Imagen

En memoria de las víctimas del Samudaripen

Hoy es el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto y aprovecho la ocasión para recordaros los artículos que podéis encontrar en nuestro blog a propósito del Samudaripen, el genocidio antigitano que tuvo lugar en Europa durante el nazismo:

Los 4 gitanos más valientes del mundo, donde os contamos la historia de los únicos cuatro gitanos que testificaron contra los criminales nazis.

Para chanelar más sobre el Samudaripen, en el que os explicamos qué es el Samudaripen y os aportamos algunas referencias para que profundicéis en vuestro conocimiento sobre el más terrible episodio de la historia gitana.

Te aves baxtali, bibie! ¡Felicidades Tía! es un artículo sobre la vida de la Tía Philomena Franz, escritora, superviviente del Samudaripen, heroína gitana que participó en la rebelión del 16 de mayo de 1944…

El Convoy Z, donde damos cuenta de la deportación y posterior exterminio de 351 personas gitanas enviadas a la muerte en este terrible tren que llegó a Auschwitz el 17 de enero de 1944.

Śel berśa, 100 años!! aquí hablamos de la vida y la obra del Tío Mateo Maximoff, superviviente del Samudaripen.

Testificar el horror, titulamos el artículo dedicado a la Tía Ceija Stojka, pintora y escritora, superviviente del Samudaripen.

Resistencia, fue el artículo que publicamos con motivo de la conmemoración del 16 de mayo, Día de la Resistencia Gitana: el 16 de mayo de 1944, las gitanas y los gitanos prisioneros en Auschwitz se rebelaron y se enfrentaron a sus carceleros consiguiendo que aquel día ninguna persona gitana fuese gaseada. Además, os hablamos de otras personas gitanas que protagonizaron diferentes formas de resistencia.

75 aniversario de la deportación de los gitanos rumanos, narramos aquí uno de los episodios del Samudaripen más desconocidos: la deportación a Transnistria de casi 25 mil personas gitanas, decretada por el Mariscal Antonescu (colaborador de los nazis) a la cual apenas sobrevivió una cuarta parte de los y las deportados.

Eduard Friedich, Z-9813, fue un niños de tan solo tres años capturado junto a sus padres y enviado a Auschwitz.

La noche de los cristales rotos, fue un pogromo ocurrido en Alemania y Austria durante la noche del 9 de noviembre de 1938. Fue dirigido contra ciudadanos judíos y es, para muchos estudiosos el paso previo hacia el inicio del Holocausto. Pero el Samudaripen, el Porrajmos, el holocausto gitano había comenzado antes: en 1920 Karl Ludwig Lorenz Binding (6/4/1841 – 7/4/1920, jurista alemán) y Alfred Erich Hoche ( 1/8/1865 – 16/5/1943 psiquiatra alemán) publican Die Freigabe der Vernichtung Lebensunwerten Lebens (Libertad para la aniquilación de la vida indigna de la vida) en el que proponen que los gitanos deben ser esterilizados para que desaparezcan como pueblo. Esta idea fue asumida por los nazis. A partir de ahí, los científicos se ocuparon de comprobar que los dogmas antigitanos eran ciertos y los políticos nazis se ocuparon de dotarlos con leyes que sirvieran para combatir “la plaga gitana”. En este artículo, además, os contamos la historia de Settela Steimbach, una niñica gitana víctima del Samudaripen.

Por ser gitanas, es un breve artículo sobre una foto de unas gitanas que fueron fotografiadas paseando por el gueto de Lublin (Polonia). La foto la realizó un oficial alemán. El Gueto de Lublin fue creado en 1941 y la mayor parte de sus ocupantes fueron enviados a los campos de exterminio a mediados de marzo de 1942.

Bronislawa Wajs, Papusza, poetisa gitana, también sobrevivió al Samudaripen. Aquí os mostramos una foto suya con su hijo Tarzán.

El Samudaripen ha marcado la vida de la población gitana europea, ha influido en la obra de nuestros artistas en todas las artes y ha definido la política gitana: no olvidemos que el Primer Congreso Gitano (Londres, 1971) se convocó con el objetivo de recuperar la memoria de las víctimas del Samudaripen.

Mantener viva la memoria de nuestras antepasadas y antepasados no sólo es una acto de justicia sino un recurso de dignidad que nos ayudará a enfrentar el presente y sobrevivir al futuro.

Anuncios
Imagen

Los 4 gitanos más valientes del mundo

Los gitanos españoles (y las gitanas españolas también, jijiji) tenemos una tradición oral muy rica que, por desgracia, se está perdiendo en buena parte debido a las políticas antigitanas que se están ejecutando desde mediados del siglo XX, dos de ellas en especial: la dispersión espacial (los payos han decidido dónde debemos vivir y casi siempre eso ha supuesto el rompimiento de nuestras relaciones sociales) que impide, dificulta o limita el contacto interpersonal e intrafamiliar; y la escolarización/aculturación que relega o subalterniza nuestra propia cultura y pone en valor lo payo.

Una parte de esta oratura, literatura oral, está compuesta por las historias de valientes: contar las andanzas, venturas y desventuras, de gitanos (aunque en todas estas historias aparecen mujeres, no conozco ninguna que esté protagonizada por una mujer) que han demostrado su valentía. En ese rico acervo brillan el Chato Doble, el Habanero, Genaro Reyes, el Mongino, el Cirolón, El Chato la Liendre, Felix El Grande… Una de las aventuras habituales que suelen contarse sobre estos personajes es que se retaban unos a otros para demostrar su valentía y probar quién era el más valiente.

Pero estos cuatro gitanos sinti de los que hoy os vamos a hablar han sido sin duda ninguna los más valientes de todos.

«La semana siguiente comenzaron los experimentos reales. No nos dieron ningún alimento y solo nos dieron de beber agua de mar o agua de mar químicamente preparada. Hasta donde alcanza mi memoria, nuestro grupo estaba formado por 40 gitanos que dividieron en tres subgrupos aproximadamente iguales. El Grupo 1 recibió solo agua de mar. El Grupo 2 recibió solo agua de mar químicamente preparada, que tenía un color amarillo oscuro y era mucho peor que el agua de mar pura. El Grupo 3 recibió solo agua de mar preparada que parecía agua potable real. Yo pertenecía al grupo 2.

[…] Durante estos experimentos tuve terribles episodios de sed, me sentí muy mal, perdí mucho peso y finalmente tuve fiebre y me sentí tan débil que ya no podía soportarlo más.[…]

Todavía recuerdo una escena en la que un gitano checoslovaco le dijo al médico de la Luftwaffe que no podría beber más agua. El médico de la Luftwaffe ató entonces al gitano checoslovaco en una cama y el médico de la Luftwaffe obligó violentamente al gitano a tragar el agua por medio de una bomba de estómago.

