Imagen

En memoria del Holocausto: no podemos callarnos de nuevo

Con motivo del Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, la eurodiputada gitana por el partido sueco Feministiskt Initiativ (Iniciativa Feminista) Soraya Post (15 de octubre de 1956, Göteborg, Suecia) publicó en inglés este artículo en el cual reflexiona en torno a la necesidad de mantener viva la memoria de las víctimas del Samudaripen y del Holocausto. Nos pareció tan necesario que lo tradujimos y lo distribuimos gratuitamente a diferentes medios españoles. Pikara Magazine y Nevipens Romani lo publicaron y se lo agradecemos a ambos medios por dar visibilidad a las voces gitanas.

Soraya Post es europarlamentaria, miembro del Grupo Parlamentario S&D Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas. Su trabajo parlamentario se centra en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior y en la Subcomisión de Derechos Humanos.

Es la primera persona miembro del Parlamento Europeo de un partido ideológicamente antirracista y feminista.

Desde pequeña sufrió el antigitanismo y eso hizo que se involucrara en la lucha por la emancipación del Pueblo Gitano y, en especial, de las mujeres gitanas: ha sido presidenta de la Red Internacional de Mujeres Gitanas (International Roma Women’s Network, IRWN), creada en 2003 por mujeres gitanas líderes procedentes de 18 países europeos.

sorayapost3_4575

Cartel electoral

A continuación reproducimos el artículo de la Tía Soraya.

<<En el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el 27 de enero, recordamos y honramos a todas las personas -niñas, niños, mujeres y hombres de cualquier edad- que fueron torturadas y asesinadas por los nazis durante el Holocausto y restablecemos nuestro compromiso de luchar contra el antisemitismo, el antigitanismo, el racismo y otros formas de intolerancia. Nunca podemos olvidar este brutal genocidio y el sufrimiento y el dolor que ha causado a sus víctimas, a sus familias y a nuestras sociedades.

Durante el Holocausto, un total de 11 millones de personas fueron asesinadas en campos de concentración en Europa por el régimen nazi. Los nazis persiguieron, torturaron, encarcelaron y asesinaron a todas aquellas personas a quienes consideraban “inferiores” a los alemanes. El mayor grupo de víctimas fue el Pueblo Judío: 6 millones de personas fueron asesinadas por los nazis en los campos de concentración, dos tercios de la población judía en Europa.

El Pueblo Gitano fue el segundo grupo más grande de personas asesinadas por motivos raciales en el Holocausto; se calcula que entre 500.000 y un millón de personas romaníes fueron asesinadas por los nazis. Otros grupos de víctimas fueron personas con discapacidades mentales o físicas, homosexuales, comunistas, sindicalistas, Testigos de Jehová, anarquistas, opositoras políticas y otras activistas de la resistencia. Todas las víctimas enfrentaron el mismo sufrimiento, el mismo destino y el mismo final. Ninguna de ellas tuvo otra oportunidad en la vida.

El 27 de enero marca el aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau por las tropas soviéticas en 1945. Después de la liberación, las personas supervivientes judías del Holocausto pudieron buscar justicia en los tribunales internacionales y nacionales, pero la mayoría de las víctimas nunca tuvieron la oportunidad y muchos perpetradores de la criminalidad de la era nazi nunca fueron castigados.

El Holocausto del Pueblo Gitano, también llamado en romanó -el idioma gitano- Porrajmos o Samudaripen, solo fue reconocido en 1982 cuando el Canciller de Alemania Occidental, Helmut Schmidt, reconoció que el régimen nazi había perseguido y cometido genocidio contra los romaníes por su raza.

APTOPIX Germany Sinti Roma Holocaust Memorial

Inauguración del monumento en memoria de las víctimas del Samudaripen (Berlín, 24/10/12) con la asistencia de Angela Merkel

En Auschwitz, una exposición permanente sobre La destrucción de los gitanos europeos se inauguró en 2001. En Berlín, el primer sitio conmemorativo no se descubrió hasta 2012. Este año también la ceremonia de conmemoración del Holocausto del Parlamento Europeo contará con una exposición sobre el holocausto romaní comisariada por el Consejo Central de los Roma y los Sinti alemanes.

