Imagen

Valiente luchador por la causa romaní

El Tío Eli Frankham, qué en Gloria esté, fue un poeta y un carismático líder de la lucha por los derechos civiles del Pueblo Gitano del Reino Unido. Fue, además, fundador y presidente de la Asociación Nacional de los Derechos Romaníes (NRRA). Fue boxeador profesional, músico y narrador, y era conocido y respetado por los gitanos y los travellers en toda Gran Bretaña.

El Tío Eli nació en un vardo, en un carromato, en Chanctonbury (Sussex, Reino Unido). Durante su infancia viajó por el sur de Inglaterra hasta que su familia compró un terreno en el pueblo de Hampshire Horndean, donde asistió a la escuela. A diferencia de muchos de su generación, aprendió a leer y escribir, aunque también experimentó el racismo antigitano contra el que iba a luchar durante toda su vida.

Eli 1

“Yo era el único gitano en la escuela y me insultaban diciéndome ‘Gippo, Gippo’. Lo pasaba mal, así que empecé a luchar, a pelearme con los niños y a hacer novillos”

El Tío Eli fue siempre un luchador. Venía de güena rama: la familia Frankham, que ha dado al mundo varios campeones de boxeo siendo el más conocido Johnny “Gypsy” Frankham que fue campeón de peso ligero británico en 1975 y se hizo famoso por haber noqueado al campeón de los pesos pesados Muhammad Ali en un combate de exhibición.

Eli 5

Así se anunciaba el combate de exhibición que enfrentó al campeón Muhammad Ali contra el gitano Johnny Frankham

Eli 4

El campeón Ali no resistió los puñetazos del gitano y acabó noqueado en el suelo

Para hacer honor a la tradición familiar, el Tío Eli empezó su carrera en el boxeo y durante la II Guerra Mundial se convirtió en el campeón de peso medio del Ejército Inglés de Tierra de Oriente Medio mientras servía como corneta.

Durante la guerra, el Tío Eli encontró un grupo de gitanos en Palestina y descubrió que podía entenderse con ellos en romanó. Esta experiencia encendió su interés de por vida y le hizo tomar consciencia de su pertenencia a la nación Romaní.

Su relación con los gorjia, los gachés, con los payos académicos no siempre fue buena. Desconfiaba de los académicos que trabajaban dentro de la “industria de lo gitano”, porque creía que trabajaban con los gitanos únicamente para promover sus propias carreras académicas.

El Tío Eli era, igualmente, intransigente con la corrupción dentro de las organizaciones gitanas.

Sus quimeras, sus luchas, por la emancipación del Pueblo Gitano fueron muchas: El Tío Eli fundó la National Romani Rights Asociation (Asociación Nacional de los Derechos Gitanos) en la década de 1970’s; luchó por la Ley de Sitios de Caravanas de 1968 (Caravan’s Sites Act), que, por primera vez en la historia del Reino Unido, obligaba legalmente a las autoridades locales a que proporcionasen sitios para que los gitanos y los travellers aparcasen sus caravanas y vivieran en esos lugares; se opuso a una legislación como la Ley de Justicia Penal de 1994, que eliminaba la obligación legal impuesta por la Ley de 1968, y aún más, criminalizaba la vida nómada tradicional con el nuevo delito de “allanamiento de morada”…

Además de este activismo, el Tío Eli desarrolló una gran labor social ayudando a cientos de familias romaníes a que combatiesen las normativas locales de planificación que les impedían incluso establecerse con caravanas en los terrenos que ellos mismos habían adquirido. Como resultado, miles de niños y niñas romaníes han tenido acceso a la educación y a la salud. Trabajando de forma voluntaria se ganó un gran respeto de su Pueblo y gastó miles de libras de su propio bolsillo para perseguir sus objetivos. Nunca recibió ningún reconocimiento oficial.

El Tío Eli era a la vez moderno y tradicional. Creía que la educación es crucial para la emancipación romaní pero también valoraba la tradición gitana: se ganó la vida con el trato de caballos durante toda su vida y jamás aparecía en público sin su pañuelo al cuello.

Eli 2

“En una época en la que la vida nómada está casi prohibida, ferias como ésta unen a la comunidad gitana, son los lugares donde nos encontramos. El ataque a esta feria es por lo tanto un ataque directo a la comunidad gitana de este país”

La última acción pública del Tío Eli fue luchar contra la prohibición de la celebración de la antigua feria de caballos de Horsmonden en Kent tan solo unos meses antes de fallecer.