Durante los experimentos, la mayoría de los gitanos recibió punciones en el hígado y la médula espinal. Yo mismo sufrí una punción en el hígado y sé por mi propia experiencia que estos pinchazos fueron terriblemente dolorosos. Incluso hoy, cuando cambia el clima, siento un gran dolor en el lugar donde se realizó la punción hepática. Todas las punciones del hígado y la médula espinal fueron realizadas personalmente por el médico de la Luftwaffe … [… ]

De los 40 hombres originales, uno, como ya se mencionó, solo participó en las pruebas durante unos días. Tres estaban tan cerca de la muerte que se los llevaron aquella misma tarde en camillas cubiertas con telas blancas. Nunca volví a saber de estos tres»

Karl Höllenreiner

Extractos de su testimonio en el Juicio contra los médicos, Núremberg, 17 de junio de 1947

Los experimentos con agua de mar pretendían buscar una solución que ayudara a sobrevivir a los pilotos derribados en el mar. Y para ello los degollaos nazis decidieron experimentar con humanos, en este caso gitanos. Los 44 sujetos “voluntarios” fueron seleccionados bajo falsas promesas (les dijeron que les darían los mejores alimentos que nunca hubieran probado) por sugerencia de Arthur Nebes ¡Maldita sea su ralea! entre los Sinti y los Rroma prisioneros en el Campo de Concentración de Buchenwald desde donde fueron transferidos al Campo de Concentración de Dachau para la realización de estos experimentos que se llevaron a cabo entre julio y septiembre de 1944.

1389.8 Holocaust H

El Juicio contra los médicos tuvo lugar en el palacio de Justicia de Núremberg entre el 9 de diciembre 1946 y el 20 de agosto de 1947. Fue el primero de los 12 juicios derivados del proceso contra los dirigentes del Tercer Reich. 20 médicos de campos de concentración, un abogado y dos expertos administrativos fueron acusados como organizadores de delitos médicos. De los 23 acusados, siete fueron condenados a muerte el 20 de agosto de 1947, cinco fueron condenados a cadena perpetua y cuatro fueron condenados a entre 10 y 20 años. Siete acusados fueron absueltos.

Wilhelm Franz Josef Beiglböck ¡Maldito sea por siempre! Fue un demonio. Era médico internista. Fue declarado culpable de organizar y ejecutar los experimentos médicos con agua de mar llevados a cabo en el Campo de concentración de Dachau. Fue condenado a 15 años. Después de que la sentencia se redujera a 10 años, Beiglböck fue liberado el 15 de diciembre de 1951. Tras su puesta en libertad siguió trabajando como médico. Murió en 1963 en Buxtehude (Alemania) en circunstancias aún no aclaradas.

1389.8 Holocaust I

Wilhelm Beiglböck, escuchando las acusaciones contra él

Su abogado, Gustav Steinbauer ¡Mal reposo tenga! consiguió que el tribunal no admitiera los testimonios de la mayor parte de los testigos alegando que eran individuos “asociales” y no tenían, por tanto, credibilidad ¡Y esos jueces tan protectores de los malvados!

El diseñador de estos horrendos experimentos fue Hermann Becker-Freyseng. Fue condenado a veinte años que se convirtieron en 1951 en sólo diez años de prisión. Al salir en libertad continuó su vida normalmente hasta que falleció de cáncer.

No hubo justicia ¡Claro! La justicia paya es muy laxa con los suyos. Siempre lo ha sido.

¿Os imagináis qué hubiera ocurrido si cuatro gitanos deciden someter a 44 payos a un experimento consistente en beber agua de mar a ver cuánto tiempo resisten? No ¿Verdad? A ningún gitano se le ha ocurrido aún nada tan espantoso.

Y estos son nuestros héroes, nuestros valientes y sus respectivas valentías:

Tío Ernst Mettbach, nacido el 30 de abril de 1920 en Fürth (Baviera, Alemania) muy cerca de Núremberg. Fue arrestado el 6 de junio de 1944 y enviado a Auschwitz donde fue registrado con el número Z10061. Desde Auschwitz fue trasladado al campo de concentración de Buchenwald y de allí al de Dachau. Allí fue sometido al experimento médico del agua de mar. Sobrevivió sí, y fue transferido al campo de Mauthausen y luego al de Melk donde fue sometido a trabajos forzados.

Fue liberado el 5 de mayo de 1945 y regresó a Fürth donde se ganó la vida como comerciante.

Ernst_Mettbach (1)

El Tío Ernst durante su declaración

Su valentía: el 21 de junio de 1947 testificó en el Juicio contra los Médicos como testigo de cargo contra el verdugo Wilhelm Beiglböck. Su testimonio fue crucial para determinar que no se sometieron voluntariamente a aquella barbarie.

Tío Karl Höllenreiner, también nació en Fürth, el 6 de marzo de 1914. Fue arrestado el 29 de mayo de 1944 y fue registrado como el prisionero Z10062. También fue trasladado a Buchenwald y de allí a Dachau donde sufrió la experimentación de los médicos con el agua de mar. Luego fue sometido a trabajo esclavo forzado en una fábrica de Messerschmitt (aviones y armas).

Después de la guerra, trabajó como vendedor de instrumentos musicales y de textiles.

KarlHoellenreiner

El Tío Karl, a la derecha, junto a su familia delante del Palacio de Justicia de Núremberg

Sus valentías: declaró contra el maldito Wilhelm Beiglböck y durante su testimonio, el 17 de junio de 1947, lo abofeteó cuando éste se declaró inocente. El Tío Karl no pudo contenerse y se abalanzó contra aquel demonio. Fue inmediatamente arrestado y sentenciado a 90 días de prisión, aunque poco después fue puesto en libertad condicional.

Tío Jacob “Johnny” Bamberger nació en Prusia Oriental (Alemania) en 1913. Su padrecico era tratante de bestias y además llevaba un cine ambulante . En 1935, debido a la represión oficial, la familia se vio obligada a dejar de operar el cine. De 1935 a 1939 trabajó en el ferrocarril.

Desde 1933 ejerció como boxeador. En 1934 fue seleccionado para el equipo olímpico. En 1936 fue purgado y expulsado del equipo olímpico por ser  “no ario”.

jakob-johnny-bamberger100-_v-img__3__4__xl_-f4c197f4ebda83c772171de6efadd3b29843089f

Llegó a ser vicecampeón de Alemania en la categoría de peso mosca.