El tema conmemorativo de este año del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto es “Recordación y educación del Holocausto: nuestra responsabilidad compartida”. Establecido por las Naciones Unidas, el tema subraya el deber continuo de aprender y recordar el Holocausto.

Las personas sobrevivientes del Holocausto han compartido y aún comparten sus historias y experiencias para que las generaciones futuras nunca más vuelvan a vivir estos horribles crímenes contra la humanidad. Sin embargo, no quedan muchas personas supervivientes, por lo que depende de todos nosotros y nosotras volver a contar sus historias, como las historias de la supervivencia y activismo del Holocausto Sinti de la Sra. Rita Prigmore y Sr. Zoni Weisz.

También depende de todas y todos nosotros prevenir futuros genocidios. Han pasado siete décadas desde el Holocausto y todavía somos testigos de crímenes de odio contra las minorías en Europa. Todavía vemos neonazis y extremistas de derecha marchar y desfilar abiertamente en las calles, propagando su odio. Muchos parlamentos en Europa tienen miembros de partidos extremistas de derecha. Me produce una gran tristeza y dolor que los sobrevivientes del Holocausto nuevamente tengan que presenciar genocidios, crímenes contra la humanidad y ver botas neonazis marchando por las calles. No podemos permitirnos ignorar esto, tenemos que ponernos de pie y crear un futuro en el que no tengamos que disculparnos, un futuro del que podamos estar orgullosas y orgullosos, donde se valore y promueva la diversidad en todas sus formas.

Según los informes de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), los crímenes de odio están aumentando en Europa. FRA define los crímenes de odio como “violencia e infracciones motivadas por el racismo, la xenofobia, la intolerancia religiosa o por prejuicios contra la discapacidad, la orientación sexual o la identidad de género de una persona”.

Las reacciones racistas y xenófobas hacia las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes persisten en toda la UE. El antisemitismo, el antigitanismo, la islamofobia, la homofobia y el sexismo son parte de una realidad cotidiana para muchas personas que viven en Europa. Justo este mes, FRA publicó un informe que decía que en muchas partes de la UE, la sociedad civil está bajo amenaza. Esto es muy preocupante teniendo en cuenta el papel crucial que desempeña la sociedad civil en la defensa de los procesos democráticos y en la promoción de los Derechos Humanos.

No debemos permanecer calladas ni callados e indiferentes a este odio; tenemos que luchar contra el antisemitismo, el antigitanismo, el racismo y otras formas de intolerancia. Elevar nuestras voces no solo es lo correcto, sino también nuestra responsabilidad conjunta. No podemos olvidar lo que sucedió hace siete décadas y no podemos permitir que el odio vuelva a dominar Europa>>

Notas:

  1. Este artículo fue publicado por primera vez en inglés en euroactiv.com
  2. Ha sido publicado en español por Pikara Magazine el día 30 de enero y por Nevipens Romani el día 31 de enero
  3. En algunos lugares el Samudaripen, genocidio antigitano durante la Segunda Guerra Mundial, supuso el exterminio de hasta el 80% de la población gitana de entonces.

  4. El Zentralrat Deutscher Sinti und Roma(Consejo Central de los Sinti y los Roma Alemanes), fundado en 1982, coordina 16 organizaciones de base y es la principal entidad gitana alemana en la defensa civil y política de la población Sinti y Romaní.
  5. Sinti es la denominación tradicional, el etnónimo, que se han dado a sí mismas las personas gitanas en Alemania y en otros lugares de Europa.
  6. La sintesa (gitana) alemana Rita Prigmore (Würzburg, Alemania, 3 de marzo de 1943) y su hermana fueron bebés víctimas de los experimentos del régimen Nazi por su condición de gemelas. En abril de 2014 estuvo en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla dando testimonio de su supervivencia
  7. Zoni Weisz, nacido Johan Weisz (Zutphen, Países Bajos, 4 de marzo de 1937), sinti (gitano) superviviente del Samudaripen (Holocausto). Su madre, su padre y sus tres hermanos fueron asesinados. Él salvó la vida gracias a un oficial de la policía holandesa que era miembro de la resistencia y le ayudó a escapar. El 27 de enero de 2011, fue el primer Rom o Sinti en dirigirse al Bundestag alemán en la ceremonia oficial del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.
Anuncios
Imagen

