Romaní Internacional, Samudaripen es la palabra adecuada para nombrar el genocidio nazi contra los Rroma. Cuenta Marcel Courthiade que la palabra Samudaripen surgió por primera vez en 1970 en Yugoslavia en relación con la investigación sobre los campos de exterminio de Jasenovac y Auschwitz, bajo las formas Samudaripe y Samundaripe. Posteriormente, se extendió por otros países y adoptó variantes dialectales locales como Samudariben, Samudaripen, Samudaripa y Sǎmudarimos. Según este conocido lingüista, se origina simplemente de sa “todos” y mudaripen (con sus respectivas variantes locales) “asesinato”. Si la escribimos con S mayúscula nos referimos al genocidio durante el periodo nazi pero si la escribimos en minúscula podemos referirnos a otros genocidios históricos antigitanos: la Gran Redada en España o la orden del Emperador Maximiliano I de disparar a todos los hombres gitanos o la de Friedrich-Wilhelm I de Prusia de atrapar y ahorcar a los hombres y mujeres gitanos.

Como bien dice el Tío Ian no podemos aceptar esa cifra como un hecho demostrado ya que la documentación no ha sido bien analizada ni existe una política de promoción de la investigación en torno al Samudaripen. Según el propio Profesor Hancock, la cifra de víctimas probablemente asciende al doble o al triple.

1943-sidonie-adlersburg3

Sidonie Adlesburg, murió enferma el 6 de agosto de 1943 en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau

Ese intento de minorar la cifra de víctimas responde claramente a los objetivos del antigitanismo y sirve para postergar, para marginar a los Rroma actuales, incluidas las víctimas, incluso de los actos oficiales de conmemoración del Holocausto. Así mismo, el lugar destinado a la memoria gitana dentro de los museos del Holocausto es mínimo.

Aún no hay un listado de víctimas gitanas. Sólo listas parciales y no en todos los campos de concentración o exterminio se conocen esas listas.

La negación del Samudaripen y su no reconocimiento, forma parte del antigitanismo, no lo dudes ni un segundo.

En este sentido, España aún no ha reconocido oficialmente que los gitanos fueran víctimas del genocidio llevado a cabo por los nazis. Sí que se conmemora el 27 de enero como Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad pero el acuerdo del Consejo de Ministros no menciona a las víctimas gitanas.

Desde hace algunos años, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad organiza en colaboración con el Consejo Estatal del Pueblo Gitano un Memorial del Samudaripen pero este acto no tiene un anclaje institucional de manera que depende exclusivamente de la voluntad política.

Por otro lado, el antisemitismo sí aparece explícitamente mencionado en el Código Penal tanto en su condición de agravante general como en las conductas tipificadas como delito de odio o delito de discriminación. Mientras que el antigitanismo ni se menciona.

Auschwitz fue el peor de los campos de exterminio pero hubo otros: Belzec, Chelmno, Jasenovac, Sobibor, Treblinka… Incluso hubo campos de concentración específicos para gitanos y gitanas como Hodonin y Lety.

El Zigeunerlager (campo gitano), un campo específico para familias gitanas situado en Birkenau, dentro del complejo de Auschwitz, fue creado por un decreto de Himmler en diciembre de 1942. Allí estuvieron cautivos cerca de 23.000 gitanas y gitanos. Unos 13.000 procedían de Alemania, Austria y otros países controlados por el Tercer Reich o que colaboraban con el mismo. Entre los meses de abril y julio de 1944, unos 3.500 gitanas y gitanos fueron transferidos a otros campos. Algunos de ellos y ellas sobrevivieron al suplicio de la persecución, pero el 85% de las y los que fueron transportados y transportadas originalmente a Auschwitz-Birkenau fueron finalmente exterminadas y exterminados, según nos cuenta el Tío Andzrej Mirga.

El 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas liberaron el campo de exterminio de Auschwitz. Entre los 7000 supervivientes no hubo ninguna gitana ni ningún gitano: unos meses antes de la liberación, la noche del 2 de agosto de 1944, los 2.897 gitanos y gitanas de todas las edades que quedaban en el denominado “Zigeunerlager”, que para ese entonces ya habían sufrido todas las atrocidades posibles, fueron asesinados en las cámaras de gas.

