Imagen

En memoria del Holocausto: no podemos callarnos de nuevo

Con motivo del Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, la eurodiputada gitana por el partido sueco Feministiskt Initiativ (Iniciativa Feminista) Soraya Post (15 de octubre de 1956, Göteborg, Suecia) publicó en inglés este artículo en el cual reflexiona en torno a la necesidad de mantener viva la memoria de las víctimas del Samudaripen y del Holocausto. Nos pareció tan necesario que lo tradujimos y lo distribuimos gratuitamente a diferentes medios españoles. Pikara Magazine y Nevipens Romani lo publicaron y se lo agradecemos a ambos medios por dar visibilidad a las voces gitanas.

Soraya Post es europarlamentaria, miembro del Grupo Parlamentario S&D Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas. Su trabajo parlamentario se centra en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior y en la Subcomisión de Derechos Humanos.

Es la primera persona miembro del Parlamento Europeo de un partido ideológicamente antirracista y feminista.

Desde pequeña sufrió el antigitanismo y eso hizo que se involucrara en la lucha por la emancipación del Pueblo Gitano y, en especial, de las mujeres gitanas: ha sido presidenta de la Red Internacional de Mujeres Gitanas (International Roma Women’s Network, IRWN), creada en 2003 por mujeres gitanas líderes procedentes de 18 países europeos.

sorayapost3_4575

Cartel electoral

A continuación reproducimos el artículo de la Tía Soraya.

<<En el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el 27 de enero, recordamos y honramos a todas las personas -niñas, niños, mujeres y hombres de cualquier edad- que fueron torturadas y asesinadas por los nazis durante el Holocausto y restablecemos nuestro compromiso de luchar contra el antisemitismo, el antigitanismo, el racismo y otros formas de intolerancia. Nunca podemos olvidar este brutal genocidio y el sufrimiento y el dolor que ha causado a sus víctimas, a sus familias y a nuestras sociedades.

Durante el Holocausto, un total de 11 millones de personas fueron asesinadas en campos de concentración en Europa por el régimen nazi. Los nazis persiguieron, torturaron, encarcelaron y asesinaron a todas aquellas personas a quienes consideraban “inferiores” a los alemanes. El mayor grupo de víctimas fue el Pueblo Judío: 6 millones de personas fueron asesinadas por los nazis en los campos de concentración, dos tercios de la población judía en Europa.

El Pueblo Gitano fue el segundo grupo más grande de personas asesinadas por motivos raciales en el Holocausto; se calcula que entre 500.000 y un millón de personas romaníes fueron asesinadas por los nazis. Otros grupos de víctimas fueron personas con discapacidades mentales o físicas, homosexuales, comunistas, sindicalistas, Testigos de Jehová, anarquistas, opositoras políticas y otras activistas de la resistencia. Todas las víctimas enfrentaron el mismo sufrimiento, el mismo destino y el mismo final. Ninguna de ellas tuvo otra oportunidad en la vida.

El 27 de enero marca el aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau por las tropas soviéticas en 1945. Después de la liberación, las personas supervivientes judías del Holocausto pudieron buscar justicia en los tribunales internacionales y nacionales, pero la mayoría de las víctimas nunca tuvieron la oportunidad y muchos perpetradores de la criminalidad de la era nazi nunca fueron castigados.

El Holocausto del Pueblo Gitano, también llamado en romanó -el idioma gitano- Porrajmos o Samudaripen, solo fue reconocido en 1982 cuando el Canciller de Alemania Occidental, Helmut Schmidt, reconoció que el régimen nazi había perseguido y cometido genocidio contra los romaníes por su raza.

APTOPIX Germany Sinti Roma Holocaust Memorial

Inauguración del monumento en memoria de las víctimas del Samudaripen (Berlín, 24/10/12) con la asistencia de Angela Merkel

En Auschwitz, una exposición permanente sobre La destrucción de los gitanos europeos se inauguró en 2001. En Berlín, el primer sitio conmemorativo no se descubrió hasta 2012. Este año también la ceremonia de conmemoración del Holocausto del Parlamento Europeo contará con una exposición sobre el holocausto romaní comisariada por el Consejo Central de los Roma y los Sinti alemanes.

El tema conmemorativo de este año del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto es “Recordación y educación del Holocausto: nuestra responsabilidad compartida”. Establecido por las Naciones Unidas, el tema subraya el deber continuo de aprender y recordar el Holocausto.

Las personas sobrevivientes del Holocausto han compartido y aún comparten sus historias y experiencias para que las generaciones futuras nunca más vuelvan a vivir estos horribles crímenes contra la humanidad. Sin embargo, no quedan muchas personas supervivientes, por lo que depende de todos nosotros y nosotras volver a contar sus historias, como las historias de la supervivencia y activismo del Holocausto Sinti de la Sra. Rita Prigmore y Sr. Zoni Weisz.

También depende de todas y todos nosotros prevenir futuros genocidios. Han pasado siete décadas desde el Holocausto y todavía somos testigos de crímenes de odio contra las minorías en Europa. Todavía vemos neonazis y extremistas de derecha marchar y desfilar abiertamente en las calles, propagando su odio. Muchos parlamentos en Europa tienen miembros de partidos extremistas de derecha. Me produce una gran tristeza y dolor que los sobrevivientes del Holocausto nuevamente tengan que presenciar genocidios, crímenes contra la humanidad y ver botas neonazis marchando por las calles. No podemos permitirnos ignorar esto, tenemos que ponernos de pie y crear un futuro en el que no tengamos que disculparnos, un futuro del que podamos estar orgullosas y orgullosos, donde se valore y promueva la diversidad en todas sus formas.

Según los informes de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), los crímenes de odio están aumentando en Europa. FRA define los crímenes de odio como “violencia e infracciones motivadas por el racismo, la xenofobia, la intolerancia religiosa o por prejuicios contra la discapacidad, la orientación sexual o la identidad de género de una persona”.

Las reacciones racistas y xenófobas hacia las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes persisten en toda la UE. El antisemitismo, el antigitanismo, la islamofobia, la homofobia y el sexismo son parte de una realidad cotidiana para muchas personas que viven en Europa. Justo este mes, FRA publicó un informe que decía que en muchas partes de la UE, la sociedad civil está bajo amenaza. Esto es muy preocupante teniendo en cuenta el papel crucial que desempeña la sociedad civil en la defensa de los procesos democráticos y en la promoción de los Derechos Humanos.