Medalla de Oro al Mérito

Con la presencia de todas las autoridades, instituciones y un público que abarrotaba el Teatro Isabel La Católica, el Ayuntamiento de Granada celebró el pasado 1 de febrero, fiesta de San Cecilio -patrón de Granada-, la entrega de sus distinciones en un acto presidido por el alcalde, Francisco Cuenca, y con los representantes de los distintos partidos políticos en la Comisión de Honores y Distinciones.

En dicha ceremonia y a título póstumo se le hizo entrega de la Medalla de Oro al Mérito de la ciudad al insigne escritor gitano José Heredia Maya. El Tío Pepe, que en gloria esté, alcanzó en vida los máximos reconocimientos dentro de su profesión ya que fue catedrático de la Universidad de Granada, sus obras teatrales se estrenaron y se representaron con gran éxito de público y de crítica, sus ensayos son referencias inexcusables en el pensamiento gitano español y su poesía fue siempre bien acogida tanto por la crítica como por el público de manera que sus ediciones siempre se agotaron. Probablemente, el mejor indicador de la valoración de la poesía del Tío Pepe sea su incorporación al acervo cantaor tanto de las juergas gitanas como de los y las artistas gitanos y gitanas.

Recogieron esta distinción su mujer, la profesora Matilde Moreno, y su hijo, el politólogo José Heredia Moreno cuyo discurso de agradecimiento reproducimos a continuación.

Jose Heredia

La profesora Matilde Moreno, esposa del Tío Pepe, y su hijo José Heredia Moreno.

<<Para la cultura clásica un héroe era aquél que desafiaba su destino, y dado que la mayoría de los héroes griegos acababan en el Hades, en la muerte, cabe concluir que lo heroico era esa misma actitud de desafío. Efectivamente, la cualidad heroica, lo absolutamente valiente y raro y extraordinario es plantarle cara al futuro que el mundo te reserva.

Gitano en un pequeño pueblo de la Andalucía franquista, mi padre conocía bien su destino: “Nacer en el seno de una familia gitana en España en el Sur, hoy día es un problema, es una tragedia”. Esto lo escribió en 1976. Mi padre conocía bien el destino reservado a los gitanos, lo denunció y se negó a doblegarse a él. Fue un héroe. Pero, igual que en las tragedias griegas, en muchos sentidos, ese heroísmo le llevó a la muerte: a veces a la muerte social, a ciertas muertes artísticas, y en última instancia, a la muerte física.

Por muchos matices que se puedan hacer, hoy en día nacer gitano sigue siendo una tragedia, y desafiar ese destino sólo se encuentra al alcance de individuos con cualidades heroicas, como las de mi padre. La presencia de tantos conciudadanos en este escenario atestigua la actualidad del legado artístico y literario de mi padre. La presencia de tantos gitanos y gitanas es señal de su legado político: la lucha por un mundo en el que no haya necesidad de convertirse en héroe, la esperanza de un mundo en el que ser gitano no sea una tragedia. A todos, gitanos y payos por igual, conciudadanos granadinos, agradecemos el recuerdo de mi padre y la asunción de su legado: la lucha por un mundo mejor para todos.>>

Pepe, mi hermano Pepe, concluyó su discurso con estos hermosos versos del poeta:

Un hombre tiene a su hermano

en otro hombre que tiene

igual de limpias las manos

 

Imagen

En memoria de las víctimas del Samudaripen

Hoy es el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto y aprovecho la ocasión para recordaros los artículos que podéis encontrar en nuestro blog a propósito del Samudaripen, el genocidio antigitano que tuvo lugar en Europa durante el nazismo:

Los 4 gitanos más valientes del mundo, donde os contamos la historia de los únicos cuatro gitanos que testificaron contra los criminales nazis.