Encabezó una marcha de manifestantes romaníes, desempolvó su vieja corneta e hizo un discurso apasionado en el que supo poner el enfoque en los Derechos Humanos y no tanto en el derecho a conservar una tradición sino en el derecho de reunión pacífica o derecho de asamblea (como se puede ver en la pancarta esa libertad de asamblea es lo que reclamaban) lo que hizo que tanto las autoridades como la opinión pública entendieran su reivindicación.

Tío Eli Frankham, poeta y líder de derechos civiles, gitano inglés nacido el 26 de noviembre de 1928 faltó el 03 de diciembre de 2000. Te avel kovli phuv lesqe!

Anuncios
Imagen

Testificar el horror

Ceija Stojka (pronunciado Chaya Estoica), que Dios la tenga en su Gloria, era el nombre gitano de Margarita Rigo Stojka. Nació el 23 de mayo de 1933, [sí, sí, hoy hubiera cumplido 84 años] en una posada en Kraubarth (Estiria, Austria) y fue una gitana lovari austríaca, escritora, pintora y cantante, superviviente del Samudaripen/Porrajmos.

Ceija era la quinta de seis hijos nacidos de padres gitanos católicos. Su familia son Lovara del Burgenland (una región austriaca). Los gitanos del Burgenland se consideran autóctonos austriacos.

El carromato de la familia Stojka formaba parte de una caravana que pasaba los inviernos en Viena, la capital de Austria, y los veranos en la campiña austriaca. Se ganaban la vida como tratantes de caballos.

Cuando tenía cinco años y su carromato estaba estacionado para pasar el invierno en un campamento a las afueras de Viena, Alemania se anexionó Austria (marzo de 1938). A pesar de que pronto llegaría la primavera y podrían viajar de nuevo, los alemanes les ordenaron quedarse quietos. Tuvieron que convertir su carromato en una chabola de madera.

Entre 1940 y 1944 los gitanos fueron forzados a registrarse como miembros de otra “raza”.

El campamento donde vivían los Stojka fue cercado y puesto bajo la vigilancia de la policía.

Ceija tenía sólo ocho años cuando los alemanes se llevaron a su padrecico al campo de concentración de Dachau (Alemania), a unos 500 kilómetros de distancia de Viena. Unos meses después, la pobretica de su mama recibió las cenizas en una caja.

Después los alemanes se llevaron a su hermana Kathi.

Finalmente, los deportaron a todos al zigeunerlager de Birkenau (así se llamaba la parte gitana de Auschwitz), en Polonia.

Los vagones del tren que los llevaba a Auschwitz, como si fueran ganado, iban tan repletos que, durante el largo trayecto, la pequeña Chaja no pudo ni siquiera agacharse para descansar, según narra en su autobiografía.

ceija 5

Ficha de Ceija en Auschwitz

De ahí fue trasladada al campo de concentración para mujeres de Ravensbrück (Alemania) y luego al campo de concentración de Bergen-Belsen (Alemania).

Ceija sobrevivió y fue liberada el 15 de abril de 1945 por el ejército británico en Bergen-Belsen. Tenía 12 años.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, después de haber padecido los horrores de los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau, Ravensbrück y Bergen-Belsen, supo que su madre y cuatro de sus cinco hermanos fueron los únicos supervivientes de toda la familia, unos doscientos parientes habían sido aniquilados. Incluso su hermanico de siete años de edad, Ossi, sufrió experimentos médicos en Auschwitz que le provocaron la muerte.

Después de la guerra, documentó y publicó las canciones, los poemas y los cuentos de los Lovara acerca del Samudaripen/Porrajmos.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, su familia vivió la falta de reconocimiento del Samudaripen/Porrajmos en Austria e incluso tuvieron que soportar a algunos políticos antigitanos.

ceija 1

“Tuve que ponerme a escribir porque tenía que abrirme, necesitaba gritar”

En 1988 publicó su primer libro autobiográfico, Wir leben im Verborgenen. Erinnerungen einer-Rom Zigeunerin (Vivimos en aislamiento. Los recuerdos de una Romni), haciendo públicas por primera vez en Austria las cuestiones relativas a la persecución nazi de la población romaní. En él describe su destino, la supervivencia y el asesinato de los romá y sinti austriacos en el Samudaripen/Porrajmos. El libro sirvió de estímulo para la creación de un movimiento gitano. Más tarde, en 1992, publicó Reisende auf dieser Welt (Viajeros en este mundo) que es la continuación de aquel primer libro.

Ceija Stojka se atrevió a relatar lo que ella, como todo el Pueblo Gitano, había padecido bajo el régimen nazi. La aniquilación, no lo olvidemos, de la totalidad de la población gitana, además de la judía, era parte esencial del plan racista de Hitler.