En 1940, su familia fue deportada a Polonia. El Tío Johnny Bamberger intentó huir a Checoslovaquia pero fue arrestado en la frontera y encarcelado en el Campo de Concentración de Flossenbürg. En 1943 fue enviado al Campo de Concentración de Dachau. Allí fue sometido a los experimentos del agua de mar. Sobrevivió a las pruebas. En 1945 fue enviado al Campo de Concentración de Buchenwald donde fue liberado en abril de 1945.

El Tío Jakob Bamberger perdió a su madrecica y a dos de sus hermanos en los campos de concentración.

En 1946 inició el proceso para solicitar la “reparación” a la que tenía derecho según las leyes. En 1969 se le concedió la pensión mínima.

No le reconocieron los daños causados en sus riñones por los experimentos del agua de mar. No. Le dijeron que esos daños habían sido causados por una lesión deportiva.

Jakob Bamberger und Paul Franz web

El Tío Jacob sentado junto a Paul Franz durante una concentración de protesta. En el cartel se lee <<¡”Mil años” duran más de lo que crees!>> en alusión a la propaganda nazi

Sus valentías: declaró como testigo de cargo contra el bengue maldito Wilhelm Beiglböck en el Juicio contra los Médicos (Núremberg). El resto de su vida, el Tío Johnny Bamberger estuvo involucrado en el movimiento por los derechos civiles y llegó incluso a participar en una huelga de hambre en 1980 para que la justicia alemana reconociera los derechos de las víctimas gitanas.

Tío Josef Laubinger, nació el 15 de junio de 1921 en Berghaupten (Alemania). Fue detenido en marzo de 1943 y deportado a Auschwitz donde fue tatuado con el número de prisionero Z9358.

Desde Auschwitz fue deportado al Campo de Concentración de Buchenwald y de allí a Dachau donde se convirtió en un sujeto de prueba involuntario en experimentos con agua de mar.

Su valentía: el 27 de junio de 1947 declaró también contra el asesino Wilhelm Beiglböck.

¡Benditos sean por siempre! ¡Vivan los valientes! Esa bofetada ¡con qué poco nos conformamos! que le dio el Tío Karl Höllenreiner al maldito asesino Wilhelm Beiglböck es un acto inconmensurable de justicia y debe formar parte de la iconografía gitana para siempre.

Imagen

Pasqual Martínez i Garcia, escritor gitano valenciano del siglo XIX

Nació en Valencia el 28 de octubre 1772, cuando se cumplían 23 años de la Gran Redada y tan solo 7 del indulto de los últimos prisioneros gitanos de aquella terrible operación de exterminio. Faltó en Carlet en 1842.

Iglesia_de_Santa_Catarina,_Valencia,_España,_2014-06-30,_DD_143

Santa Catalina Mártir, Valencia, en la actualidad. Aquí fue bautizado el Tío Pasqual

Fue bautizado el 30 de octubre de 1772 por el vicario Don Mariano Campos en la parroquia de Santa Catalina Martir sita en la actual Plaza de Lope de Vega (Valencia) con los nombres de Pascual Simón Tadeo.

Su papa, también llamado Pascual, era cordelero, es decir, hacía cuerdas y cordeles y otras artesanías de cáñamo y esparto, y tenía un establecimiento en la Calle Porta Nova de Valencia. La fibra de cáñamo y el esparto se han trabajado tradicionalmente en la Comunidad Valenciana y especialmente entre los calós del terreno. Nuestro Pasqual aprendió el oficio y de él se mantuvo toda su vida.

Su mama se llamaba Mariana García. También sabemos que tuvo al menos un hermano pero ignoramos su nombre.

PasqualSabemos que vivió un tiempo en Cartagena trabajando como cordelero en el Arsenal de Cartagena donde habían sido prisioneros los gitanos del Reino de Valencia y de otras regiones y condenados allí de por vida a trabajos forzados a consecuencia del intento de exterminio que supuso la Gran Redada.

Su dominio del idioma valenciano indicaría el arraigo de su familia en el Reino de Valencia además de su esmerada educación. Por otro lado, el hecho de que su padre regentara un establecimiento, una cordelería, nos indica que era una familia asentada, de cierto nivel económico. Ambos hechos contribuyeron a que el Tío Pasqual recibiera una edecución y dispusiera de tiempo para dedicarse a la literatura.

Escribió en valenciano pero introdujo numerosos préstamos lingüísticos, gitanismos, procedentes del caló, del gitano español, que derivan a su vez del romanó. También escribió en caló un sainete que no he podido encontrar.

Fue un escritor popular. Famoso por sus coloquios y sus poemas satíricos. Tanto que incluso se los plagiaron y nuestro querido Tío Pasqual tuvo que llegar a retar en duelo a uno de sus plagiarios.

NeloSu Raonament i col·loqui nou de Nelo el Tripero (Razonamiento y coloquio nuevo de Nelo el Tripero) fue representado por el propio autor como una obra teatral con lo cual estaríamos ante la primera obra de teatro conocida escrita por un autor gitano. Este coloquio tuvo tal éxito que se conocen al menos 13 ediciones del mismo estando la más antigua fechada en 1792 e impresa en la Imprenta Laborda de Valencia. Otras ediciones que se conocen fueron publicadas en Alcoy, Játiva y  Barcelona.

 

 

Se inspiró en los ladronzuelos que rondaban por el mercado de Valencia para crear el personaje de Nelo el Tripero: anacrónico pícaro cuya vida transcurre entre pequeños hurtos, oficios efímeros, encarcelamientos en la prisión de Sent Arcís (San Narciso) y condenas en galeras reales. Y cuyo oficio, tripero, consistía en recoger por medio de un largo pincho las tripas de los caballos destripados en las corridas de toros de la época.

En este coloquio introdujo el gitanismo estaribel que ha pasado a formar parte del valenciano (Diccionari històric del valencià col·loquial Segles XVII, XVIII i XIX, de Joaquim Martí Mestre, 2006).

Otros gitanismos utilizados en este coloquio son:

Choro (ladrón): ixquí un choro tan probat

Churí (navaja, cuchillo): el churi desembainat

Terne (joven, valiente) y traguelar (traer): el terne que ha de ser terne ha de traguelar el pa

Naste (nastis, no puede ser): naste, naste, nasterá

00000001La aportación de este coloquio a la literatura valenciana es innegable aunque hayan tratado de invisibilizarla: tal y como afirmó Ricardo García Moya en el Diario de Valencia el 5 de enero de 2003: «el coloqui de Nelo llenaría de calidad la Historia de la literatura valenciana del XVIII (sin equivalente en la catalana), aunque las reediciones del XIX, incluida la barcelonesa, catalanizaron su morfología».