Para chanelar más sobre el Samudaripen, en el que os explicamos qué es el Samudaripen y os aportamos algunas referencias para que profundicéis en vuestro conocimiento sobre el más terrible episodio de la historia gitana.

Te aves baxtali, bibie! ¡Felicidades Tía! es un artículo sobre la vida de la Tía Philomena Franz, escritora, superviviente del Samudaripen, heroína gitana que participó en la rebelión del 16 de mayo de 1944…

El Convoy Z, donde damos cuenta de la deportación y posterior exterminio de 351 personas gitanas enviadas a la muerte en este terrible tren que llegó a Auschwitz el 17 de enero de 1944.

Śel berśa, 100 años!! aquí hablamos de la vida y la obra del Tío Mateo Maximoff, superviviente del Samudaripen.

Testificar el horror, titulamos el artículo dedicado a la Tía Ceija Stojka, pintora y escritora, superviviente del Samudaripen.

Resistencia, fue el artículo que publicamos con motivo de la conmemoración del 16 de mayo, Día de la Resistencia Gitana: el 16 de mayo de 1944, las gitanas y los gitanos prisioneros en Auschwitz se rebelaron y se enfrentaron a sus carceleros consiguiendo que aquel día ninguna persona gitana fuese gaseada. Además, os hablamos de otras personas gitanas que protagonizaron diferentes formas de resistencia.

75 aniversario de la deportación de los gitanos rumanos, narramos aquí uno de los episodios del Samudaripen más desconocidos: la deportación a Transnistria de casi 25 mil personas gitanas, decretada por el Mariscal Antonescu (colaborador de los nazis) a la cual apenas sobrevivió una cuarta parte de los y las deportados.

Eduard Friedich, Z-9813, fue un niños de tan solo tres años capturado junto a sus padres y enviado a Auschwitz.

La noche de los cristales rotos, fue un pogromo ocurrido en Alemania y Austria durante la noche del 9 de noviembre de 1938. Fue dirigido contra ciudadanos judíos y es, para muchos estudiosos el paso previo hacia el inicio del Holocausto. Pero el Samudaripen, el Porrajmos, el holocausto gitano había comenzado antes: en 1920 Karl Ludwig Lorenz Binding (6/4/1841 – 7/4/1920, jurista alemán) y Alfred Erich Hoche ( 1/8/1865 – 16/5/1943 psiquiatra alemán) publican Die Freigabe der Vernichtung Lebensunwerten Lebens (Libertad para la aniquilación de la vida indigna de la vida) en el que proponen que los gitanos deben ser esterilizados para que desaparezcan como pueblo. Esta idea fue asumida por los nazis. A partir de ahí, los científicos se ocuparon de comprobar que los dogmas antigitanos eran ciertos y los políticos nazis se ocuparon de dotarlos con leyes que sirvieran para combatir “la plaga gitana”. En este artículo, además, os contamos la historia de Settela Steimbach, una niñica gitana víctima del Samudaripen.

Por ser gitanas, es un breve artículo sobre una foto de unas gitanas que fueron fotografiadas paseando por el gueto de Lublin (Polonia). La foto la realizó un oficial alemán. El Gueto de Lublin fue creado en 1941 y la mayor parte de sus ocupantes fueron enviados a los campos de exterminio a mediados de marzo de 1942.

Bronislawa Wajs, Papusza, poetisa gitana, también sobrevivió al Samudaripen. Aquí os mostramos una foto suya con su hijo Tarzán.

El Samudaripen ha marcado la vida de la población gitana europea, ha influido en la obra de nuestros artistas en todas las artes y ha definido la política gitana: no olvidemos que el Primer Congreso Gitano (Londres, 1971) se convocó con el objetivo de recuperar la memoria de las víctimas del Samudaripen.