No debemos permanecer calladas ni callados e indiferentes a este odio; tenemos que luchar contra el antisemitismo, el antigitanismo, el racismo y otras formas de intolerancia. Elevar nuestras voces no solo es lo correcto, sino también nuestra responsabilidad conjunta. No podemos olvidar lo que sucedió hace siete décadas y no podemos permitir que el odio vuelva a dominar Europa>>

Notas:

  1. Este artículo fue publicado por primera vez en inglés en euroactiv.com
  2. Ha sido publicado en español por Pikara Magazine el día 30 de enero y por Nevipens Romani el día 31 de enero
  3. En algunos lugares el Samudaripen, genocidio antigitano durante la Segunda Guerra Mundial, supuso el exterminio de hasta el 80% de la población gitana de entonces.

  4. El Zentralrat Deutscher Sinti und Roma(Consejo Central de los Sinti y los Roma Alemanes), fundado en 1982, coordina 16 organizaciones de base y es la principal entidad gitana alemana en la defensa civil y política de la población Sinti y Romaní.
  5. Sinti es la denominación tradicional, el etnónimo, que se han dado a sí mismas las personas gitanas en Alemania y en otros lugares de Europa.
  6. La sintesa (gitana) alemana Rita Prigmore (Würzburg, Alemania, 3 de marzo de 1943) y su hermana fueron bebés víctimas de los experimentos del régimen Nazi por su condición de gemelas. En abril de 2014 estuvo en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla dando testimonio de su supervivencia
  7. Zoni Weisz, nacido Johan Weisz (Zutphen, Países Bajos, 4 de marzo de 1937), sinti (gitano) superviviente del Samudaripen (Holocausto). Su madre, su padre y sus tres hermanos fueron asesinados. Él salvó la vida gracias a un oficial de la policía holandesa que era miembro de la resistencia y le ayudó a escapar. El 27 de enero de 2011, fue el primer Rom o Sinti en dirigirse al Bundestag alemán en la ceremonia oficial del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.
Anuncios
Imagen

En memoria de las víctimas del Samudaripen

Hoy es el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto y aprovecho la ocasión para recordaros los artículos que podéis encontrar en nuestro blog a propósito del Samudaripen, el genocidio antigitano que tuvo lugar en Europa durante el nazismo:

Los 4 gitanos más valientes del mundo, donde os contamos la historia de los únicos cuatro gitanos que testificaron contra los criminales nazis.

Para chanelar más sobre el Samudaripen, en el que os explicamos qué es el Samudaripen y os aportamos algunas referencias para que profundicéis en vuestro conocimiento sobre el más terrible episodio de la historia gitana.

Te aves baxtali, bibie! ¡Felicidades Tía! es un artículo sobre la vida de la Tía Philomena Franz, escritora, superviviente del Samudaripen, heroína gitana que participó en la rebelión del 16 de mayo de 1944…

El Convoy Z, donde damos cuenta de la deportación y posterior exterminio de 351 personas gitanas enviadas a la muerte en este terrible tren que llegó a Auschwitz el 17 de enero de 1944.

Śel berśa, 100 años!! aquí hablamos de la vida y la obra del Tío Mateo Maximoff, superviviente del Samudaripen.

Testificar el horror, titulamos el artículo dedicado a la Tía Ceija Stojka, pintora y escritora, superviviente del Samudaripen.

Resistencia, fue el artículo que publicamos con motivo de la conmemoración del 16 de mayo, Día de la Resistencia Gitana: el 16 de mayo de 1944, las gitanas y los gitanos prisioneros en Auschwitz se rebelaron y se enfrentaron a sus carceleros consiguiendo que aquel día ninguna persona gitana fuese gaseada. Además, os hablamos de otras personas gitanas que protagonizaron diferentes formas de resistencia.

75 aniversario de la deportación de los gitanos rumanos, narramos aquí uno de los episodios del Samudaripen más desconocidos: la deportación a Transnistria de casi 25 mil personas gitanas, decretada por el Mariscal Antonescu (colaborador de los nazis) a la cual apenas sobrevivió una cuarta parte de los y las deportados.

Eduard Friedich, Z-9813, fue un niños de tan solo tres años capturado junto a sus padres y enviado a Auschwitz.

La noche de los cristales rotos, fue un pogromo ocurrido en Alemania y Austria durante la noche del 9 de noviembre de 1938. Fue dirigido contra ciudadanos judíos y es, para muchos estudiosos el paso previo hacia el inicio del Holocausto. Pero el Samudaripen, el Porrajmos, el holocausto gitano había comenzado antes: en 1920 Karl Ludwig Lorenz Binding (6/4/1841 – 7/4/1920, jurista alemán) y Alfred Erich Hoche ( 1/8/1865 – 16/5/1943 psiquiatra alemán) publican Die Freigabe der Vernichtung Lebensunwerten Lebens (Libertad para la aniquilación de la vida indigna de la vida) en el que proponen que los gitanos deben ser esterilizados para que desaparezcan como pueblo. Esta idea fue asumida por los nazis. A partir de ahí, los científicos se ocuparon de comprobar que los dogmas antigitanos eran ciertos y los políticos nazis se ocuparon de dotarlos con leyes que sirvieran para combatir “la plaga gitana”. En este artículo, además, os contamos la historia de Settela Steimbach, una niñica gitana víctima del Samudaripen.

Por ser gitanas, es un breve artículo sobre una foto de unas gitanas que fueron fotografiadas paseando por el gueto de Lublin (Polonia). La foto la realizó un oficial alemán. El Gueto de Lublin fue creado en 1941 y la mayor parte de sus ocupantes fueron enviados a los campos de exterminio a mediados de marzo de 1942.

Bronislawa Wajs, Papusza, poetisa gitana, también sobrevivió al Samudaripen. Aquí os mostramos una foto suya con su hijo Tarzán.

El Samudaripen ha marcado la vida de la población gitana europea, ha influido en la obra de nuestros artistas en todas las artes y ha definido la política gitana: no olvidemos que el Primer Congreso Gitano (Londres, 1971) se convocó con el objetivo de recuperar la memoria de las víctimas del Samudaripen.

Mantener viva la memoria de nuestras antepasadas y antepasados no sólo es una acto de justicia sino un recurso de dignidad que nos ayudará a enfrentar el presente y sobrevivir al futuro.

Imagen

Los 4 gitanos más valientes del mundo

Los gitanos españoles (y las gitanas españolas también, jijiji) tenemos una tradición oral muy rica que, por desgracia, se está perdiendo en buena parte debido a las políticas antigitanas que se están ejecutando desde mediados del siglo XX, dos de ellas en especial: la dispersión espacial (los payos han decidido dónde debemos vivir y casi siempre eso ha supuesto el rompimiento de nuestras relaciones sociales) que impide, dificulta o limita el contacto interpersonal e intrafamiliar; y la escolarización/aculturación que relega o subalterniza nuestra propia cultura y pone en valor lo payo.

Una parte de esta oratura, literatura oral, está compuesta por las historias de valientes: contar las andanzas, venturas y desventuras, de gitanos (aunque en todas estas historias aparecen mujeres, no conozco ninguna que esté protagonizada por una mujer) que han demostrado su valentía. En ese rico acervo brillan el Chato Doble, el Habanero, Genaro Reyes, el Mongino, el Cirolón, El Chato la Liendre, Felix El Grande… Una de las aventuras habituales que suelen contarse sobre estos personajes es que se retaban unos a otros para demostrar su valentía y probar quién era el más valiente.

Pero estos cuatro gitanos sinti de los que hoy os vamos a hablar han sido sin duda ninguna los más valientes de todos.

«La semana siguiente comenzaron los experimentos reales. No nos dieron ningún alimento y solo nos dieron de beber agua de mar o agua de mar químicamente preparada. Hasta donde alcanza mi memoria, nuestro grupo estaba formado por 40 gitanos que dividieron en tres subgrupos aproximadamente iguales. El Grupo 1 recibió solo agua de mar. El Grupo 2 recibió solo agua de mar químicamente preparada, que tenía un color amarillo oscuro y era mucho peor que el agua de mar pura. El Grupo 3 recibió solo agua de mar preparada que parecía agua potable real. Yo pertenecía al grupo 2.

[…] Durante estos experimentos tuve terribles episodios de sed, me sentí muy mal, perdí mucho peso y finalmente tuve fiebre y me sentí tan débil que ya no podía soportarlo más.[…]

Todavía recuerdo una escena en la que un gitano checoslovaco le dijo al médico de la Luftwaffe que no podría beber más agua. El médico de la Luftwaffe ató entonces al gitano checoslovaco en una cama y el médico de la Luftwaffe obligó violentamente al gitano a tragar el agua por medio de una bomba de estómago.

Durante los experimentos, la mayoría de los gitanos recibió punciones en el hígado y la médula espinal. Yo mismo sufrí una punción en el hígado y sé por mi propia experiencia que estos pinchazos fueron terriblemente dolorosos. Incluso hoy, cuando cambia el clima, siento un gran dolor en el lugar donde se realizó la punción hepática. Todas las punciones del hígado y la médula espinal fueron realizadas personalmente por el médico de la Luftwaffe … [… ]

De los 40 hombres originales, uno, como ya se mencionó, solo participó en las pruebas durante unos días. Tres estaban tan cerca de la muerte que se los llevaron aquella misma tarde en camillas cubiertas con telas blancas. Nunca volví a saber de estos tres»

Karl Höllenreiner

Extractos de su testimonio en el Juicio contra los médicos, Núremberg, 17 de junio de 1947

Los experimentos con agua de mar pretendían buscar una solución que ayudara a sobrevivir a los pilotos derribados en el mar. Y para ello los degollaos nazis decidieron experimentar con humanos, en este caso gitanos. Los 44 sujetos “voluntarios” fueron seleccionados bajo falsas promesas (les dijeron que les darían los mejores alimentos que nunca hubieran probado) por sugerencia de Arthur Nebes ¡Maldita sea su ralea! entre los Sinti y los Rroma prisioneros en el Campo de Concentración de Buchenwald desde donde fueron transferidos al Campo de Concentración de Dachau para la realización de estos experimentos que se llevaron a cabo entre julio y septiembre de 1944.

1389.8 Holocaust H

El Juicio contra los médicos tuvo lugar en el palacio de Justicia de Núremberg entre el 9 de diciembre 1946 y el 20 de agosto de 1947. Fue el primero de los 12 juicios derivados del proceso contra los dirigentes del Tercer Reich. 20 médicos de campos de concentración, un abogado y dos expertos administrativos fueron acusados como organizadores de delitos médicos. De los 23 acusados, siete fueron condenados a muerte el 20 de agosto de 1947, cinco fueron condenados a cadena perpetua y cuatro fueron condenados a entre 10 y 20 años. Siete acusados fueron absueltos.

Wilhelm Franz Josef Beiglböck ¡Maldito sea por siempre! Fue un demonio. Era médico internista. Fue declarado culpable de organizar y ejecutar los experimentos médicos con agua de mar llevados a cabo en el Campo de concentración de Dachau. Fue condenado a 15 años. Después de que la sentencia se redujera a 10 años, Beiglböck fue liberado el 15 de diciembre de 1951. Tras su puesta en libertad siguió trabajando como médico. Murió en 1963 en Buxtehude (Alemania) en circunstancias aún no aclaradas.

1389.8 Holocaust I

Wilhelm Beiglböck, escuchando las acusaciones contra él

Su abogado, Gustav Steinbauer ¡Mal reposo tenga! consiguió que el tribunal no admitiera los testimonios de la mayor parte de los testigos alegando que eran individuos “asociales” y no tenían, por tanto, credibilidad ¡Y esos jueces tan protectores de los malvados!

El diseñador de estos horrendos experimentos fue Hermann Becker-Freyseng. Fue condenado a veinte años que se convirtieron en 1951 en sólo diez años de prisión. Al salir en libertad continuó su vida normalmente hasta que falleció de cáncer.

No hubo justicia ¡Claro! La justicia paya es muy laxa con los suyos. Siempre lo ha sido.

¿Os imagináis qué hubiera ocurrido si cuatro gitanos deciden someter a 44 payos a un experimento consistente en beber agua de mar a ver cuánto tiempo resisten? No ¿Verdad? A ningún gitano se le ha ocurrido aún nada tan espantoso.

Y estos son nuestros héroes, nuestros valientes y sus respectivas valentías:

Tío Ernst Mettbach, nacido el 30 de abril de 1920 en Fürth (Baviera, Alemania) muy cerca de Núremberg. Fue arrestado el 6 de junio de 1944 y enviado a Auschwitz donde fue registrado con el número Z10061. Desde Auschwitz fue trasladado al campo de concentración de Buchenwald y de allí al de Dachau. Allí fue sometido al experimento médico del agua de mar. Sobrevivió sí, y fue transferido al campo de Mauthausen y luego al de Melk donde fue sometido a trabajos forzados.

Fue liberado el 5 de mayo de 1945 y regresó a Fürth donde se ganó la vida como comerciante.

Ernst_Mettbach (1)

El Tío Ernst durante su declaración

Su valentía: el 21 de junio de 1947 testificó en el Juicio contra los Médicos como testigo de cargo contra el verdugo Wilhelm Beiglböck. Su testimonio fue crucial para determinar que no se sometieron voluntariamente a aquella barbarie.

Tío Karl Höllenreiner, también nació en Fürth, el 6 de marzo de 1914. Fue arrestado el 29 de mayo de 1944 y fue registrado como el prisionero Z10062. También fue trasladado a Buchenwald y de allí a Dachau donde sufrió la experimentación de los médicos con el agua de mar. Luego fue sometido a trabajo esclavo forzado en una fábrica de Messerschmitt (aviones y armas).

Después de la guerra, trabajó como vendedor de instrumentos musicales y de textiles.

KarlHoellenreiner

El Tío Karl, a la derecha, junto a su familia delante del Palacio de Justicia de Núremberg

Sus valentías: declaró contra el maldito Wilhelm Beiglböck y durante su testimonio, el 17 de junio de 1947, lo abofeteó cuando éste se declaró inocente. El Tío Karl no pudo contenerse y se abalanzó contra aquel demonio. Fue inmediatamente arrestado y sentenciado a 90 días de prisión, aunque poco después fue puesto en libertad condicional.

Tío Jacob “Johnny” Bamberger nació en Prusia Oriental (Alemania) en 1913. Su padrecico era tratante de bestias y además llevaba un cine ambulante . En 1935, debido a la represión oficial, la familia se vio obligada a dejar de operar el cine. De 1935 a 1939 trabajó en el ferrocarril.

Desde 1933 ejerció como boxeador. En 1934 fue seleccionado para el equipo olímpico. En 1936 fue purgado y expulsado del equipo olímpico por ser  “no ario”.

jakob-johnny-bamberger100-_v-img__3__4__xl_-f4c197f4ebda83c772171de6efadd3b29843089f

Llegó a ser vicecampeón de Alemania en la categoría de peso mosca.

En 1940, su familia fue deportada a Polonia. El Tío Johnny Bamberger intentó huir a Checoslovaquia pero fue arrestado en la frontera y encarcelado en el Campo de Concentración de Flossenbürg. En 1943 fue enviado al Campo de Concentración de Dachau. Allí fue sometido a los experimentos del agua de mar. Sobrevivió a las pruebas. En 1945 fue enviado al Campo de Concentración de Buchenwald donde fue liberado en abril de 1945.

El Tío Jakob Bamberger perdió a su madrecica y a dos de sus hermanos en los campos de concentración.

En 1946 inició el proceso para solicitar la “reparación” a la que tenía derecho según las leyes. En 1969 se le concedió la pensión mínima.

No le reconocieron los daños causados en sus riñones por los experimentos del agua de mar. No. Le dijeron que esos daños habían sido causados por una lesión deportiva.

Jakob Bamberger und Paul Franz web

El Tío Jacob sentado junto a Paul Franz durante una concentración de protesta. En el cartel se lee <<¡”Mil años” duran más de lo que crees!>> en alusión a la propaganda nazi

Sus valentías: declaró como testigo de cargo contra el bengue maldito Wilhelm Beiglböck en el Juicio contra los Médicos (Núremberg). El resto de su vida, el Tío Johnny Bamberger estuvo involucrado en el movimiento por los derechos civiles y llegó incluso a participar en una huelga de hambre en 1980 para que la justicia alemana reconociera los derechos de las víctimas gitanas.

Tío Josef Laubinger, nació el 15 de junio de 1921 en Berghaupten (Alemania). Fue detenido en marzo de 1943 y deportado a Auschwitz donde fue tatuado con el número de prisionero Z9358.

Desde Auschwitz fue deportado al Campo de Concentración de Buchenwald y de allí a Dachau donde se convirtió en un sujeto de prueba involuntario en experimentos con agua de mar.

Su valentía: el 27 de junio de 1947 declaró también contra el asesino Wilhelm Beiglböck.

¡Benditos sean por siempre! ¡Vivan los valientes! Esa bofetada ¡con qué poco nos conformamos! que le dio el Tío Karl Höllenreiner al maldito asesino Wilhelm Beiglböck es un acto inconmensurable de justicia y debe formar parte de la iconografía gitana para siempre.

Imagen

Para chanelar más sobre el Samudaripen

“La repetida cifra de 500.000 muertos gitanos durante el Porrajmos se ha convertido en una convención”

Tío Ian Hancock, profesor emérito de la Universidad de Texas

Buergerrechtsbewegung_01 Dachau 1983

Activistas gitanos se manifiestan en el Campo de concentración de Dachau en 1983 pidiendo justicia y reparación. La protesta fue liderada por el Tío Romani Rose al que vemos a la derecha de la imagen llevando un cartel

Samudaripen y Porrajmos [pronunciados samudaripén y porraymós, respectivamente] son dos términos que se utilizan habitualmente para denominar el genocidio al que fue sometida la población gitana europea durante el régimen nazi (1933-1945).

Según la Unión Romaní Internacional, Samudaripen es la palabra adecuada para nombrar el genocidio nazi contra los Rroma. Cuenta Marcel Courthiade que la palabra Samudaripen surgió por primera vez en 1970 en Yugoslavia en relación con la investigación sobre los campos de exterminio de Jasenovac y Auschwitz, bajo las formas Samudaripe y Samundaripe. Posteriormente, se extendió por otros países y adoptó variantes dialectales locales como Samudariben, Samudaripen, Samudaripa y Sǎmudarimos. Según este conocido lingüista, se origina simplemente de sa “todos” y mudaripen (con sus respectivas variantes locales) “asesinato”. Si la escribimos con S mayúscula nos referimos al genocidio durante el periodo nazi pero si la escribimos en minúscula podemos referirnos a otros genocidios históricos antigitanos: la Gran Redada en España o la orden del Emperador Maximiliano I de disparar a todos los hombres gitanos o la de Friedrich-Wilhelm I de Prusia de atrapar y ahorcar a los hombres y mujeres gitanos.