Hubo un intento anterior de liquidar el campo de familias gitanas el 16 de mayo de 1944 y que recordamos como el Día de la Resistencia ya que una rebelión de las gitanas y los gitanos impidió que los malditos nazis llevaran a cabo su plan de exterminio aquel día.

Por tanto, el 2 de agosto recuerda la mayor matanza antigitana jamás cometida.

Desde 1994, las organizaciones gitanas, sobre todo de Polonia, conmemoran el 2 de agosto como el Día en Memoria del Samudaripen. Esta reivindicación ha sido finalmente asumida por el Parlamento Europeo que en abril de 2015 aprobó la Resolución declarando el 2 de Agosto como Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Samudaripen

En nuestro blog hemos hablado de algunos supervivientes como Philomena Franz, Mateo Maximoff  y Ceija Stojka.

Y también hemos contado ya algunos episodios terribles como la historia de Eduard Friedrich, la del Convoy Z  o la de la Noche de los Cristales Rotos.

Estos son los libros en español que pueden ayudar a conocer más en profundidad el Samudaripen y que están aún disponibles en las librerías:

Samudaripen 1

Gitanos bajo la Cruz Gamada de Donald Kenrick y Grattan Puxon (ISBN: 8487347169), lo vende la Editorial Presencia Gitana al módico precio de 10,52 eurunos. Un documento fundamental.

Un gitano en Auschwitz de Otto Rosenberg. Amaranto Editores (ISBN: 9788493145750). 17,10 Euros. Se trata de la transcripción hecha en 1995 por un periodista de los recuerdos de infancia de Otto Rosenberg, un gitano que fue deportado a Auschwitz con toda su familia, cuando tenía 15 años.

El campeón prohibido de Dario Fo. Editorial Siruela (ISBN: 9788416964307). 17,05 euros. Relato novelado de la vida de Johann Trollman “Rukeli” el gitano campeón de boxeo que fue despojado de su título y finalmente asesinado en un campo de concentración.

Cine y Porrajmos es un blog donde puedes encontrar un puñado de referencias de películas sobre el Samudaripen.

Y estas son las películas que están accesibles Y los violines dejaron de sonar  y Liberté de Tony Gatlif, que lamentablemente no está en español.

Imagen

Para conocer la Gran Redada

La Gran Redada es uno de los episodios más oscuros de la Historia de España y constituye el culmen de la saña persecutoria antigitana. Es el intento de genocidio más antiguo de la historia universal. Sin embargo, no fue más que una línea de continuidad del proceso de gestión política y legislativa de la cuestión gitana en el territorio español.

Marquis_de_Ensenada

Zenón de Somodevilla ¡Hasta el nombre lo tenía bonito el desgraciao! Marqués de la Ensenada, organizador de la Gran Redada ¡Mal reposo tenga!

No ocurrió de manera inesperada sino que estaba preparada desde mucho tiempo antes y fue amparada en un procedimiento legal. De hecho, la decisión fue tomada por la más alta instancia legislativa de este país en ese momento, que era el Consejo de Castilla -era la columna vertebral y principal centro de poder de la estructura de gobierno-, cuyo gobernador, Gaspar Vázquez de Tablada, a la sazón Obispo de Oviedo, fue, junto con el Marqués de la Ensenada, Secretario de Estado (equivalente a un primer ministro o a un presidente del gobierno actual) el instigador y promotor de la Gran Redada. Es decir, todos los poderes del Estado se concitaron para tratar de exterminar a las gitanas y los gitanos.

En 1721 se constituyó la llamada Junta de Gitanos que llegó a la conclusión de la inutilidad de la política seguida hasta entonces hacia el Pueblo Gitano, así como el inconveniente que suponía la inmunidad eclesiástica para lograr una prisión general.

Benoit_XIV

Papa Benedicto XIV, el joío que autorizó la extracción en sagrado de los gitanos y las gitanas ¡Que no halle reposo hasta que la Iglesia Católica pida perdón por sus crímenes antigitanos!

El Papa Benedicto XIV accedió a ello en 1748, al conceder la extracción de sagrado, es decir, al retirarles a los gitanos y a las gitanas el derecho de asilo, de inmunidad, que todos los seres humanos tenían. Enrico Enríquez era entonces el Nuncio de su Santidad en España.

