¿Porque?

Hoy es uno de agosto y, por tanto, escribo en mitad de dos efemérides harto significativas para el romipén, la gitanidad, al menos en la forma en que yo lo concibo, lo siento y lo vivo. Por tal motivo, esta entrega rompe el hilo discursivo de las antecedentes o lo rompe en parte.

Las efemérides a las que me refiero son la Gran Redada, primer intento de genocidio antigitano, acaecida el miércoles 30 de julio de 1749 en España y la Zigeunernacht o noche de los gitanos que tuvo lugar el 2 de agosto de 1944 en el campo de exterminio de Auschwitz.

En la Gran Redada fueron apresados entre 10.000 y 12.000 gitanos y gitanas, algunos de los cuales estuvieron presos hasta 16 años. Muchos murieron. Se desconoce cuántos.

En la noche del 2 al 3 de agosto de 1944 fueron asesinados cerca de 3.000 gitanos y gitanas por ello el 2 de agosto es el Día Internacional en Memoria del Samudaripen.

La Gran Redada tuvo unas consecuencias desastrosas para la población gitana de entonces: muerte, destrucción de familias (los hombres fueron llevados a los arsenales de marina para que realizaran trabajos forzados mientras que las mujeres y los niños menores de 7 años fueron encarcelados), ruina de todas sus posesiones (las justicias se incautaron de los bienes de los gitanos y los subastaron para hacer frente a los gastos derivados de su encarcelamiento −¡tiene guasa!), ruptura en la transmisión cultural…

El Samudaripen, el Holocausto de los gitanos durante el régimen nazi, supuso el exterminio de 500.000 gitanos y gitanas, lo que equivalía en algunas zonas como la propia Alemania al 75 % de la población gitana que vivía allí antes de 1933.

Ambas fechas y los acontecimientos que en ellas tuvieron lugar son desconocidas para el gran público. Ni siquiera los gitanos y gitanas, en general, tienen/tenemos conciencia de tan fatídicos hechos. Es más, muchos y muchas de quienes los conocen tienden a minimizarlos, a ignorarlos. Consideran que son hechos pasados que no inciden en el presente. No es verdad.

85198

Sobre ambas tragedias podrás encontrar suficiente información en la red. Si deseas profundizar aquí tienes algunos libros imprescindibles:

Gómez Alfaro, A. (1993). La Gran Redada de gitanos: España, la prisión general de gitanos en 1749. Madrid: Presencia Gitana.

Hancock, I. F. (1987). The pariah syndrome: an account of Gypsy slavery and persecution. Ann Arbor: Karoma

Kenrick, D. & Puxon, G. (1997). Gitanos bajo la Cruz Gamada. Madrid: Presencia Gitana.

Rosenberg, O. (2003). Un gitano en Auschwitz. Madrid: Amaranto.

A principios de año, Ildefonso Falcones publicó su novela “La reina descalza” en la cual cuenta la historia de amistad surgida en la común búsqueda de la libertad de dos mujeres, una negra y otra gitana, con el trasfondo de la Gran Redada. La novela en sí no es gran cosa literariamente hablando, pero creo que es la primera vez que se noveliza esta historia.

“Y los violines dejaron de sonar” es una novela, después convertida en película con el mismo título, escrita por  Alexander Ramati quien también dirigió la adaptación cinematográfica, sobre la peripecia de una familia gitana polaca que intenta huir del Samudaripen, el holocausto gitano, y acaba pereciendo casi por completo en Auschwitz. Ni la película ni la novela son gran cosa artísticamente pero es la única película, que yo sepa, dedicada a este terrible episodio de la historia gitana.

Verdaderamente es muy sorprendente la ausencia de novelas, de películas y de libros en torno a estos temas. Tampoco hay referencias en los libros de texto escolares ni en los museos históricos españoles.

GITANÍZATE                    ¿PORQUE?               ¿GITANIZARSE?¿EN QUE?

A %d blogueros les gusta esto: