Imagen

Testificar el horror

Ceija Stojka (pronunciado Chaya Estoica), que Dios la tenga en su Gloria, era el nombre gitano de Margarita Rigo Stojka. Nació el 23 de mayo de 1933, [sí, sí, hoy hubiera cumplido 84 años] en una posada en Kraubarth (Estiria, Austria) y fue una gitana lovari austríaca, escritora, pintora y cantante, superviviente del Samudaripen/Porrajmos.

Ceija era la quinta de seis hijos nacidos de padres gitanos católicos. Su familia son Lovara del Burgenland (una región austriaca). Los gitanos del Burgenland se consideran autóctonos austriacos.

El carromato de la familia Stojka formaba parte de una caravana que pasaba los inviernos en Viena, la capital de Austria, y los veranos en la campiña austriaca. Se ganaban la vida como tratantes de caballos.

Cuando tenía cinco años y su carromato estaba estacionado para pasar el invierno en un campamento a las afueras de Viena, Alemania se anexionó Austria (marzo de 1938). A pesar de que pronto llegaría la primavera y podrían viajar de nuevo, los alemanes les ordenaron quedarse quietos. Tuvieron que convertir su carromato en una chabola de madera.

Entre 1940 y 1944 los gitanos fueron forzados a registrarse como miembros de otra “raza”.

El campamento donde vivían los Stojka fue cercado y puesto bajo la vigilancia de la policía.

Ceija tenía sólo ocho años cuando los alemanes se llevaron a su padrecico al campo de concentración de Dachau (Alemania), a unos 500 kilómetros de distancia de Viena. Unos meses después, la pobretica de su mama recibió las cenizas en una caja.

Después los alemanes se llevaron a su hermana Kathi.

Finalmente, los deportaron a todos al zigeunerlager de Birkenau (así se llamaba la parte gitana de Auschwitz), en Polonia.

Los vagones del tren que los llevaba a Auschwitz, como si fueran ganado, iban tan repletos que, durante el largo trayecto, la pequeña Chaja no pudo ni siquiera agacharse para descansar, según narra en su autobiografía.

ceija 5

Ficha de Ceija en Auschwitz

De ahí fue trasladada al campo de concentración para mujeres de Ravensbrück (Alemania) y luego al campo de concentración de Bergen-Belsen (Alemania).

Ceija sobrevivió y fue liberada el 15 de abril de 1945 por el ejército británico en Bergen-Belsen. Tenía 12 años.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, después de haber padecido los horrores de los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau, Ravensbrück y Bergen-Belsen, supo que su madre y cuatro de sus cinco hermanos fueron los únicos supervivientes de toda la familia, unos doscientos parientes habían sido aniquilados. Incluso su hermanico de siete años de edad, Ossi, sufrió experimentos médicos en Auschwitz que le provocaron la muerte.

Después de la guerra, documentó y publicó las canciones, los poemas y los cuentos de los Lovara acerca del Samudaripen/Porrajmos.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, su familia vivió la falta de reconocimiento del Samudaripen/Porrajmos en Austria e incluso tuvieron que soportar a algunos políticos antigitanos.

ceija 1

“Tuve que ponerme a escribir porque tenía que abrirme, necesitaba gritar”

En 1988 publicó su primer libro autobiográfico, Wir leben im Verborgenen. Erinnerungen einer-Rom Zigeunerin (Vivimos en aislamiento. Los recuerdos de una Romni), haciendo públicas por primera vez en Austria las cuestiones relativas a la persecución nazi de la población romaní. En él describe su destino, la supervivencia y el asesinato de los romá y sinti austriacos en el Samudaripen/Porrajmos. El libro sirvió de estímulo para la creación de un movimiento gitano. Más tarde, en 1992, publicó Reisende auf dieser Welt (Viajeros en este mundo) que es la continuación de aquel primer libro.

Ceija Stojka se atrevió a relatar lo que ella, como todo el Pueblo Gitano, había padecido bajo el régimen nazi. La aniquilación, no lo olvidemos, de la totalidad de la población gitana, además de la judía, era parte esencial del plan racista de Hitler.

Ceija Stojka fue en Austria la primera superviviente romaní que escribió poesías y libros autobiográficos sobre lo que experimentó en carne propia, a la vez que evocaba sus vivencias en óleos, acuarelas y dibujos de fuerte expresividad.

Su testimonio constituyó un primer impulso para que los gitanos austriacos empezaran a hacer pública su cultura y su historia, y es de importancia clave para conocer el capítulo más silenciado del Holocausto: el Samudaripen/Porrajmos, el genocidio antigitano perpetrado por los nazis.

La discriminación y los prejuicios contra los gitanos no desparecieron con el nazismo

Ceija 4

Durante la posguerra Ceija Stojka se buscaba la vida como vendedora ambulante de alfombras

La Tía Ceija se tuvo que teñir el cabello de rubio para poder buscarse la vida porque “Aquí tienen mucho miedo de la gente oscura”.