Mantener viva la memoria de nuestras antepasadas y antepasados no sólo es una acto de justicia sino un recurso de dignidad que nos ayudará a enfrentar el presente y sobrevivir al futuro.

Imagen

Los 4 gitanos más valientes del mundo

Los gitanos españoles (y las gitanas españolas también, jijiji) tenemos una tradición oral muy rica que, por desgracia, se está perdiendo en buena parte debido a las políticas antigitanas que se están ejecutando desde mediados del siglo XX, dos de ellas en especial: la dispersión espacial (los payos han decidido dónde debemos vivir y casi siempre eso ha supuesto el rompimiento de nuestras relaciones sociales) que impide, dificulta o limita el contacto interpersonal e intrafamiliar; y la escolarización/aculturación que relega o subalterniza nuestra propia cultura y pone en valor lo payo.

Una parte de esta oratura, literatura oral, está compuesta por las historias de valientes: contar las andanzas, venturas y desventuras, de gitanos (aunque en todas estas historias aparecen mujeres, no conozco ninguna que esté protagonizada por una mujer) que han demostrado su valentía. En ese rico acervo brillan el Chato Doble, el Habanero, Genaro Reyes, el Mongino, el Cirolón, El Chato la Liendre, Felix El Grande… Una de las aventuras habituales que suelen contarse sobre estos personajes es que se retaban unos a otros para demostrar su valentía y probar quién era el más valiente.

Pero estos cuatro gitanos sinti de los que hoy os vamos a hablar han sido sin duda ninguna los más valientes de todos.

«La semana siguiente comenzaron los experimentos reales. No nos dieron ningún alimento y solo nos dieron de beber agua de mar o agua de mar químicamente preparada. Hasta donde alcanza mi memoria, nuestro grupo estaba formado por 40 gitanos que dividieron en tres subgrupos aproximadamente iguales. El Grupo 1 recibió solo agua de mar. El Grupo 2 recibió solo agua de mar químicamente preparada, que tenía un color amarillo oscuro y era mucho peor que el agua de mar pura. El Grupo 3 recibió solo agua de mar preparada que parecía agua potable real. Yo pertenecía al grupo 2.

[…] Durante estos experimentos tuve terribles episodios de sed, me sentí muy mal, perdí mucho peso y finalmente tuve fiebre y me sentí tan débil que ya no podía soportarlo más.[…]

Todavía recuerdo una escena en la que un gitano checoslovaco le dijo al médico de la Luftwaffe que no podría beber más agua. El médico de la Luftwaffe ató entonces al gitano checoslovaco en una cama y el médico de la Luftwaffe obligó violentamente al gitano a tragar el agua por medio de una bomba de estómago.

Durante los experimentos, la mayoría de los gitanos recibió punciones en el hígado y la médula espinal. Yo mismo sufrí una punción en el hígado y sé por mi propia experiencia que estos pinchazos fueron terriblemente dolorosos. Incluso hoy, cuando cambia el clima, siento un gran dolor en el lugar donde se realizó la punción hepática. Todas las punciones del hígado y la médula espinal fueron realizadas personalmente por el médico de la Luftwaffe … [… ]

De los 40 hombres originales, uno, como ya se mencionó, solo participó en las pruebas durante unos días. Tres estaban tan cerca de la muerte que se los llevaron aquella misma tarde en camillas cubiertas con telas blancas. Nunca volví a saber de estos tres»

Karl Höllenreiner

Extractos de su testimonio en el Juicio contra los médicos, Núremberg, 17 de junio de 1947

Los experimentos con agua de mar pretendían buscar una solución que ayudara a sobrevivir a los pilotos derribados en el mar. Y para ello los degollaos nazis decidieron experimentar con humanos, en este caso gitanos. Los 44 sujetos “voluntarios” fueron seleccionados bajo falsas promesas (les dijeron que les darían los mejores alimentos que nunca hubieran probado) por sugerencia de Arthur Nebes ¡Maldita sea su ralea! entre los Sinti y los Rroma prisioneros en el Campo de Concentración de Buchenwald desde donde fueron transferidos al Campo de Concentración de Dachau para la realización de estos experimentos que se llevaron a cabo entre julio y septiembre de 1944.