Por otro lado, Joaquim Martí Mestre afirma que «basta una ojeada a los catálogos bibliográficos valencianos para darnos cuenta del importante papel de los coloquios en la literatura valenciana de los siglos XVIII y XIX» (Pseudònims i tècniques interpretatives dels col·loquiers valencians dels segles XVIII i XIX i altres reflexions sobre l’onomàstica dels col·loquis, en Col·loqui Onomàstica, II [1997], 653-681)

Así mismo, su sainete La novela de Cañorra, escrita en caló, tuvo un gran éxito en Valencia cuando se representó en el teatro que estaba junto al Portal de la Trinidad. Aquí también tendríamos una primicia, según creo, nunca superada: una obra de teatro, un sainete, escrita toda ella en caló.

Escribió otros coloquios: Chusep Patricio Vint ungles, Coloqui de Jusep Patrício Gandumbes, compost per un aforrador de gaites,  L’embarc de l’albufera y Los aficionats a comèdies todos ellos cómicos y escabrosos. También escribió el relato Baltasariyo er gitano compuesto en versos endecasílabos ¡¡¡en caló!!.

A pesar de su importancia, ha pasado bastante desapercibido para la crítica literaria valenciana y, desde luego, no se ha visibilizado su condición de gitano. Así mismo, la variante de caló que utiliza, el caló valenciano, también ha pasado desapercibida para los estudiosos de esta lengua.

Y una última curiosidad: según algunos autores, la primera mención escrita de la palabra “paella” se encuentra en el Raonament i col·loqui nou de Nelo el Tripero

Imagen

Gina Ranjicic, valiente madre de la poesía gitana en romanó

No sabemos ni dónde ni cuándo nació la Tía Gina Ranjicic aunque se suele dar la fecha de 1830 como su posible nacimiento. Sí sabemos que faltó el 17 de mayo de 1891 en Biskupec (Eslavonia, actual Croacia) y si en este mundo nuestro hubiera lache o vergüenza el 17 de mayo debería ser la fiesta de la poesía gitana en romanó puesto que la Tía Gina es la más antigua poetisa gitana de quien tenemos memoria.

Gitana

En la segunda edición de “De la vida interior de los gitanos” se incluyó esta imagen de una bella y desconocida gitana

La Tía Gina fue una de las gitanas más valiente, más inquieta, más veleidosa y atrevida que haya existido. Creemos sinceramente que si no hubiera sido gitana Gina Ranjicic sería hoy una celebridad europea, admirada y considerada por su talla literaria y por su espíritu libre y aventurero. Creemos que su olvido es una forma más de antigitanismo y, en este caso, de gitanofobia de género.

Portada bonita

Casi todo lo que sabemos sobre ella lo dejó escrito Heinrich von Wlislocki, el primer gachó que se dedicó casi en exclusiva al campo de los Estudios Gitanos, en su Aus dem inneren Leben der Zigeuner (De la Vida Interior de los Gitanos).

De Wlislocki hablaremos otro día, hoy toca hablar de la Tía Gina.

Mo11NovGLS9

Dr. Heinrich von Wlislocki

Cuenta Wlislocki que conoció a la Tía Gina en 1890 gracias a la información que le proporcionó el Dr. Jakobcic, funcionario consular de Serbia, que le contó que había conocido a una gitana que había escrito 250 poemas en romanó y que ésta se encontraba en el pueblecito de Essek. Allí que se fueron los dos. Y la anciana Tía Gina les contó su vida, una azarosa vida, repleta de aventuras y peripecias.

Les contó que había nacido en una familia de gitanos errantes.

Les narró que a los 12 años conoció en Belgrado a Joachim Dalenes, un rico comerciante armenio, quien la aporijó (la acogió como a una hija) y se la llevó a Constantinopla donde durante tres años tuvo como preceptor al alemán Karl Berik con quien aprendió a leer y a escribir y, según la Tía Gina, “todo lo que pude”.

Les explicó que el hermano menor de Joachim, Gabriel, la desposó; que Gabriel era tres veces mayor que ella pero la hizo feliz y junto a él vivió una vida de lujo y que fue entonces cuando empezó a escribir poemas en turco, en armenio y en romanó.

Según les contó la Tía Gina al Dr. Jakobcic y al gitanólogo Wlislocki, en esa época escribió dos libros voluminosos que abandonó cuando se escapó con su amante albanés.

Le relató que estando casada con Gabriel conoció a un joven y apuesto albanés, Gregor Korachon, que la sedujo y que se escaparon. Con aquel albanés al que en sus poemas llama Kipetaro vivió innumerables aventuras ya que se dedicaba al robo y al contrabando.

Les contó que viajó a Italia y que en Siracusa conoció a Jakob Hornstein, un millonario judío de origen rumano, que cayó rendido a sus pies. Jakob era un hombre culto que poseía una gran biblioteca que la Tía Gina devoró. Adquirió así tal dominio de la lengua alemana que Jakob le pidió que tradujera al romanó el poema que más le gustaba del poeta alemán August von Platen-Hallermünde que, precisamente, estaba enterrado en Siracusa. Además, con Jakob viajó por toda Sicilia, donde residía, y por Alemania, Francia, Inglaterra… En uno de sus viajes por el norte de África conoció a Peter Kandalidis, un joven y guapo gitano de origen griego. La Tía Gina convenció a Jakob de que se llevasen con ellos a Peter como criado. Después de cinco felices años de matrimonio con Jakob éste enfermó y en su enfermedad creyó que la Tía Gina le era infiel con Peter y lo despidió. Durante su enfermedad se trasladaron a Constantinopla y allí la familia de Jakob tomó las riendas de su vida y poco a poco le hicieron apartarse de su marido. No obstante permaneció junto a él hasta el día de su muerte, el 23 de marzo de 1866. Entonces fue acusada por la familia de Jakob de haberlo envenenado. Esta acusación la llevó a la cárcel donde tuvo que permanecer tres largos meses hasta que la autopsia demostró que nada había tenido que ver con la muerte de su apreciado Jakob. Heredó una fortuna de ¡¡¡10000 ducados austriacos!!! Pero se encontraba sola en Constantinopla a pesar de ser entonces una de las damas más deseadas. Así pues, decidió regresar a Serbia con su gente y gastar con ellos la herencia recibida.

También añadió que después viajó a París donde durante dos años malgastó su fortuna.