Ceija Stojka fue en Austria la primera superviviente romaní que escribió poesías y libros autobiográficos sobre lo que experimentó en carne propia, a la vez que evocaba sus vivencias en óleos, acuarelas y dibujos de fuerte expresividad.

Su testimonio constituyó un primer impulso para que los gitanos austriacos empezaran a hacer pública su cultura y su historia, y es de importancia clave para conocer el capítulo más silenciado del Holocausto: el Samudaripen/Porrajmos, el genocidio antigitano perpetrado por los nazis.

La discriminación y los prejuicios contra los gitanos no desparecieron con el nazismo

Ceija 4

Durante la posguerra Ceija Stojka se buscaba la vida como vendedora ambulante de alfombras

La Tía Ceija se tuvo que teñir el cabello de rubio para poder buscarse la vida porque “Aquí tienen mucho miedo de la gente oscura”.

Como muchos de los suyos, también su familia vivía al margen de la sociedad hasta que logró estabilidad con los negocios y empezó a darse a conocer a través de sus actividades artísticas.

Partiendo de las canciones tradicionales de los lovara, dos sobrinos de Ceija, los guitarristas Harri Stojka y Karl Ratzer, han conquistado un lugar destacado en el mundo del jazz austriaco.

Ceija inspiró también a sus hermanos, el escritor Mongo y el pintor y escritor Karl de quienes hablaremos en otra ocasión, a volcarse en la escritura y el arte para dar testimonio de sus vidas.

Todos ellos han estado vinculados a una potente organización gitana vienesa llamada Romano Centro.

Ceija no solo ha escrito sino que también comenzó a pintar a la edad de 56 años, a menudo usando sus dedos o palillos de dientes en lugar de pinceles para aplicar pintura acrílica y tinta.

Ceija 8

Muchas de sus obras son recreaciones de sus experiencias en los campos de concentración.

Ceija 6

En sus cuadros se ocupa de su pasado oneroso, del sufrimiento y la muerte en los campos de exterminio nazis. Y sin embargo, sus imágenes, canciones y textos se caracterizan no sólo por el horror de la crueldad humana y la tristeza por todas las muertes, sino también por un fuerte gusto por la vida (ya sabéis, la biofilia, que como vengo afirmando desde hace milenios es la principal característica del romipen, de la gitanidad), los recuerdos de la libertad de la carretera y de un estilo de vida itinerante, y la belleza de la naturaleza y la vida. Sus imágenes muestran un mundo brutal y triste, pero también uno maravilloso y magnífico. Se respira la fuerza de una mujer que, a pesar de todos los golpes que el destino le ha dado, tiene el valor de mantener las tradiciones de su Pueblo y vivir su vida. En los pocos años que esta pintora autodidacta ha estado trabajando, ha creado una obra asombrósamente madura, que tiende cada vez más hacia lo abstracto y manifiesta una profunda originalidad y honestidad.

Ceija 7

ceija 3

Plaza Ceija Stojka, en Viena

Ceija Stojka ha sido galardonada con numerosos premios y condecoraciones, entre otros el premio Bruno Kreisky al mejor Libro Político de 1993. En el año 2009 el ministerio de Cultura le otorgó el título de profesora. Incluso tiene dedicada una plaza en Viena.

La Tía Ceija contribuyó a recuperar la autoestima de los Sinti, los Rroma y los Lovara (grupos gitanos de Austria) y con su fuerza de voluntad ha rescatado el pasado para una mayor conciencia de las generaciones venideras. Sus libros fueron una chispa inicial en una situación en que la sociedad austriaca apenas comenzaba a confrontarse con los crímenes del nacionalsocialismo. Sus palabras y su personalidad han cambiado la forma de ver de muchas personas, animándolas a aceptar nuevos conocimientos y a eliminar prejuicios.

ceija 2

Mostrando el tatuaje del número que le asignaron en Auschwitz, Z 6399, mientras imparte una conferencia

También dedicó gran parte de su tiempo a dar charlas y conferencias sobre el Samudaripen/Porrajmos.

Hasta donde yo sé, ninguno de sus libros se ha traducido al español. En Internet podéis ver muchas de sus pinturas.

La Tía Ceija Stojka faltó el 28 de enero de 2013 en Viena. Te avel kovli phuv laqe!