1389.8 Holocaust H

El Juicio contra los médicos tuvo lugar en el palacio de Justicia de Núremberg entre el 9 de diciembre 1946 y el 20 de agosto de 1947. Fue el primero de los 12 juicios derivados del proceso contra los dirigentes del Tercer Reich. 20 médicos de campos de concentración, un abogado y dos expertos administrativos fueron acusados como organizadores de delitos médicos. De los 23 acusados, siete fueron condenados a muerte el 20 de agosto de 1947, cinco fueron condenados a cadena perpetua y cuatro fueron condenados a entre 10 y 20 años. Siete acusados fueron absueltos.

Wilhelm Franz Josef Beiglböck ¡Maldito sea por siempre! Fue un demonio. Era médico internista. Fue declarado culpable de organizar y ejecutar los experimentos médicos con agua de mar llevados a cabo en el Campo de concentración de Dachau. Fue condenado a 15 años. Después de que la sentencia se redujera a 10 años, Beiglböck fue liberado el 15 de diciembre de 1951. Tras su puesta en libertad siguió trabajando como médico. Murió en 1963 en Buxtehude (Alemania) en circunstancias aún no aclaradas.

1389.8 Holocaust I

Wilhelm Beiglböck, escuchando las acusaciones contra él

Su abogado, Gustav Steinbauer ¡Mal reposo tenga! consiguió que el tribunal no admitiera los testimonios de la mayor parte de los testigos alegando que eran individuos “asociales” y no tenían, por tanto, credibilidad ¡Y esos jueces tan protectores de los malvados!

El diseñador de estos horrendos experimentos fue Hermann Becker-Freyseng. Fue condenado a veinte años que se convirtieron en 1951 en sólo diez años de prisión. Al salir en libertad continuó su vida normalmente hasta que falleció de cáncer.

No hubo justicia ¡Claro! La justicia paya es muy laxa con los suyos. Siempre lo ha sido.

¿Os imagináis qué hubiera ocurrido si cuatro gitanos deciden someter a 44 payos a un experimento consistente en beber agua de mar a ver cuánto tiempo resisten? No ¿Verdad? A ningún gitano se le ha ocurrido aún nada tan espantoso.

Y estos son nuestros héroes, nuestros valientes y sus respectivas valentías:

Tío Ernst Mettbach, nacido el 30 de abril de 1920 en Fürth (Baviera, Alemania) muy cerca de Núremberg. Fue arrestado el 6 de junio de 1944 y enviado a Auschwitz donde fue registrado con el número Z10061. Desde Auschwitz fue trasladado al campo de concentración de Buchenwald y de allí al de Dachau. Allí fue sometido al experimento médico del agua de mar. Sobrevivió sí, y fue transferido al campo de Mauthausen y luego al de Melk donde fue sometido a trabajos forzados.

Fue liberado el 5 de mayo de 1945 y regresó a Fürth donde se ganó la vida como comerciante.

Ernst_Mettbach (1)

El Tío Ernst durante su declaración

Su valentía: el 21 de junio de 1947 testificó en el Juicio contra los Médicos como testigo de cargo contra el verdugo Wilhelm Beiglböck. Su testimonio fue crucial para determinar que no se sometieron voluntariamente a aquella barbarie.

Tío Karl Höllenreiner, también nació en Fürth, el 6 de marzo de 1914. Fue arrestado el 29 de mayo de 1944 y fue registrado como el prisionero Z10062. También fue trasladado a Buchenwald y de allí a Dachau donde sufrió la experimentación de los médicos con el agua de mar. Luego fue sometido a trabajo esclavo forzado en una fábrica de Messerschmitt (aviones y armas).

Después de la guerra, trabajó como vendedor de instrumentos musicales y de textiles.