Y que los últimos 20 años los había pasado entre su gente compartiendo la pobreza.

Cuenta también Wlislocki que el Dr. Jakobcic adquirió los manuscritos de nuestra poetisa por 200 florines austriacos.

Wlislocki incluyó 25 poemas de Gina Ranjicic en el capítulo que le dedicó. Lamentablemente, la obra de Wlislocki permanece inédita en español y la obra de la Tía Gina sigue ignorada a pesar de que ya en 1904 la madrileña revista “La lectura” reseñaba un artículo sobre su vida y ventura.

Revista

Portada y sumario de “La lectura” que en 1904 se hizo eco de la vida de la Tía Gina. Esta ilustración es un montaje gráfico de nuestra propia cosecha

Hay autores que han pretendido que Gina no existió, que fue una invención del gitanólogo Wlislocki. No lo creo. Es verdad que otros gitanólogos inventaron personajes gitanos con quienes simularon haber vivido una y mil aventuras para reivindicar su cercanía a lo gitano, su condición de Romany Rye, de caballero gitano, como a la mayoría de los gitanólogos les gustaba ser llamado. No parece ser el caso de Wlislocki ya que no utilizó la figura de Gina para demostrar su conocimiento de los asuntos gitanos. Lo que sí parece que hizo es inventarse las traducciones de los poemas que adornó de influencias alemanas. Por fortuna, Wlislocki fue tan honrado que incluyó las versiones originales en romanó y así podemos disfrutar de una pequeña parte de la obra de la Tía Gina.

Sería maravilloso poder dedicarle tiempo a investigar y tratar de rescatar del olvido la obra completa de la Tía Gina. Es posible que el tiempo y las vicisitudes la hayan destruido pero también es posible que espere agazapada en los estantes de un olvidado archivo.

Nota: este artículo puede ser compartido libremente pero recuerda mencionar la autoría (Nicolás Jiménez) y la fuente (https://gitanizate.wordpress.com/)

Imagen

Jakob Reinhard “Hannikel”, un gitano malo, malo, malo, malísimo

Hasta ahora os hemos hablado siempre de gitanicos güenos pero también los ha habido malos o que han sido considerados malos. Nos apetece mucho hablaros del gitano más malo de todos los tiempos: el Tío Jakob Reinhard “Hannikel”.

Hannikel (1)Pero antes os diré que no es el único gitano considerado malo por la sociedad cuando realmente era un gitanico bueno que se buscaba la vida como podía y que hizo lo que debía hacer cuando le tocó hacerlo.

El bandolerismo o bandidismo social es una reacción de los oprimidos por la injusticia, la violencia y la pobreza y se ha dado en muchos lugares y en diversas épocas aunque no cabe duda que el Antiguo Régimen, la llamada Edad Moderna, con el absolutismo dominando por toda Europa propició el reforzamiento de este tipo de resistencia: “De esta manera, al desafiar a los que tienen o reivindican el poder, la ley y el control de los recursos, el bandolerismo desafía simultáneamente al orden económico, social y político” (Hobsbawn, E. Bandidos. Barcelona: Crítica, 2001). Y por eso, a la vez que eran perseguidos por el Poder eran queridos y protegidos por los débiles.

Además de Hannikel ha habido otros grandes bandoleros gitanos: José Ulloa “Tragabuches”, Antoine la Grave “Der Grosse Galantho” o Johannes la Fortun “Hemperla”. De todos ellos os hablaremos en futuros artículos.

800px-HannikelEl Tío Jakob Reinhard, apodado “Hannikel” (el buey) por su fornida constitución física, fue un bandolero cuyas andanzas terminaron en la horca el 17 de julio de 1787. Tanto a nivel popular como entre los demás bandidos era considero uno de los más fieros y temidos.

Nació en Darmstadt (Alemania) en 1742. Sabemos que su madrecica era gitana y su papa era tambor (soldado) del landgraviato de Hesse. Las fuentes no lo dicen pero es posible que su padre también fuera gitano ya que el oficio militar ha sido común para muchos Rroma en diferentes lugares de Europa. Su abuelo materno fue el famoso bandolero “Kleine Konrad” (Pequeño Konrad) que fue ajusticiado por el método de la rueda: un método de suplicio y ejecución   empleado en Europa desde la Edad Media hasta la época moderna (la última ejecución registrada fue en 1841 en Prusia). La primera parte de la tortura consistía en atar firmemente al reo en un banco o en una cruz para acceder con comodidad a las extremidades, tras lo cual el verdugo procedía a triturar,  mediante una barra de hierro o cualquier otro instrumento, todos los huesos y articulaciones del condenado. La operación debía hacerse con cierta técnica pues era preceptivo que el condenado no muriera por un derrame interno. Por eso no se le golpeaba la cabeza que quedaba intacta. El objetivo era que las extremidades pudieran ser dobladas y dislocadas  por numerosos sitios. Después, el reo era colocado en una rueda de carro de manera que los tobillos tocaran la cabeza para lo cual las piernas debían dislocarse hacia arriba poniéndose los brazos de manera que recorrieran todo el perímetro de la circunferencia y se enganchaba la rueda en un eje clavado en el suelo quedando la rueda elevada y en posición horizontal con el condenado sobre ella. Si tenemos en cuenta que al reo también se le rompían las costillas, lo que hacía que la respiración fuera extremadamente penosa, la condena a «ser quebrado de arriba abajo y luego llevado a la rueda» significaba una muerte lenta y dolorosa que se podía prolongar durante horas e incluso hasta un día. Un método de ajusticiamiento que fue empleado también contra gitanos aunque no fueran bandoleros tal y como ocurrió en Giessen (Hesse, Alemania), los días 14 y 15 de noviembre de 1726.

Weissenbruch,_Hinrichtung,_Gießen_1726

Ejecución masiva de gitanos que tuvo lugar en Gießen (Alemania) los días 14 y 15 de noviembre de 1726 y que constituyó todo un espectáculo

De joven vivió en Alsacia y se dedicó a la venta ambulante aunque las crónicas también dicen que además cometió pequeños robos.