Como bien dice el Tío Ian no podemos aceptar esa cifra como un hecho demostrado ya que la documentación no ha sido bien analizada ni existe una política de promoción de la investigación en torno al Samudaripen. Según el propio Profesor Hancock, la cifra de víctimas probablemente asciende al doble o al triple.

1943-sidonie-adlersburg3

Sidonie Adlesburg, murió enferma el 6 de agosto de 1943 en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau

Ese intento de minorar la cifra de víctimas responde claramente a los objetivos del antigitanismo y sirve para postergar, para marginar a los Rroma actuales, incluidas las víctimas, incluso de los actos oficiales de conmemoración del Holocausto. Así mismo, el lugar destinado a la memoria gitana dentro de los museos del Holocausto es mínimo.

Aún no hay un listado de víctimas gitanas. Sólo listas parciales y no en todos los campos de concentración o exterminio se conocen esas listas.

La negación del Samudaripen y su no reconocimiento, forma parte del antigitanismo, no lo dudes ni un segundo.

En este sentido, España aún no ha reconocido oficialmente que los gitanos fueran víctimas del genocidio llevado a cabo por los nazis. Sí que se conmemora el 27 de enero como Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad pero el acuerdo del Consejo de Ministros no menciona a las víctimas gitanas.

Desde hace algunos años, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad organiza en colaboración con el Consejo Estatal del Pueblo Gitano un Memorial del Samudaripen pero este acto no tiene un anclaje institucional de manera que depende exclusivamente de la voluntad política.

Por otro lado, el antisemitismo sí aparece explícitamente mencionado en el Código Penal tanto en su condición de agravante general como en las conductas tipificadas como delito de odio o delito de discriminación. Mientras que el antigitanismo ni se menciona.

Auschwitz fue el peor de los campos de exterminio pero hubo otros: Belzec, Chelmno, Jasenovac, Sobibor, Treblinka… Incluso hubo campos de concentración específicos para gitanos y gitanas como Hodonin y Lety.

El Zigeunerlager (campo gitano), un campo específico para familias gitanas situado en Birkenau, dentro del complejo de Auschwitz, fue creado por un decreto de Himmler en diciembre de 1942. Allí estuvieron cautivos cerca de 23.000 gitanas y gitanos. Unos 13.000 procedían de Alemania, Austria y otros países controlados por el Tercer Reich o que colaboraban con el mismo. Entre los meses de abril y julio de 1944, unos 3.500 gitanas y gitanos fueron transferidos a otros campos. Algunos de ellos y ellas sobrevivieron al suplicio de la persecución, pero el 85% de las y los que fueron transportados y transportadas originalmente a Auschwitz-Birkenau fueron finalmente exterminadas y exterminados, según nos cuenta el Tío Andzrej Mirga.

El 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas liberaron el campo de exterminio de Auschwitz. Entre los 7000 supervivientes no hubo ninguna gitana ni ningún gitano: unos meses antes de la liberación, la noche del 2 de agosto de 1944, los 2.897 gitanos y gitanas de todas las edades que quedaban en el denominado “Zigeunerlager”, que para ese entonces ya habían sufrido todas las atrocidades posibles, fueron asesinados en las cámaras de gas.

Hubo un intento anterior de liquidar el campo de familias gitanas el 16 de mayo de 1944 y que recordamos como el Día de la Resistencia ya que una rebelión de las gitanas y los gitanos impidió que los malditos nazis llevaran a cabo su plan de exterminio aquel día.

Por tanto, el 2 de agosto recuerda la mayor matanza antigitana jamás cometida.

Desde 1994, las organizaciones gitanas, sobre todo de Polonia, conmemoran el 2 de agosto como el Día en Memoria del Samudaripen. Esta reivindicación ha sido finalmente asumida por el Parlamento Europeo que en abril de 2015 aprobó la Resolución declarando el 2 de Agosto como Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Samudaripen

En nuestro blog hemos hablado de algunos supervivientes como Philomena Franz, Mateo Maximoff  y Ceija Stojka.

Y también hemos contado ya algunos episodios terribles como la historia de Eduard Friedrich, la del Convoy Z  o la de la Noche de los Cristales Rotos.

Estos son los libros en español que pueden ayudar a conocer más en profundidad el Samudaripen y que están aún disponibles en las librerías:

Samudaripen 1

Gitanos bajo la Cruz Gamada de Donald Kenrick y Grattan Puxon (ISBN: 8487347169), lo vende la Editorial Presencia Gitana al módico precio de 10,52 eurunos. Un documento fundamental.

Un gitano en Auschwitz de Otto Rosenberg. Amaranto Editores (ISBN: 9788493145750). 17,10 Euros. Se trata de la transcripción hecha en 1995 por un periodista de los recuerdos de infancia de Otto Rosenberg, un gitano que fue deportado a Auschwitz con toda su familia, cuando tenía 15 años.

El campeón prohibido de Dario Fo. Editorial Siruela (ISBN: 9788416964307). 17,05 euros. Relato novelado de la vida de Johann Trollman “Rukeli” el gitano campeón de boxeo que fue despojado de su título y finalmente asesinado en un campo de concentración.

Cine y Porrajmos es un blog donde puedes encontrar un puñado de referencias de películas sobre el Samudaripen.

Y estas son las películas que están accesibles Y los violines dejaron de sonar  y Liberté de Tony Gatlif, que lamentablemente no está en español.

Te aves baxtali, bibie! ¡Felicidades Tía!

Filo 2

«Que los sufrimientos de los gitanos también encontrarán un lugar en la historia de Alemania»

Dentro de tres días será el cumpleaños de la Tía Philomena Franz. Cumplirá 95 años ¡Dios la bendiga! Es un lujo tremendo tenerla aún entre nosotros y debemos celebrarlo.

No abundan las personas  gitanas mayores. No. Desde hace años hay evidencia científica de que la esperanza media de vida de la población romaní es menor. Así que el mero hecho de encontrar a una gitanica con 95 años ya es motivo de alegría. Además, en el caso de la Tía Philomena se dan unas circunstancias que hacen de su vida un verdadero milagro.

La Tía Philomena Franz nació el 21 de julio de 1922 en Biberach an der Riß, al sur de Alemania, en una familia de gitanos sinti que se dedicaban a la música.

