Archivo de la etiqueta: Samudaripen

Un payico güeno

Mañana se conmemora el Día de la Resistencia Romaní precisamente en recuerdo de la rebelión de los prisioneros y prisioneras gitanas en el Campo de Exterminio de Auschwitz que tuvo lugar el 16 de mayo de 1944 y con tal motivo queremos recordar a Tadeusz Joachimowski, un payico güeno, que tuvo un inusitado protagonismo en aquellos actos.

Cada persona es un mundo y en el mundo hay, por lo menos, 7000 millones de personas cada una con su mundo a cuestas.

Hay payos y payas de todos los colores, tamaños, formas, aromas y sabores. Hay gachís y gachós pa’ to’s los gustos. Hay jambos y jambas pa’ to’s los disgustos. Igual que hay gitanas y gitanos pa’ to’s los gustos y pa’ to’s los disgustos. Porque cada persona es un mundo o una munda. Y, tal y como dice el Tío Juan Fernández ¡Para terminar de complejizar el asunto! «To’l mundo tiene desmanes».

Los judíos tienen la expresión Justos entre las Naciones para referirse tradicionalmente al conjunto de aquellas personas de confesión no judía que merecen consideración y respeto por observar una conducta moral acorde con el judaísmo.

Tras la constitución del Estado de Israel, esta expresión también designa de manera oficial a un programa de reconocimiento y distinción con el objeto de rendir el máximo honor a aquellas personas que, sin ser de confesión o ascendencia judía, prestaron ayuda de manera altruista y singular a las víctimas del Holocausto.

Creo que algunas personas payas merecerían el reconocimiento de “payicos güenos” y Tadeusz Joachimowski es una de ellas.

Tadeusz Joachimowski (1908-1979) fue un payico güeno. Era un judío polaco. Fue detenido y encarcelado en la prisión de Tarnów -ciudad que alberga, dicho sea de paso, dentro de su Museo Etnológico Provincial una magnífica colección etnológica gitana- por su militancia política pero acabó siendo enviado a finales de agosto de 1940 al Campo de Concentración y Exterminio de Auschwitz (número de prisionero 3720). Desde marzo de 1943 fue destinado a trabajar como escribiente en la Oficina del Prisionero en el Campo Gitano de Auschwitz, el llamado Zigeunerlager.

¿Por qué debería formar parte de nuestro panteón de Payicos Güenos?

Por dos razones fundamentales:

1ª) En mayo de 1944, Tadeusz Joachimowski, mientras trabajaba en la Oficina de Prisioneros se enteró de los planes inminentes para la liquidación del Campo Gitano y avisó a Josef Steinbach y a Paul Wagner, prisioneros gitanos, para que alertaran a los demás gitanos y gitanas. Gracias a ese aviso, los prisioneros y prisioneras fueron capaces de organizarse para evitar el asesinato de los restantes aproximadamente 6.000 gitanas y gitanos previsto para el 16 de mayo de 1944. Se armaron de palos, piedras y herramientas que pudieron encontrar. Hombres y mujeres de todas las edades se atrincheraron en los barracones. La consigna era resistir y no permitir que los matasen como corderitos. Los SS los rodearon. Iban armados incluso con metralletas. Pero nuestras y nuestros valientes les hicieron frente y tuvieron que retroceder. Aquel día no hubo gitanos ni gitanas asesinadas en las cámaras de gas.

Desgraciadamente, al día siguiente comenzó una dura batalla: los sometieron al hambre y a quienes aún tenían fuerzas se los llevaron a otros campos. Así, el 2 de agosto de 1944, los nazis exterminaron a los 2897 gitanos y gitanas que aún quedaban en el Campo Gitano.

2ª) Como escribiente, Tadeusz Joachimowski, se las arregló para robar los dos libros de registro principales de la oficina de prisioneros del Campo Gitano. Con la ayuda de otros dos prisioneros, Ireneusz Pietrzyk (prisionero nº 1761) y Henryk Porębski (prisionero nº 5805), los enterró, protegidos con ropas y dentro de un cubo, para que los nazis no los destruyeran al acabar la Guerra ya que esos libros constituyen pruebas documentales del exterminio de los Roma. En 1949, después de terminada la Guerra, avisó a las autoridades y volvió allí para desenterrar aquellos libros. Los libros hicieron posible conocer los nombres de los prisioneros y prisioneras gitanos y gitanas.

Hauptbuecher
Así se conservan los libros de registro en el Museo de Auschwitz

Estos libros de registro fueron restaurados (los originales se conservan en el Museo de Auschwitz) y publicados por el Zentralrat Deutscher Sinti und Roma (Consejo Alemán de Sinti y Roma), organización gitana -dirigida por el Tío Romani Rose- líder y pionera en la lucha por el rescate de la memoria histórica y la restitución del Samudaripen, en 1992 con el título Memorial Book. The Gypsies at Auschwitz-Birkenau/Ksiega Pamieci. Cyganie w obozie Koncentracyjnym Auschwitz-Birkenau/Gedenkbuch. Die Sinti und Roma im Konzentrationslager Auschwitz-Birkenau (Libro conmemorativo. Los sintis y los romaníes en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau. No hay versión española)

Estos libros contienen los nombres y apellidos, los números de prisionero, la nacionalidad, la fecha y el lugar de nacimiento, la fecha de fallecimiento y otros datos de las aproximadamente 22.600 personas gitanas (10.094 hombres y 10.888 mujeres, cuyos nombres conocemos) que padecieron el cautiverio y el exterminio en aquel infierno.

Alrededor de 19.300 de aquellas personas fallecieron:

Más de 13.600 a causa de la desnutrición y las enfermedades;

Más de 5,600 fueron asesinados en las cámaras de gas.

¡Dios los tenga en su Gloria!

Te na avel bisterdo tumaro anav! ¡Que jamás se olvide vuestro nombre!

Anuncios

En memoria del Holocausto: no podemos callarnos de nuevo

Con motivo del Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, la eurodiputada gitana por el partido sueco Feministiskt Initiativ (Iniciativa Feminista) Soraya Post (15 de octubre de 1956, Göteborg, Suecia) publicó en inglés este artículo en el cual reflexiona en torno a la necesidad de mantener viva la memoria de las víctimas del Samudaripen y del Holocausto. Nos pareció tan necesario que lo tradujimos y lo distribuimos gratuitamente a diferentes medios españoles. Pikara Magazine y Nevipens Romani lo publicaron y se lo agradecemos a ambos medios por dar visibilidad a las voces gitanas.

Soraya Post es europarlamentaria, miembro del Grupo Parlamentario S&D Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas. Su trabajo parlamentario se centra en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior y en la Subcomisión de Derechos Humanos.

Es la primera persona miembro del Parlamento Europeo de un partido ideológicamente antirracista y feminista.

Desde pequeña sufrió el antigitanismo y eso hizo que se involucrara en la lucha por la emancipación del Pueblo Gitano y, en especial, de las mujeres gitanas: ha sido presidenta de la Red Internacional de Mujeres Gitanas (International Roma Women’s Network, IRWN), creada en 2003 por mujeres gitanas líderes procedentes de 18 países europeos.

sorayapost3_4575
Cartel electoral

A continuación reproducimos el artículo de la Tía Soraya.

<<En el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el 27 de enero, recordamos y honramos a todas las personas -niñas, niños, mujeres y hombres de cualquier edad- que fueron torturadas y asesinadas por los nazis durante el Holocausto y restablecemos nuestro compromiso de luchar contra el antisemitismo, el antigitanismo, el racismo y otros formas de intolerancia. Nunca podemos olvidar este brutal genocidio y el sufrimiento y el dolor que ha causado a sus víctimas, a sus familias y a nuestras sociedades.

Durante el Holocausto, un total de 11 millones de personas fueron asesinadas en campos de concentración en Europa por el régimen nazi. Los nazis persiguieron, torturaron, encarcelaron y asesinaron a todas aquellas personas a quienes consideraban “inferiores” a los alemanes. El mayor grupo de víctimas fue el Pueblo Judío: 6 millones de personas fueron asesinadas por los nazis en los campos de concentración, dos tercios de la población judía en Europa.

El Pueblo Gitano fue el segundo grupo más grande de personas asesinadas por motivos raciales en el Holocausto; se calcula que entre 500.000 y un millón de personas romaníes fueron asesinadas por los nazis. Otros grupos de víctimas fueron personas con discapacidades mentales o físicas, homosexuales, comunistas, sindicalistas, Testigos de Jehová, anarquistas, opositoras políticas y otras activistas de la resistencia. Todas las víctimas enfrentaron el mismo sufrimiento, el mismo destino y el mismo final. Ninguna de ellas tuvo otra oportunidad en la vida.

El 27 de enero marca el aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau por las tropas soviéticas en 1945. Después de la liberación, las personas supervivientes judías del Holocausto pudieron buscar justicia en los tribunales internacionales y nacionales, pero la mayoría de las víctimas nunca tuvieron la oportunidad y muchos perpetradores de la criminalidad de la era nazi nunca fueron castigados.

El Holocausto del Pueblo Gitano, también llamado en romanó -el idioma gitano- Porrajmos o Samudaripen, solo fue reconocido en 1982 cuando el Canciller de Alemania Occidental, Helmut Schmidt, reconoció que el régimen nazi había perseguido y cometido genocidio contra los romaníes por su raza.