En 1770, Hannikel se trasladó a Württemberg y junto a su hermanico Wenzel creó una banda de forajidos. Se convirtió en el líder. Su banda llegó a tener unos 35 miembros entre los que se incluían tanto hombres como mujeres e incluso niños. Desde mi punto de vista, más que una banda de ladrones era una familia. Se dedicaban especialmente a asaltar y robar a judíos ricos y a sacerdotes esto les atrajo la simpatía de la población: muchos de los campesinos estaban endeudados con los ricos prestamistas judíos debido a la crisis húngara de 1770-71. El propio Hannikel justifica los ataques contra los judíos porque “engañan a los cristianos” y por lo tanto considera que es correcto deshacerse de sus deudas. Tampoco sentían los campesinos demasiadas simpatías hacia los curas.
Solían operar en la Selva Negra, cerca de Nagold, una zona densamente poblada entonces por bandidos de todo tipo: era un bosque inmenso que estaba fragmentado en pequeños territorios independientes unos de otros y con sus propias jurisdicciones de manera que los bandoleros escapaban fácilmente de sus perseguidores puesto que los guardias de un territorio no podían entrar en el territorio de al lado. Además, es una zona fronteriza con Francia y Suiza

Hannikel, Hauptfigur der Räuberausstellung

Retrato de Hannikel en el Ayuntamiento de Sulz

Las incursiones de Hannikel extendieron el terror por toda la región aunque también despertó la simpatía de los campesinos y agrandó su leyenda debido a la destreza con la que siempre escapaba de sus perseguidores franceses.

El 4 de abril de 1786, Hannikel agredió a un granadero (soldado) del Duque de Württemberg cerca de Reutlingen. Christoph “Toni” Pfister se llamaba y había sido miembro de la banda pero había cambiado de bando y se había incorporado al ejército de Wurttemberg. Además de esta traición, Toni había abandonado a la cuñada de Hannikel, la hermosa gitana Mantua. Y es en este episodio de la vida de Hannikel donde vemos la parte más justiciera del gitano, aquí nos recuerda a las celebradas hazañas de nuestros gitanos valientes.

El granadero traidor fue atraído por una gitana a una emboscada. Hannikel saltó sobre él y le golpeó con una porra. Wenzel, el hermano de Hannikel también golpeó a Toni. Entonces Hannikel sacó su cuchillo y le cortó la nariz y el labio superior. Dieterlen, uno de los hijos de Hannikel que entonces contaba doce años de edad, “finalmente se sirvió de un sombrero lleno de agua de un charco para limpiarle las heridas”  según se relata en la novela “Hannikel, oder die Räuber- und Mörderbande, welche in Sulz am Nekar in Verhaft genommen und am 17ten Jul. 1787 daselbst justificirt worden: ein wahrhafter Zigeuner-Roman ganz aus den Kriminal-Akten gezogen” (Hannikel o la banda de ladrones y asesinos que habían sido encarcelados en Sulz del Nekar, y allí se había hecho justicia el 17 de julio de 1787: una verdadera novela gitana enteramente extraída de los archivos criminales)

Portada

A la mañana siguiente fue encontrado. Todavía estaba vivo y dio los nombres de sus torturadores. El moribundo fue trasladado a Reutlingen pero expiró su vida antes de llegar a las puertas de la ciudad.

Entonces el Vogt (el señor feudal) de Sulz am Neckar, Jacob Georg Schäffer reunió un pequeño ejército para dar caza a la Banda de Hannikel y consiguió arrestar a 27 de sus miembros cerca del Castillo de Hohenstaufen pero Hannikel y otros 28 de sus bandoleros consiguieron najar (huir) y llegar a Suiza.

El 3 de agosto de 1786 el conde Rudolf von Salis-Zizers capturó en las ruinas de Neuburg cerca de Untervaz (Suiza) a Hannikel junto con los 16 miembros que quedaban de su cuadrilla y los trasladó a Coira (Suiza).

MG_6572_3_4_tonemapped_Grabenstraße_30_40789_Schelmenturm

Torre de Coira, llamada actualmente de Hannikel, donde fue encerrado y de donde logró escapar

Hannikel fue encerrado en la torre de Coira –hoy en día conocida como Torre Hannikel- pero el 6 de agosto logró escapar de su mazmorra practicando un agujero en la pared.

Finalmente fue arrestado por el conde de Sargans y confinado junto a su banda en el Castillo de Vaduz (actual capital de Liechtenstein) que era de su propiedad. Allí los recogió Schäffer en septiembre y los llevó a Sulz.

Schlossvaduz

Castillo de Vaduz

Durante más de veintisiete semanas fueron interrogados por el Tribunal de Sulz hasta que hubo confesiones y reconocieron los crímenes de los que eran acusados.

Hohenasperg

Cárcel de Hohenasperg

Hannikel y tres de su cuadrilla fueron sentenciados a muerte y ahorcados el 17 de julio de 1787 en Sulz. Los otros fueron sentenciados a cadena perpetua en Hohenasperg (la cárcel y fortaleza de Asperg) y en la fortaleza de Hohentwiel.

1024px-Hohentwiel-luftbild

Fortaleza de Hohentwiel donde fueron estardós el hermano y el hijo de Hannikel

Casi 12.000 personas se reunieron en el Galgenberg de la Neckarstädtchen Sulz para presenciar el ahorcamiento de Hannikel.

Hannikel_in_Prison

El hermano de Hannikel, Johannes Jacobi, llamado Geuder, y su hijo Johann Carl Reinhard, llamado Bastardi, fueron enviados a Hohentwiel donde ya estaban presos otros siete antiguos miembros de la banda que habían sido arrestados en septiembre de 1786. En la primavera de 1787 intentaron escaparse y desde entonces los prisioneros llevaron grilletes y fueron sometidos a trabajos forzados.

El 30 de diciembre de 1788  murió el hijo de Hannikel. Dieterle otro de sus hijos escapó y fue recogido en un orfanato del que tuvo que escapar cuando intentaron prenderle fuego los campesinos de alrededor cuando supieron que el niño que estaba allí escondido era el hijo de Hannikel.

En la primavera de 1794, cinco de los miembros de la Banda de Hannikel que aún seguían prisioneros fueron liberados para incorporarse al ejército en la guerra imperial.

800px-Glatt-Räuber8080-freigestellt

Retrato de Hannikel en la torre de la prisión de Sulz. Pintura de Johannes Hermann

En su tiempo de bandolero, Hannikel estuvo rodeado de leyendas. Una de ellas cuenta que un viejo gitano advirtió que si lo ahorcaban caerían peces y estrellas del cielo. Poco después de que el condenado fuera ahorcado se desató una terrible tormenta surgida de una pequeña nube. Rayos y  truenos dieron paso a granizos como “palomas y pollos “,  según citó el historiador Anton Birlinger, que había presenciado este acontecimiento el 17 de julio de 1787.