Era la más pequeña de los 8 hijos de la familia. Su papa, Dios lo tenga en su Gloria, el Tío Johann Köhler, era violonchelista y su mama, que en Gloria esté, era cantante.

El Tío Johann tocaba en un cuarteto de cuerda que obtuvo en 1906 la “Rosa de Oro” que otorgaba el Príncipe  Wilhelm II de Württemberg  y que éste le entregó en propia mano. En 1942 fue asesinado en el Campo de Mauthausen.

Eran gitanos caseros, como diríamos los calós españoles, no eran nómadas. De hecho, la mayor parte de los gitanos y gitanas que cayeron víctimas del Samudaripen/Porrajmos (ya sabes, el genocidio antigitano durante el nazismo que se llevó por delante la vida del 80 % de la población gitana europea) no eran nómadas, vivían en sus casicas.

Desde noviembre de 1935 las leyes raciales de Nüremberg se aplicaron a los gitanos pero la Tía Philomena y su familia lograron esquivarlas hasta 1938 cuando fue identificada como gitana y tuvo que dejar la escuela secundaria ya que no estaba permitido que los alemanes no arios fueran a secundaria.

En 1939, entró en vigor el “Decreto de fijación” de los gitanos: todos los miembros de la familia tenían que registrarse en un censo específico que incluía la toma de las huellas digitales. A partir de ahí, no podrían viajar. La promulgación de este decreto pilló a la familia en un viaje de regreso de París, en su propio coche y con todos los instrumentos musicales que les fueron requisados. Ya no podrían actuar como músicos. Los convirtieron en mano de obra esclava ya que les obligaron a trabajar en fábricas. La Tía Philomena Franz fue obligada a trabajar como esclava en la empresa de municiones Haga de Stuttgart.

«Mi hermana y yo fuimos obligadas a trabajar en una fábrica de municiones. 12 o 14 horas al día. Todos los días. Sin mascarillas. Por nuestras manos pasaban cada día 150
bombas explosivas… En unos pocos días, los ojos y todo el cuerpo, me escocían y se me pusieron de color amarillo como un limón. Las fuerzas me abandonaron. ya no podía más. El supervisor se dio cuenta y me golpeó en la cara»

Fue deportada a Auschwitz desde su trabajo. Llegó el 21 de abril de 1944 y fue registrada con el número de prisionero Z-10.550. El 25 de mayo de 1944, como castigo por haber participado en la Insurrección la trasladaron al campo de concentración de mujeres de Ravensbrück. De allí también intentó huir. Fue capturada y ese intento de fuga le costó 10 días en la celda de castigo, sin ver la luz. Fue trasladada al Campo de concentración de Neuengamme de donde se escapó definitivamente: atravesó a nado el Río Elba y se refugió en casa de unos campesinos hasta que llegaron las tropas rusas.

El Samudaripen/Porrajmos se llevó por delante a sus padres, tíos, sobrinos, sobrinas y a cinco de sus siete hermanos. Uno de sus hermanos supervivientes incluso fue soldado de la Wehrmacht (el ejército alemán) como muchos otros gitanos. La mayoría de ellos fueron deportados desde el frente a los campos de concentración.

Su hermanica, a las que vio morir en Auschwitz, le dijo que renunciase a la venganza. Entonces le costó aceptarlo pero después ese mensaje le ha ayudado a vivir.

zigeunermarchen

Portada del libro Zigeunermärchen. Por desgracia, sólo está disponible en alemán

Su primer libro Zigeunermärchen (Cuentos de hadas gitanos) fue publicado en 1982,  dirigido al público infantil, no sólo contiene cuentos sino que la Tía Philomena aprovechó para introducir en él los usos y costumbres de los gitanos. Philomena sentía que la gente no consideraba iguales a los gitanos y con su libro pretendía cambiar el modo en que la gente nos mira de manera que los gachós se despertasen con una mirada más comprensiva.

En su segundo libro Zwischen Liebe und Hass, Ein Zigeunerleben (Entre el amor y el odio, una vida gitana, 1985), la Tía Philomena narró su biografía: su infancia feliz, la expulsión de la escuela, el trabajo forzado, Auschwitz y tener que empezar de cero. Es uno de los primeros libros escrito por uno de los supervivientes del Samudaripen/Porrajmos.

 

Filo 1

Portada de su segundo libro. Tampoco está disponible en español

 

La Tía Philomena ha presentado su testimonio en instituciones educativas y medios de comunicación. La razón que la llevó a realizar esta labor en las escuelas es porque su hijo mayor, en 1960, sufrió experiencias de discriminación, de antigitanismo en la escuela de Colonia a la que iba. Los demás niños lo insultaban llamándole “sucio gitano”.

Pero poco a poco fue entendiendo que el hecho de haber sobrevivido al genocidio le otorga una responsabilidad en dar a conocer su experiencia como víctima de la persecución nazi. Además, como cristiana devota, estaba convencida de que Dios le había permitido sobrevivir con el fin de que pudiera informar al mundo.

Filo 3

«Cuando amamos, somos ricos»

La Tía Philomena tiene una hija y cuatro hijos y vive en Colonia (Alemania).

Baxtalo tu dives, śeliberś te Ʒives! ¡Cumpleaños feliz!

Imagen

El Convoy Z

judenrampe

El Convoy Z (Z de zigeuner, gitano en alemán) fue un tren que transportó 351 personas: hombres, mujeres, niños, niñas y bebés. 166 de ellas tenían menos de 15 años. Las 3 cuartas partes, es decir, 266 personas, eran mujeres y niños.

Llegó a Auschwitz el 17 de enero. Los prisioneros fueron bajados de los vagones de ganado y llevados caminando tres kilómetros hasta el campo de Birkenau. Recordad, era enero y Birkenau está en Polonia. Hacía mucho frío. El terreno estaba cubierto de nieve. Ellos y ellas estaban exhaustos y despavoridos.

zigeuner lagger

El Zigeunerlagen, el campo de gitanos en Auschwitz-Birkenau, en 1943

150 de esas personas habían sido capturadas en una redada efectuada en el norte de Francia de manera absolutamente ilegal ya que aún Francia no había caído bajo la influencia de Alemania.

No hubo selección a su llegada a la Judenrampe (en alemán, la rampa judía), el apeadero de madera construido a un kilómetro al sur del Campo de Exterminio de Auschwitz, en la zona de Birkenau, para descargar a los prisioneros y hacer una primera selección: unos iban a morir extenuados por el trabajo forzado y otros serían asesinados inmediatamente.