Imagen

La lucha por la emancipación del Pueblo Gitano

Al Tío Juan de Dios Ramírez Heredia le corresponde un lugar principal en el panteón de héroes y heroínas de la lucha por la emancipación del Pueblo Gitano tanto a nivel nacional como internacional. Y hoy os vamos a contar una de sus quimeras más sonadas. Ocurrió a las 6 de la tarde del miércoles 7 de junio de 1978 en el Congreso de los Diputados.

juan-de-dios

Diputados de UCD, PSOE y AP, algunos en pie, ovacionan al diputado Juan de Dios Ramírez Heredia

Las dos fotos que complementan este artículo son de la Agencia EFE. En la primera, Diputados de UCD (Unión de Centro Democrático, partido entonces gobernante y del cual era miembro el Tío Juan de Dios), AP (Alianza Popular, que luego se convirtió en el Partido Popular) y PSOE, algunos en pie, aplauden al diputado Juan de Dios Ramírez Heredia, que se dirige a su escaño tras defender la Proposición No de Ley sobre la situación legal de la población gitana (derogación de los artículos del Reglamento de la Guardia Civil alusivos a la población gitana), presentada por el grupo parlamentario de UCD; en la segunda, vemos al Tío Juan de Dios durante su intervención de esa tarde.

PNL JD

Esta Proposición No de Ley fue aprobada por 285 votos a favor. Nadie votó en contra y hubo una abstención, la de Miguel Riestra París diputado gallego de Alianza Popular.

Así recogió el ABC la noticia de la intervención del Tío Juan de Dios

ABC

juan-de-dios2

El Tío Juan de Dios se dirige a sus señorías desde la tribuna del Congreso de los Diputados

El día 21 de julio de aquel 1978, El País recogía la noticia de que el Ministerio del Interior había ordenado la supresión de las alusiones o referencias a los gitanos que se contenían en los artículos cuarto, quinto y sexto de la segunda parte del reglamento para el servicio del Cuerpo de la Guardia Civil. Y lo hacía en estos hermosos términos

Acaba la discriminación de los gitanos en el reglamento de la Guardia Civil

EL PAÍS 21 JUL 1978

El Ministerio del Interior ha ordenado la supresión de las alusiones o referencias a los gitanos que se contienen en los artículos cuarto, quinto y sexto de la segunda parte del reglamento para el servicio del Cuerpo de la Guardia Civil. Estos artículos contenían medidas que se consideraban discriminatorias para la población gitana y ha sido una de las reivindicaciones planteadas por la Federación de Asociaciones Gitanas de España. El diputado gitano Juan de Dios Ramírez Heredia, de UCD, defendió en el Congreso de Diputados, en junio pasado, una proposición no de ley para derogar estos artículos.

En su intervención ante el Congreso, el diputado Juan de Dios Ramírez Heredia manifestó que la defensa de la dignidad humana de los gitanos como una minoría no podía ser patrimonio de ningún partido. Recordó que los artículos ahora derogados tienen su precedente en disposiciones de la época de los Reyes Católicos. El mismo diputado presentó, en mayo pasado, ante el Congreso, una proposición no de ley para que fueran derogados los artículos cuarto y quinto de la orden de 14 de mayo de 1942, que hacen referencia a la vigilancia a que deben ser sometidos los miembros de la comunidad gitana por la Guardia Civil. Los artículos derogados del reglamento para el servicio del Cuerpo de la Guardia Civil, que data de 1942, son los siguientes:

Artículo 4.º Se vigilará escrupulosamente a los gitanos, cuidando mucho de reconocer todos los documentos que tengan, confrontar sus señas particulares, observar sus trajes, averiguar su modo de vivir y cuanto conduzca a formar una idea exacta de sus movimientos y ocupaciones, indagando el punto a que se dirigen en sus viajes y el objeto de ellos.

Artículo 5.º Como esta clase de gente no tiene por lo general residencia fija, se traslada con mucha frecuencia de un punto a otro en que sean desconocidos, conviene tomar de ellos todas las noticias necesarias para impedir que cometan robos de caballerías o de otra especie.

Artículo 6.º Está mandado que los gitanos y chalanes lleven, a más de la célula personal, la patente de Hacienda que los autorice para ejercer la industria de tratantes en caballerías. Por cada una de éstas llevarán una guía con la clase, procedencia, edad, hierro y señas, la cual se entregará al comprador. Las anotaciones que en este documento se hagan por cambios y ventas serán autorizadas por los alcaldes de los pueblos o por un inspector de orden público en las capitales, y para el ganado mular, por los veterinarios municipales. Los que no vayan provistos de estos documentos o que de su examen o comprobación resulte que no está en regla, serán detenidos por la Guardia Civil y puestos a disposición de la autoridad competente como infractores de la ley.

Y esta es la Orden de 19 de julio de 1978 por la que se suprimieron los artículos antigitanos del Reglamento de la Guardia CivilBoe Jd