Quicklebendig-springen-beim-Narrenverein-Ohmenhausen-in-411574h

Lugareños disfrazados de Hannikel

La fascinación por la naturaleza romántica de la vida de Hannikel sigue estando viva, de hecho, en el carnaval  de Coira Hannikel es uno de los personajes más presentes y medio centenar de personas participan en una recreación anual de la captura de Hannikel.

Imagen

Panna Cinka, nuestra señora del violín

Panna Cinka o Czinka Panna (en húngaro) o Panna Cinková (en eslovaco) fue una famosa violinista gitana húngara nacida en la ciudad húngara de Sajógömör (actualmente Gemer, en Eslovaquia. Sí, sí, la convulsa historia de Europa ha hecho que las ciudades hayan ido pasando de país en país por los caprichos de las guerras) en 1711.

220px-Czinka_Panna_cigányprímásAdemás de tocar el violín fue una prolífica compositora a la que se adjudican más de 100 obras. Su música abarca tanto la música tradicional gitana como la música clásica.

Ignoramos qué día nació pero sí sabemos que nació en una familia de gitanos músicos. Su agüelico fue Mihàly Barna, uno de los violinistas gitanos más antiguos que se conocen, y su papa, Sándor Cinka, fue músico de la Corte de Francisco Rákóczi II (líder de la guerra de independencia húngara contra el dominio de los Habsburgo, Príncipe de los Estados Confederados por la Libertad del Reino de Hungría, Príncipe de Transilvania, Príncipe Imperial y que, actualmente, es considerado un héroe nacional en Hungría) en Rožňava.

Su papa y sus hermanicos son considerados los autores de la famosa Marcha Rákóczi también conocida como la Marcha Húngara que fue tenida por el himno no oficial del Estado húngaro (aquí podéis escucharla interpretada por la Orquesta Gitana de la Radio Húngara dirigida por el violinista gitano Sándor Lakatos). O sea, que la gente de la Tía Anna Maria siñaban unos monstros de la música.

Hegyi_Aranka-_mint_Czinka_Panna

La actriz Aranka Hegyi en el papel de Panna Czinka (1896) en una obra de teatro

Cuenta la leyenda que cuando tenía nueve años estaba tocando el violín para entretener a su familia y la vio Ján Lányi, el principal noble de la provincia, y desde entonces se convirtió en su mecenas y protector.

Estudió música en Rozsnyó (actualmente Rožňava) y, a los 14 años, se casó con Dànyi, un gitano Kalderaś que tocaba el contrabajo, de cuyo feliz matrimonio nacieron cuatro hijos y una hija. Se incorporó a la banda que Dànyi y sus cuñaos habían creado en 1725 y con la que habían ya actuado por toda Hungría y por Polonia y Rumania.

3871753--greguss-imre-18561910-cinka-panna--1-950x0p0

La Tía Anna Maria transformó esa banda de música: actuaba como directora y primer violín y diseñó unos uniformes que vestían en sus actuaciones y que recordaban a los uniformes militares. La banda de la Tía Panna es considerada como la inspiradora de las bandas de música gitana que triunfaron en Hungría y en Europa en el siglo XIX y parte del XX.

kd4179n

Diseño del vestuario para la ópera de Zoltan Kodaly inspirada en Panna Czinka

Con esa banda giraron por toda Europa. La nobleza ansiaba invitarlos a tocar en sus palacios y palacetes. Tocaron incluso para la Emperatriz María Teresa ¡Ojalá la hubieran maldecío pa que esta esgollá no hubiera hecho tanto daño a nuestra gente!

Además de tocar el violín (nada menos que un Amati –los violines Amati fueron tan apreciados como los Stradivari) tocaba la flauta y cantaba.

Sus hijos se fueron incorporando a la banda.

kb1948_1n

La ópera Balada de Cinka Panna del compositor Zontal Kodaly se estrenó en 1948 en Budapest

Su fama en vida fue mucha de tal manera que ha transcendido y su vida y su figura han inspirado poemas, novelas, obras de teatro, una ópera y una película y varios pintores checos y eslovacos la han retratado. Incluso ha sido denominada la Safo gitana.

Sajógömör34

Monumento en su memoria erigido en Gemer (Eslovaquia)

La Tía Panna Cinka faltó en su ciudad natal de Gemer y le dieron sepultura el 5 de febrero de 1772, vestida con su uniforme, luciendo un anillo de diamantes y con su violín Amati.

Sajógömör36Tiene calles dedicadas a su memoria en Györ, Monor, Miskolc y Budapest. Y en su ciudad natal, Gemer, se alza un monumento que la recuerda.

 

Imagen

Aleksandr Vyacheslavovich “Germano”, padre de la literatura gitana

Nació el  6 de junio de 1893 en la aldea de Startsevo-Lepyoshkino perteneciente a la ciudad de Orel, capital de la homónima provincia rusa y faltó en Moscú el 22 de abril de 1955. Fue escritor, poeta, dramaturgo, recopilador del folklore gitano ruso y traductor de los clásicos rusos al romanó.

01

Portada de uno de sus primeros libros. Era un libro dirigido a promover la ideología soviética entre los niños

Sus padres habían emigrado desde el Imperio Austrohúngaro a Rusia. Su papa, Vatslav, era un gachó de origen checo que se dedicaba a la fontanería y su mama, Carolina, una romí de Moravia, una región histórica checa.

Quiso la casualidad que su madrecica lo trajera al mundo mientras asistían a una boda. La gitana, pese al embarazo, estuvo bailando alegremente; se sintió indispuesta; se retiró del corro; y fue a parir al Tío Aleksandr en medio de un huerto de coles (muchas veces he escuchado decir “eres más gitano que las coles”, jijiji).

Era el menor de 11 hermanos. Su padre, por desgracia, faltó poco después de que él naciera. Vivió junto a su mama hasta los 8 años y, a partir de entonces, el Tío Alensandr, llamado Sasha, fue criado por su hermana mayor Anna Vyacheslavovna.

Aunque fue a la Escuela Superior de Comercio de Kiev no pudo terminar sus estudios a causa de la I Guerra Mundial en la cual combatió.

06germano

De joven

Tomó parte en la Revolución de Octubre (1917) y participó en la Guerra Civil Rusa.

Sus primeras obras, la novela corta «Иван Талыго» (Ivan Talygo) y el ensayo «Червь грызёт» (El gusano roe), fueron publicadas en 1915, cuando solo contaba 22 años de edad, en un volumen colectivo titulado “Ciudadanos de Orel a las víctimas de la Guerra” cuya recaudación fue destinada a la asistencia a los heridos y discapacitados. Su participación en esta obra colectiva le reportó un gran éxito a nivel local. La crítica ha valorado especialmente el ensayo que a pesar de su corta extensión constituye en su esencia, filosófica y lírica, una meditación sobre la fugacidad de la vida, la sabiduría de la vejez y la inminente oscuridad del vacío al final del camino terrenal de cada persona. Y sorprende además que esta reflexión viniera de un joven de 22 años.