Pero todos los gitanicos del Convoy Z fueron registrados e internados en el campo específico de familias gitanas, en Birkenau, donde las condiciones eran incluso más execrables que en el propio Auschwitz: la mitad murió en los siguientes 6 meses a causa de las enfermedades, las fatigas, el hambre, la extenuación, el frío.

Cuando el 2 de agosto de 1944 la autoridades del Campo, la demoniaca SS, decidieron liquidar el campo gitano, el Zigeunerlager o Zigeunerfamilienlager, el campo de familias gitanas de Auschwitz, tan solo quedaban 16 de los 351 que llegaron en el Convoy Z. Y fueron asesinados en la llamada Zigeunernach, la noche de los gitanos, el 2 de agosto de 1944, en la que los malditos nazis asesinaron a 2897 hombres, mujeres, niñas y niños, gitanos y gitanas.

Algunos de los prisioneros del Convoy Z habían sido transferidos al Campo de concentración de Buchenwald al ser considerados como útiles para continuar sometidos al trabajo forzado. También trasladaron algunas mujeres al Campo de Concentración de Ravensbrück, un campo específico para mujeres.

Finalmente, de los 351 transportados en el Convoy Z sólo sobrevivieron 32: 19 hombres y 13 mujeres, entre los cuales había un niño y una niña de menos de 15 años.

Malinas1

En Malinas, los gitanicos capturados en diferentes redadas. Luego los enviaron en el Convoy Z a Auschwitz

El convoy Z había salido de Malinas (provincia de Amberes, región de Flandes, Bélgica) el 15 de enero de 1944. Transportaba gitanas y gitanos de diversas nacionalidades (franceses, alemanes, holandeses, suecos, suizos, españoles, sí, sí, españoles también) capturados en diferentes redadas efectuadas en Francia, Bélgica y Holanda. Eran canasteros, tratantes, hojalateros, músicos, feriantes (dueños de atracciones de feria), artistas de circo…

La más joven era Jacqueline Vadoche, nacida el 11 de diciembre de 1943 ¡¡¡solo tenía un mes y cuatro días!!! El mayor tenía 85 años.

“Íbamos unos cincuenta en cada vagón. Durante varios días. Quizás tres o cuatro. Me resulta difícil precisarlo. Había muchas paradas. A veces nos hacían bajar del tren y nos tenían hacinados en habitaciones durante unas horas, desnudos, solo con nuestra ropa interior. Tal vez por eso no podíamos huir de esa manera, desnudos” Testimonio de Antoine Lagrene “Itsi” recogido por Monique Hennebaut en 2005 (Revista Tsafon, n° 4 octobre 2008)

Antoine Lagrene nació el 13 de enero 1931 en Frankfurt am Main, Alemania, en el seno de una familia gitana de músicos, sobre todo, pero que ejercían de canasteros y/o de temporeros recogiendo cosechas cuando no encontraban trabajico como músicos.

Antoine 1

Cuando Hitler llegó al poder la familia se trasladó a vivir a Francia.

El 23 de noviembre de 1943, la Feldsgendarmerie, la policía militar alemana, realizó una redada en la que detuvieron a Antoine junto a otras 15 personas, incluyendo entre ellas a su madre que estaba embarazada y que posteriormente daría a luz en el zigeunerlager aunque aquel bebé no sobrevivió ni un mes.

En enero de 1944, Antoine formó parte del convoy Z. Antoine se convirtió en el prisionero Z-9130. Tenía entonces 14 años. Allí vio la muerte de su padre, hermanos, hermanas y tías. Sólo él y su madre sobrevivieron.

Fue transferido desde Auschwitz al campo de concentración de Buchenwald después de la rebelión del 16 de mayo de 1944Su madre fue llevada al campo de concentración de Ravensbrück. Fueron los únicos supervivientes de su familia.

Cuando el 11 de abril de 1945 fue liberado en Buchenwald por tropas del ejército americano, Antoine no pesaba más de 30 kilos.

Antoine

El Tío Antoine, Itsi para los gitanos, en Buchenwald, en 2012, durante un acto de homenaje a las víctimas del Samudaripen/Porrajmos

El Tío Antoine, llamado Itsi, ha dedicado su vida a sacar adelante a su familia, ahora a criar a sus tres nietos, y a mantener viva la memoria yendo a las escuelas e institutos a contar su testimonio.

Imagen

Testificar el horror

Ceija Stojka (pronunciado Chaya Estoica), que Dios la tenga en su Gloria, era el nombre gitano de Margarita Rigo Stojka. Nació el 23 de mayo de 1933, [sí, sí, hoy hubiera cumplido 84 años] en una posada en Kraubarth (Estiria, Austria) y fue una gitana lovari austríaca, escritora, pintora y cantante, superviviente del Samudaripen/Porrajmos.

Ceija era la quinta de seis hijos nacidos de padres gitanos católicos. Su familia son Lovara del Burgenland (una región austriaca). Los gitanos del Burgenland se consideran autóctonos austriacos.

El carromato de la familia Stojka formaba parte de una caravana que pasaba los inviernos en Viena, la capital de Austria, y los veranos en la campiña austriaca. Se ganaban la vida como tratantes de caballos.

Cuando tenía cinco años y su carromato estaba estacionado para pasar el invierno en un campamento a las afueras de Viena, Alemania se anexionó Austria (marzo de 1938). A pesar de que pronto llegaría la primavera y podrían viajar de nuevo, los alemanes les ordenaron quedarse quietos. Tuvieron que convertir su carromato en una chabola de madera.

Entre 1940 y 1944 los gitanos fueron forzados a registrarse como miembros de otra “raza”.

El campamento donde vivían los Stojka fue cercado y puesto bajo la vigilancia de la policía.

Ceija tenía sólo ocho años cuando los alemanes se llevaron a su padrecico al campo de concentración de Dachau (Alemania), a unos 500 kilómetros de distancia de Viena. Unos meses después, la pobretica de su mama recibió las cenizas en una caja.

Después los alemanes se llevaron a su hermana Kathi.

Finalmente, los deportaron a todos al zigeunerlager de Birkenau (así se llamaba la parte gitana de Auschwitz), en Polonia.