APTOPIX Germany Sinti Roma Holocaust Memorial
Inauguración del monumento en memoria de las víctimas del Samudaripen (Berlín, 24/10/12) con la asistencia de Angela Merkel

En Auschwitz, una exposición permanente sobre La destrucción de los gitanos europeos se inauguró en 2001. En Berlín, el primer sitio conmemorativo no se descubrió hasta 2012. Este año también la ceremonia de conmemoración del Holocausto del Parlamento Europeo contará con una exposición sobre el holocausto romaní comisariada por el Consejo Central de los Roma y los Sinti alemanes.

El tema conmemorativo de este año del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto es “Recordación y educación del Holocausto: nuestra responsabilidad compartida”. Establecido por las Naciones Unidas, el tema subraya el deber continuo de aprender y recordar el Holocausto.

Las personas sobrevivientes del Holocausto han compartido y aún comparten sus historias y experiencias para que las generaciones futuras nunca más vuelvan a vivir estos horribles crímenes contra la humanidad. Sin embargo, no quedan muchas personas supervivientes, por lo que depende de todos nosotros y nosotras volver a contar sus historias, como las historias de la supervivencia y activismo del Holocausto Sinti de la Sra. Rita Prigmore y Sr. Zoni Weisz.

También depende de todas y todos nosotros prevenir futuros genocidios. Han pasado siete décadas desde el Holocausto y todavía somos testigos de crímenes de odio contra las minorías en Europa. Todavía vemos neonazis y extremistas de derecha marchar y desfilar abiertamente en las calles, propagando su odio. Muchos parlamentos en Europa tienen miembros de partidos extremistas de derecha. Me produce una gran tristeza y dolor que los sobrevivientes del Holocausto nuevamente tengan que presenciar genocidios, crímenes contra la humanidad y ver botas neonazis marchando por las calles. No podemos permitirnos ignorar esto, tenemos que ponernos de pie y crear un futuro en el que no tengamos que disculparnos, un futuro del que podamos estar orgullosas y orgullosos, donde se valore y promueva la diversidad en todas sus formas.

Según los informes de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), los crímenes de odio están aumentando en Europa. FRA define los crímenes de odio como “violencia e infracciones motivadas por el racismo, la xenofobia, la intolerancia religiosa o por prejuicios contra la discapacidad, la orientación sexual o la identidad de género de una persona”.

Las reacciones racistas y xenófobas hacia las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes persisten en toda la UE. El antisemitismo, el antigitanismo, la islamofobia, la homofobia y el sexismo son parte de una realidad cotidiana para muchas personas que viven en Europa. Justo este mes, FRA publicó un informe que decía que en muchas partes de la UE, la sociedad civil está bajo amenaza. Esto es muy preocupante teniendo en cuenta el papel crucial que desempeña la sociedad civil en la defensa de los procesos democráticos y en la promoción de los Derechos Humanos.

No debemos permanecer calladas ni callados e indiferentes a este odio; tenemos que luchar contra el antisemitismo, el antigitanismo, el racismo y otras formas de intolerancia. Elevar nuestras voces no solo es lo correcto, sino también nuestra responsabilidad conjunta. No podemos olvidar lo que sucedió hace siete décadas y no podemos permitir que el odio vuelva a dominar Europa>>

Notas:

  1. Este artículo fue publicado por primera vez en inglés en euroactiv.com
  2. Ha sido publicado en español por Pikara Magazine el día 30 de enero y por Nevipens Romani el día 31 de enero
  3. En algunos lugares el Samudaripen, genocidio antigitano durante la Segunda Guerra Mundial, supuso el exterminio de hasta el 80% de la población gitana de entonces.

  4. El Zentralrat Deutscher Sinti und Roma(Consejo Central de los Sinti y los Roma Alemanes), fundado en 1982, coordina 16 organizaciones de base y es la principal entidad gitana alemana en la defensa civil y política de la población Sinti y Romaní.
  5. Sinti es la denominación tradicional, el etnónimo, que se han dado a sí mismas las personas gitanas en Alemania y en otros lugares de Europa.
  6. La sintesa (gitana) alemana Rita Prigmore (Würzburg, Alemania, 3 de marzo de 1943) y su hermana fueron bebés víctimas de los experimentos del régimen Nazi por su condición de gemelas. En abril de 2014 estuvo en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla dando testimonio de su supervivencia
  7. Zoni Weisz, nacido Johan Weisz (Zutphen, Países Bajos, 4 de marzo de 1937), sinti (gitano) superviviente del Samudaripen (Holocausto). Su madre, su padre y sus tres hermanos fueron asesinados. Él salvó la vida gracias a un oficial de la policía holandesa que era miembro de la resistencia y le ayudó a escapar. El 27 de enero de 2011, fue el primer Rom o Sinti en dirigirse al Bundestag alemán en la ceremonia oficial del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.