Como muchos de los suyos, también su familia vivía al margen de la sociedad hasta que logró estabilidad con los negocios y empezó a darse a conocer a través de sus actividades artísticas.

Partiendo de las canciones tradicionales de los lovara, dos sobrinos de Ceija, los guitarristas Harri Stojka y Karl Ratzer, han conquistado un lugar destacado en el mundo del jazz austriaco.

Ceija inspiró también a sus hermanos, el escritor Mongo y el pintor y escritor Karl de quienes hablaremos en otra ocasión, a volcarse en la escritura y el arte para dar testimonio de sus vidas.

Todos ellos han estado vinculados a una potente organización gitana vienesa llamada Romano Centro.

Ceija no solo ha escrito sino que también comenzó a pintar a la edad de 56 años, a menudo usando sus dedos o palillos de dientes en lugar de pinceles para aplicar pintura acrílica y tinta.

Ceija 8

Muchas de sus obras son recreaciones de sus experiencias en los campos de concentración.

Ceija 6

En sus cuadros se ocupa de su pasado oneroso, del sufrimiento y la muerte en los campos de exterminio nazis. Y sin embargo, sus imágenes, canciones y textos se caracterizan no sólo por el horror de la crueldad humana y la tristeza por todas las muertes, sino también por un fuerte gusto por la vida (ya sabéis, la biofilia, que como vengo afirmando desde hace milenios es la principal característica del romipen, de la gitanidad), los recuerdos de la libertad de la carretera y de un estilo de vida itinerante, y la belleza de la naturaleza y la vida. Sus imágenes muestran un mundo brutal y triste, pero también uno maravilloso y magnífico. Se respira la fuerza de una mujer que, a pesar de todos los golpes que el destino le ha dado, tiene el valor de mantener las tradiciones de su Pueblo y vivir su vida. En los pocos años que esta pintora autodidacta ha estado trabajando, ha creado una obra asombrósamente madura, que tiende cada vez más hacia lo abstracto y manifiesta una profunda originalidad y honestidad.

Ceija 7

ceija 3

Plaza Ceija Stojka, en Viena

Ceija Stojka ha sido galardonada con numerosos premios y condecoraciones, entre otros el premio Bruno Kreisky al mejor Libro Político de 1993. En el año 2009 el ministerio de Cultura le otorgó el título de profesora. Incluso tiene dedicada una plaza en Viena.

La Tía Ceija contribuyó a recuperar la autoestima de los Sinti, los Rroma y los Lovara (grupos gitanos de Austria) y con su fuerza de voluntad ha rescatado el pasado para una mayor conciencia de las generaciones venideras. Sus libros fueron una chispa inicial en una situación en que la sociedad austriaca apenas comenzaba a confrontarse con los crímenes del nacionalsocialismo. Sus palabras y su personalidad han cambiado la forma de ver de muchas personas, animándolas a aceptar nuevos conocimientos y a eliminar prejuicios.

ceija 2

Mostrando el tatuaje del número que le asignaron en Auschwitz, Z 6399, mientras imparte una conferencia

También dedicó gran parte de su tiempo a dar charlas y conferencias sobre el Samudaripen/Porrajmos.

Hasta donde yo sé, ninguno de sus libros se ha traducido al español. En Internet podéis ver muchas de sus pinturas.

La Tía Ceija Stojka faltó el 28 de enero de 2013 en Viena. Te avel kovli phuv laqe!

Anuncios
Imagen

Que sí, su primo, que venimos de un pasado de reivindicación y lucha

Nota que la Agencia Efe difundió junto a estas fotos:

MANIFESTACIÓN DE GITANOS: Madrid, 06-06-1978.- Numerosas familias de gitanos afincados en la capital, se han reunido esta tarde en la Plaza Mayor de Madrid, convocados por la Asociación para el Desarrollo Gitano, con objeto de llamar la atención sobre sus problemas.

mani1

Al día siguiente, El País recogía así la noticia en su ¡¡portada!!

Portada

recorte

Y remitía a la página 23 en la que aparecía esta crónica tan bien escrita:

Quinientos gitanos pidieron la derogación de las leyes discriminatorias

«Así que los gitanos piden trabajo. Pero si no han querido trabajar en su vida.» Comentarios de este tipo, entre jocosos y despectivos, constituyeron la reacción de los clientes de un bar de la plaza Mayor cuando vieron pasar un grupo de gitanos con pancartas pidiendo trabajo, escuelas y vivienda. Y luchar contra esa opinión enraizada desde siempre en el mundo payo fue el motivo de que quinientos gitanos madrileños se concentraran ayer en la plaza Mayor. Sus objetivos: acabar con la discriminación que sufren como gitanos y pasar a ser unos españoles más.

mani3

La concentración, convocada por la Asociación para el Desarrollo Gitano, es la primera legal que se celebra en el país. Los quinientos hombres, mujeres y niños que escucharon y aplaudieron a sus propios oradores venían de los barrios más pobres de la ciudad: La Celsa, La Alegría, Pan Bendito… Desde las seis a las siete y media fueron desgranando sus peticiones y denunciando la doble marginación que sufren. Una por pertenecer a la capa económicamente más débil de la población, y otra por ser gitanos. Ha habido ya muchos casos de directores de escuelas o de guarderías o empresarios que se han negado a admitir a los niños o a proporcionar trabajo al hombre por el simple hecho de su raza.Los aplausos más fuertes del acto se produjeron cuando se pidió la derogación del artículo 42 del reglamento de la Guardia Civil. El artículo en cuestión dice que es misión de ese cuerpo vigilar especialmente a los gitanos, sus desplazamientos y su forma de vida. Asimismo se pidió la derogación de la ley de Peligrosidad Social, ley que aunque no les, menciona textualmente, saben que en su día se redactó también pensando en ellos.

Después se mencionaron los problemas de vivienda, trabajo, educación y asistencia social, relacionados mutuamente hasta formar un círculo vicioso difícil de quebrantar. Un gitano que no tiene capacidad económica y que sufre un rechazo social no asiste a la escuela, ni a los cursos de capacitación profesional. Debe recurrir entonces a sus oficios tradicionales, la venta ambulante o la chatarra. Desde ese momento tampoco dispone de Seguridad Social, jubilación, ni seguro de paro.

mani2

Su no integración en la sociedad normal les acarrea una falta de organización -que comienza a superarse en los últimos años- que hace que no sean atendidos en los organismos oficiales y que incluso los partidos de izquierda sólo se acuerden de ellos verdaderamente a la hora de las elecciones. Los oradores dejaron bien claro que los gitanos como grupo no apoyan a ninguna opción política concreta, porque nadie ha recogido sus problemas.

Al tiempo que transcurría la concentración, una comisión de quince personas se reunía con el señor Alvarez, alcalde de Madrid, para presentarle la relación de peticiones. La más perentoria en el tiempo, la legalización de sus actividades como vendedores ambulantes, tuvo que ser rechazada por aquél, en base a que la legislación actual la prohíbe. El señor Alvarez indicó que la venta de flores podría tener más fácil solución, pero que el resto lo veía más difícil, aunque prometió estudiar intensamente el tema y procurar resolverlo con el Ministerio de Comercio.

Después de su entrevista con el alcalde se dirigieron al Gobierno Civil. El señor Rosón les invitó a incorporarse, a la comisión provincial para la integración de los gitanos que funciona desde hace algún tiempo y en la que participan otras entidades gitanas.

La Asociación para el Desarrollo Gitano fue quien convocó y quien movilizó a estas personas valientes ¡Recordemos que aún no teníamos Constitución! Todas ellas podían haber acabado en el calabozo por reclamar el fin del racismo antigitano.

Fue la primera concentración autorizada en España por un Gobernador Civil. Sí, primas y primos, sí, la primera concentración autorizada en nuestro país la organizó una asociación gitana. Podemos y debemos sentirnos orgullosas y orgullosos.

Conocí cuando era niño a algunas de las personas que llevaban la Asociación para el Desarrollo Gitano ya que su sede era una chabola del Pozo del Tío Raimundo, barrio madrileño donde me crié y donde siguen viviendo mis padres.

La Asociación para el Desarrollo Gitano desapareció pero en el tiempo que funcionó hizo cosas magníficas además de movilizar a nuestra gente: participó en el proceso de realojo del Pozo del Tío Raimundo (un realojo modélico, donde se respetó a las personas y a sus idiosincrasias), promovió la alfabetización de adultos, la obtención de carnets de conducir, la regularización documental (por entonces aún había muchas personas gitanas que no tenían ni carnet de identidad), etc…

No recuerdo sus nombres. Sí sé que el presidente se apellidaba De la Rosa y trabajaba de ordenanza en el Instituto de la Vivienda de Madrid. Años más tarde, estuve en su casa de Pan Bendito, otro barrio donde viven mucho gitanos y gitanas y donde vivió mi agüelica que en Gloria esté y adonde yo solía ir muy a menudo. Aún viven allí muchos primos y primas míos.

También había otro hombre, joven entonces, que se apellidaba Rosillo. Era de origen extremeño. Cuando comencé mi activismo aún seguía en activo. Recuerdo especialmente una reunión en Jaén, probablemente en 1992, en la que se metió en medio del corro e hizo una apasionada soflama contra el victimismo que ya entonces corroía el discurso imperante en el movimiento asociativo gitano.

Os cuento esto por si alguien puede hacer alguna aportación que nos permita conocer más a estas personas que lideraron en tan terribles circunstancias el proceso de emancipación de nuestro Pueblo.

Al día siguiente de esta histórica concentración, en las Cortes tuvo lugar otro hecho histórico: se aprobó una Proposición No de Ley que reclamaba al Gobierno la derogación de los artículos 4, 5 y 6 del Reglamento de la Guardia Civil. Esa Proposición No de Ley la defendió el Tío Juan de Dios Ramírez Heredia. De eso hablaremos mañana. Aquí os espero.

juan-de-dios2