El 3 enero de 1919 fue reclutado por el Ejército Rojo y tras ser licenciado comenzó a escribir como colaborador del periódico local “Орловская правда”, la verdad de Orel, donde publicó su primera colección de cuentos  en 1921 “Былые зарницы”, el rayo de la mañana.

Se involucró en la vida cultural y social de Orel de manera que no había un evento en el cual no participara: se convirtió en editor de la Revista Literaria Infantil “Первоцвет” (Primavera), participó en la creación de la Organización de Escritores de Orel, en la constitución de la Universidad Proletaria, en la creación del Museo Turgeniev…

Para entonces ya era un escritor y dramaturgo de cierto éxito. De su pluma salieron más de 100 cuentos, ensayos, folletines, obras de teatro… Algunas de sus obras de teatro se representaron en el teatro de Orel.  Fue especialmente exitosa una pequeña obra satírica de un acto sobre la burocracia “En una institución determinada” que no es en absoluto obsoleta sino que sigue siendo aplicable a los tiempos modernos. Y en los días de Germano tuvo un éxito rotundo. Por primera vez fue escenificada por el Teatro Municipal de Orel, tras lo cual entró en el repertorio de grupos aficionados no sólo de Orel sino también de provincias vecinas. Esta obra se representó unas trescientas veces

38221156

De mayor

En 1926 se traslada a Moscú y empieza a dedicarse a la cultura y a la literatura gitana en romanó.

Aunque su lengua materna era el ruso (su mama hablaba romanó pero cuando se trasladaron a Rusia, toda la familia aprendió ruso y esa era la lengua que se hablaba en su casa), el Tío Aleksandr convivió con gitanos errantes para aprender romanó. Él se consideraba a sí mismo como un Aleko (el personaje de Pushkin) redivivo. Recordemos que Aleko era un gachó que por amor a la libertad se une a un grupo gitano creyendo que allí encontraría la verdadera felicidad pero acaba entendiendo que ni siquiera entre gitanos existe la libertad absoluta. Aunque la intención del Tío Aleksandr no era retomar el ideal de la libertad y el viaje sino más bien entender cómo eran los gitanos para tratar de promover en ellos la ideología soviética: él había crecido fuera de ese ambiente gitano y había asumido la ideología revolucionaria y quería que los demás gitanos se incorporasen al orden soviético y para ello tenía que conectar con los gitanos andarríos.

No obstante, podemos considerarlo uno de los padres de la literatura gitana y, por supuesto, el fundador de la literatura soviética gitana ya que fue el primero en publicar una novela en romanó.

Durante la campaña para la liquidación del analfabetismo y el fomento de la escritura para las minorías étnicas, en mayo de 1927, el Comisariado del Pueblo para la Educación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia planteó la cuestión de crear un alfabeto para el idioma gitano escrito y fue a Germano a quien se le encargó la creación del alfabeto gitano (aunque no fue el único que lo desarrolló) en el que escribió los primeros trabajos en lengua gitana.

Aquel mismo año de 1927 se creó la revista sociopolítica y literaria “Романы Зоря” (Romani zorya –en romanó escrito con alfabeto ruso-, amanecer gitano), una de las primeras revistas gitanas del mundo, y él devino su secretario. Allí empezó a publicar sus relatos en romanó sentando las bases de la futura literatura gitana en romanó.

Su primera obra en romano “Руверо” (ruvoro, lobezno) apareció en noviembre de 1927 en la Revista Romani Zorya.

Sus temas favoritos fueron los que tenían que ver con la vida gitana anterior a la Revolución Rusa, planteando críticas al viejo modo de vida patriarcal y a las supersticiones aunque también describe de un modo realista la vida nueva, los reasentamientos, las dificultades de los gitanos para vivir en ese nuevo mundo soviético que exige el fin de su modo de vida y su asentamiento para integrarse en las nuevas estructuras productivas: las grandes factorías y las granjas colectivas. En sus poemas quedan reflejadas esas contradicciones, esas tensiones entre la vida antigua y la moderna.

74192842

Los fundadores del Teatro Romen. El cuarto por la izquierda era el Tío Aleksandr

En 1931 comenzó la vida del Teatro Romen (que significa “para los gitanos”) de Moscú del que el Tío Aleksander fue uno de sus fundadores. Por primera vez, se creó un teatro en el cual autores gitanos llevarían a la escena sus propias voces, vivencias y anhelos y lo harían en romanó. La primera obra escenificada en este teatro, el 21 de diembre de 1931, fue la obra de Germano “Vida sobre ruedas”. Se quedó durante mucho tiempo en el repertorio del teatro donde fue representada más de 1200 veces. El papel principal fue brillantemente interpretado por la famosa actriz Lyalya Chernaya de quien hablaremos en otra ocasión.

Moscow_Romen_Theatre_03-2016_photo1

Vista actual del Teatro Romen, en Moscú, aún en activo

Entre 1927 y 1938, el Tío Aleksandr escribió unas 30 obras –cuentos, poemas, teatro, ensayos etnográficos,  etc..- en romanó. Algunas de sus obras teatrales tuvieron tanto éxito que fueron representadas más de 1000 veces.

También tradujo al romanó las obras de Pushkin y otros clásicos rusos.

Además elaboró varios libros de texto escolares sobre la lengua y la cultura gitana.

En 1934 se convirtió en miembro de la Unión de Escritores de la Unión Soviética.

Durante la Segunda Guerra Mundial permaneció en Moscú y participó en lecturas de poesía y cuentos en los hospitales para los heridos de guerra.

Djana

Portada del libro Djàna neve Roma, vienen gitanos nuevos. En este ensayo promueve la ideología soviética

Por desgracia, a partir de 1940 el Teatro Romen dejó de hacer todas sus representaciones en romanó y fue introduciendo el ruso lo que le abrió a otros públicos pero hizo que se perdiera su capacidad de promoción de nuestra lengua.

Las obras literarias del Tío Aleksandr permanecen descatalogadas y prácticamente imposibles de conseguir.

El Tío Aleksandr Germano es uno de los héroes del panteón de la causa gitana ya que participó en todos los movimientos que dieron lugar al florecimiento de la cultura gitana en Rusia y eso tuvo sus repercusiones en el mundo.

lit_str28

En Orel tiene una calle dedicada a su memoria