Los vagones del tren que los llevaba a Auschwitz, como si fueran ganado, iban tan repletos que, durante el largo trayecto, la pequeña Chaja no pudo ni siquiera agacharse para descansar, según narra en su autobiografía.

ceija 5

Ficha de Ceija en Auschwitz

De ahí fue trasladada al campo de concentración para mujeres de Ravensbrück (Alemania) y luego al campo de concentración de Bergen-Belsen (Alemania).

Ceija sobrevivió y fue liberada el 15 de abril de 1945 por el ejército británico en Bergen-Belsen. Tenía 12 años.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, después de haber padecido los horrores de los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau, Ravensbrück y Bergen-Belsen, supo que su madre y cuatro de sus cinco hermanos fueron los únicos supervivientes de toda la familia, unos doscientos parientes habían sido aniquilados. Incluso su hermanico de siete años de edad, Ossi, sufrió experimentos médicos en Auschwitz que le provocaron la muerte.

Después de la guerra, documentó y publicó las canciones, los poemas y los cuentos de los Lovara acerca del Samudaripen/Porrajmos.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, su familia vivió la falta de reconocimiento del Samudaripen/Porrajmos en Austria e incluso tuvieron que soportar a algunos políticos antigitanos.

ceija 1

“Tuve que ponerme a escribir porque tenía que abrirme, necesitaba gritar”

En 1988 publicó su primer libro autobiográfico, Wir leben im Verborgenen. Erinnerungen einer-Rom Zigeunerin (Vivimos en aislamiento. Los recuerdos de una Romni), haciendo públicas por primera vez en Austria las cuestiones relativas a la persecución nazi de la población romaní. En él describe su destino, la supervivencia y el asesinato de los romá y sinti austriacos en el Samudaripen/Porrajmos. El libro sirvió de estímulo para la creación de un movimiento gitano. Más tarde, en 1992, publicó Reisende auf dieser Welt (Viajeros en este mundo) que es la continuación de aquel primer libro.

Ceija Stojka se atrevió a relatar lo que ella, como todo el Pueblo Gitano, había padecido bajo el régimen nazi. La aniquilación, no lo olvidemos, de la totalidad de la población gitana, además de la judía, era parte esencial del plan racista de Hitler.

Ceija Stojka fue en Austria la primera superviviente romaní que escribió poesías y libros autobiográficos sobre lo que experimentó en carne propia, a la vez que evocaba sus vivencias en óleos, acuarelas y dibujos de fuerte expresividad.

Su testimonio constituyó un primer impulso para que los gitanos austriacos empezaran a hacer pública su cultura y su historia, y es de importancia clave para conocer el capítulo más silenciado del Holocausto: el Samudaripen/Porrajmos, el genocidio antigitano perpetrado por los nazis.

La discriminación y los prejuicios contra los gitanos no desparecieron con el nazismo

Ceija 4

Durante la posguerra Ceija Stojka se buscaba la vida como vendedora ambulante de alfombras

La Tía Ceija se tuvo que teñir el cabello de rubio para poder buscarse la vida porque “Aquí tienen mucho miedo de la gente oscura”.

Como muchos de los suyos, también su familia vivía al margen de la sociedad hasta que logró estabilidad con los negocios y empezó a darse a conocer a través de sus actividades artísticas.

Partiendo de las canciones tradicionales de los lovara, dos sobrinos de Ceija, los guitarristas Harri Stojka y Karl Ratzer, han conquistado un lugar destacado en el mundo del jazz austriaco.

Ceija inspiró también a sus hermanos, el escritor Mongo y el pintor y escritor Karl de quienes hablaremos en otra ocasión, a volcarse en la escritura y el arte para dar testimonio de sus vidas.

Todos ellos han estado vinculados a una potente organización gitana vienesa llamada Romano Centro.

Ceija no solo ha escrito sino que también comenzó a pintar a la edad de 56 años, a menudo usando sus dedos o palillos de dientes en lugar de pinceles para aplicar pintura acrílica y tinta.

Ceija 8

Muchas de sus obras son recreaciones de sus experiencias en los campos de concentración.

Ceija 6

En sus cuadros se ocupa de su pasado oneroso, del sufrimiento y la muerte en los campos de exterminio nazis. Y sin embargo, sus imágenes, canciones y textos se caracterizan no sólo por el horror de la crueldad humana y la tristeza por todas las muertes, sino también por un fuerte gusto por la vida (ya sabéis, la biofilia, que como vengo afirmando desde hace milenios es la principal característica del romipen, de la gitanidad), los recuerdos de la libertad de la carretera y de un estilo de vida itinerante, y la belleza de la naturaleza y la vida. Sus imágenes muestran un mundo brutal y triste, pero también uno maravilloso y magnífico. Se respira la fuerza de una mujer que, a pesar de todos los golpes que el destino le ha dado, tiene el valor de mantener las tradiciones de su Pueblo y vivir su vida. En los pocos años que esta pintora autodidacta ha estado trabajando, ha creado una obra asombrósamente madura, que tiende cada vez más hacia lo abstracto y manifiesta una profunda originalidad y honestidad.

Ceija 7

ceija 3

Plaza Ceija Stojka, en Viena

Ceija Stojka ha sido galardonada con numerosos premios y condecoraciones, entre otros el premio Bruno Kreisky al mejor Libro Político de 1993. En el año 2009 el ministerio de Cultura le otorgó el título de profesora. Incluso tiene dedicada una plaza en Viena.

La Tía Ceija contribuyó a recuperar la autoestima de los Sinti, los Rroma y los Lovara (grupos gitanos de Austria) y con su fuerza de voluntad ha rescatado el pasado para una mayor conciencia de las generaciones venideras. Sus libros fueron una chispa inicial en una situación en que la sociedad austriaca apenas comenzaba a confrontarse con los crímenes del nacionalsocialismo. Sus palabras y su personalidad han cambiado la forma de ver de muchas personas, animándolas a aceptar nuevos conocimientos y a eliminar prejuicios.

ceija 2

Mostrando el tatuaje del número que le asignaron en Auschwitz, Z 6399, mientras imparte una conferencia

También dedicó gran parte de su tiempo a dar charlas y conferencias sobre el Samudaripen/Porrajmos.

Hasta donde yo sé, ninguno de sus libros se ha traducido al español. En Internet podéis ver muchas de sus pinturas.

La Tía Ceija Stojka faltó el 28 de enero de 2013 en Viena. Te avel kovli phuv laqe!