Cardinale_Enrico_Enriquez

Cardenal Enrico Enriquez, Nuncio Apostólico de su Santidad en España, que transmitió el breve papal que autorizaba la extracción en sagrado de los gitanos y las gitanas ¡Maldecío se vea!

Despojados en 1748 del derecho de asilo en sagrado, el Consejo de Castilla, con su presidente Gaspar Vázquez de Tablada al frente ¡Maldito sea su nombre una y mil veces! acordó su arresto para “sacarlos de España y enviarlos divididos en corto número a las provincias de América”.

Conocedores de que una medida similar había fracasado en Portugal, se acordó emprender el “exterminio” biológico por lo que en junio de 1749 ya se planeaba una redada para capturar el mayor número posible de gitanos y gitanas de todas las edades a partir de los padrones confeccionados con motivo de la pragmática de 1745.

Y todo ello ocurrió al amparo del Rey Fernando VI.

Fernando_VI_de_España_(Museo_del_Prado)

El Rey Fernando VI ¡Qué chungaló siñaba el jambo! autorizó la Gran Redada ¡Mal fin tenga tu ralea mientras no pidan perdón!

La Gran Redada, también conocida como Prisión general de gitanos, se inició de manera sincronizada en todo el territorio español a las doce de la noche del miércoles 30 de julio de 1749 con el objetivo declarado de arrestar, y finalmente «extinguir», a todos los gitanos y gitanas del Reino de España.

Entre 9.000 y 12.000 personas de todas las edades fueron apresadas aquella nefasta noche.

(1) Orden

Habiendo resuelto el rey se recojan para destinar como lo tenga por conveniente todos los gitanos avecindados y vagantes en estos reinos, sin excepción de sexo, estado, ni edad, y respecto de no haberse logrado completamente en la prisión de todos mandada hacer en el día 30 del mes pasado. Manda ahora S.M que por todos medios y en todas partes se solicite y asegure la de los que hubieren quedado, sin reservar refugio alguno a que se hayan acogido, respecto de estar convenida con el Nuncio de Su Santidad la extracción del sagrado mediante la ordinaria caución, y haciendo responsable de la omisión o defecto que se experimentare a las justicias ordinarias de los pueblos y jurisdicciones en que suceda y se averigüe

La Gran Redada es, por desgracia, aún un hecho totalmente desconocido por la ciudadanía e ignorado por el Poder.

Os ofrecemos a continuación los libros que cualquiera que desee saber sobre la Gran Redada debe leer y que están disponibles en el mercado.

Gran redada

La Gran redada de Gitanos, de Antonio Gómez Alfaro ¡Dios lo tenga en su Gloria!

La Gran redada de Gitanos, de Antonio Gómez Alfaro (ISBN: 84-87347-09-6) fue editado por la Asociación Presencia Gitana en 1993 pero aún es posible adquirirlo tal y como anuncian en su web al módico precio de 9,02 eurunos.

Antonio Gómez Alfaro, desgraciadamente fallecido el 22 de junio de 2016, fue quien primero sacó a la luz esta terrible historia.

Y Manuel Martínez Martínez ha continuado la investigación y cada día en su blog nos está enseñando en detalle cómo fue el intento de exterminio antigitano además de haber escrito estos dos magníficos e imprescindibles  libros:

 

  • (2014). Los gitanos y las gitanas de España a mediados del siglo XVIII. El fracaso de un proyecto de “exterminio” (1748-1765), Almería, España: Universidad de Almería. (ISBN: 9788416027316), que podéis encontrar en Amazon por 16,01 eurunos.
  • (2015). Nunca Más. Homenaje a las víctimas del proyecto de “exterminio” de la minoría gitana iniciado con la redada de 1749, Almería, España: Círculo Rojo (ISBN: 9788491152750), que venden en la propia editorial al asequible precio de 17 euricos.

Imagen

Śel berśa, 100 años!!

El Tío Mateo Maximoff, que en Gloria esté, nació el 7 de junio de 1917 en el Barrio Chino de Barcelona y, por eso, hoy cumpliría 100 años, 100 brejes (en caló), śel berśa (en romanó).

Era hijo de un gitano Kalderaś y una gitana Manouches de la misma familia que Django Reinhardt. En España casi todos los gitanos somos Calós pero en otros países conviven diversos grupos gitanos y, al igual que aquí, a pesar de que nos reconocemos todos como gitanos no suele haber mestizaje de unos grupos con otros.

Su familia paterna había llegado a Francia desde Rusia y a Rusia había huido desde Rumanía en donde habían sufrido la esclavitud.

Su bisabuelo, según contaban, medía más de dos metros, el gitano, y por eso la gente decía que había crecido al máximo y de ahí tomó su apellido: Maximoff.

Gitanos húngaros

Gitanos Kalderash acampados en Xixona (Alicante) -sí, sí, el pueblo del turrón-, en 1918

Habían venido a España a ganarse la vida yendo de pueblo en pueblo arreglando cacharros, calderos, pucheros y por eso nació en Barcelona. Fue el primer hijo de los 6 que tuvieron sus padres.

Mateo 1

Es considerado el primer novelista gitano aunque el Tío Alexander Germano escribió una novela antes que él pero Germano no tuvo una carrera novelística continuada. Cualquier día hablaremos del Tío Alexander Germano.

El Tío Mateo, sin duda, es el novelista gitano más prolífico con una docena de novelas publicadas.

Así mismo es también junto con Menyhért Lakatos de Hungría el autor gitano más traducido. Sí, su obra se ha traducido a 14 idiomas pero nunca se ha vertido al español ¡curiosa paradoja habiendo nacido en España!

No obstante, no nos engañemos, sigue siendo un autor desconocido del gran público y sobre todo ha sido valorado por su testimonio, es decir, porque los gitanólogos han creído ver en su obra una verdad antropológica. De manera que se ha menospreciado su valor artístico y se le sigue tratando como un autor “gitano”, el exótico novelista, y no como a un gran autor de la literatura europea.

Estuvo internado, preso, en el campo de internamiento de Lannemezan, al Sur de Francia, en la zona de los Pirineos durante dos años. Su novela La Septième fille (La séptima hija) da voz al cautiverio sufrido por los gitanos en tierras francesas durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho es junto con La Route du Rom de Didier Daeninckx (autor gachó francés) la única novela que habla del internamiento de los gitanos en Francia. Sí, efectivamente, lo has adivinado, ese silenciamiento, esa ocultación de la historia también es parte del antigitanismo.

Mateo Y Grattan

El Tío Mateo participó en el Primer Congreso Mundial Gitano de Londres (1971) como traductor. Aquí lo vemos junto al Tío Grattan Puxon, otro de nuestros históricos líderes

La mayoría de sus obras están inspiradas en hechos reales o que le han llegado a través de la memoria tradicional.

Además de novela, ocasionalmente, escribió poesía, que refleja las muy duras condiciones de vida de la mayoría de los Romá de su alrededor.

Mateo 2

También tradujo el Nuevo Testamento y los Salmos al kalderaś que utilizó en su labor evangelizadora como pastor de la Iglesia Evangélica Gitana.

También fue un talentoso fotógrafo. Un día de estos traeremos al blog algunas de sus preciosas fotos.

Mateo 3

“De acuerdo con mis documentos, nací el 17 de enero de 1917 en Barcelona, España. Pero sé que no es verdad. Recuerdo, de hecho, que cuando tenía doce años, mi tío Mouto (Jean Maximoff), me acompañó a la Prefectura de París para sacarme mi primera tarjeta de nómada. El funcionario malinterpretó la fecha que le dio mi Tío y desde entonces todos mis documentos oficiales dicen que nací el 17 de enero de 1917” (Routes sans roulottes, 1993)

Realmente nació el 7 de junio como hemos dicho al principio y esta era la fecha en que el Tío Mateo celebraba su cumpleaños con su familia y amigos en La Fontaine du Brouillard (la fuente de la niebla), sita en el número 77 de la rue de la Libre Pensée (calle del libre pensamiento), el pequeño bar-restaurante en el que era un cliente habitual ¡¡Cómo no ser cliente de ese bar!!

El Tío Mateo Maximoff al que tuve la fortuna de conocer en Barcelona durante el Primer Congreso de la Juventud Gitana (1997) faltó el 24 de noviembre de 1999.

Te avel kovli phuv lesqe!