KarlHoellenreiner

El Tío Karl, a la derecha, junto a su familia delante del Palacio de Justicia de Núremberg

Sus valentías: declaró contra el maldito Wilhelm Beiglböck y durante su testimonio, el 17 de junio de 1947, lo abofeteó cuando éste se declaró inocente. El Tío Karl no pudo contenerse y se abalanzó contra aquel demonio. Fue inmediatamente arrestado y sentenciado a 90 días de prisión, aunque poco después fue puesto en libertad condicional.

Tío Jacob “Johnny” Bamberger nació en Prusia Oriental (Alemania) en 1913. Su padrecico era tratante de bestias y además llevaba un cine ambulante . En 1935, debido a la represión oficial, la familia se vio obligada a dejar de operar el cine. De 1935 a 1939 trabajó en el ferrocarril.

Desde 1933 ejerció como boxeador. En 1934 fue seleccionado para el equipo olímpico. En 1936 fue purgado y expulsado del equipo olímpico por ser  “no ario”.

jakob-johnny-bamberger100-_v-img__3__4__xl_-f4c197f4ebda83c772171de6efadd3b29843089f

Llegó a ser vicecampeón de Alemania en la categoría de peso mosca.

En 1940, su familia fue deportada a Polonia. El Tío Johnny Bamberger intentó huir a Checoslovaquia pero fue arrestado en la frontera y encarcelado en el Campo de Concentración de Flossenbürg. En 1943 fue enviado al Campo de Concentración de Dachau. Allí fue sometido a los experimentos del agua de mar. Sobrevivió a las pruebas. En 1945 fue enviado al Campo de Concentración de Buchenwald donde fue liberado en abril de 1945.

El Tío Jakob Bamberger perdió a su madrecica y a dos de sus hermanos en los campos de concentración.

En 1946 inició el proceso para solicitar la “reparación” a la que tenía derecho según las leyes. En 1969 se le concedió la pensión mínima.

No le reconocieron los daños causados en sus riñones por los experimentos del agua de mar. No. Le dijeron que esos daños habían sido causados por una lesión deportiva.

Jakob Bamberger und Paul Franz web

El Tío Jacob sentado junto a Paul Franz durante una concentración de protesta. En el cartel se lee <<¡”Mil años” duran más de lo que crees!>> en alusión a la propaganda nazi

Sus valentías: declaró como testigo de cargo contra el bengue maldito Wilhelm Beiglböck en el Juicio contra los Médicos (Núremberg). El resto de su vida, el Tío Johnny Bamberger estuvo involucrado en el movimiento por los derechos civiles y llegó incluso a participar en una huelga de hambre en 1980 para que la justicia alemana reconociera los derechos de las víctimas gitanas.

Tío Josef Laubinger, nació el 15 de junio de 1921 en Berghaupten (Alemania). Fue detenido en marzo de 1943 y deportado a Auschwitz donde fue tatuado con el número de prisionero Z9358.

Desde Auschwitz fue deportado al Campo de Concentración de Buchenwald y de allí a Dachau donde se convirtió en un sujeto de prueba involuntario en experimentos con agua de mar.

Su valentía: el 27 de junio de 1947 declaró también contra el asesino Wilhelm Beiglböck.

¡Benditos sean por siempre! ¡Vivan los valientes! Esa bofetada ¡con qué poco nos conformamos! que le dio el Tío Karl Höllenreiner al maldito asesino Wilhelm Beiglböck es un acto inconmensurable de justicia y debe formar parte de la iconografía gitana para siempre.

Imagen

Gitanismos

Sin títuloLos gitanismos no son sólo lo que dice la Real Academia de la Lengua ¡Curiosa panda de jambos ignorantes con ínfulas de sabiondos! Son, además, préstamos lingüísticos, es decir, son palabras, morfemas, expresiones tomadas del romanó y adaptadas (adoptadas) al (por el) español en todas sus variantes. Esto es importante: hay gitanismos en todas las variantes del español. Por ejemplo, en Argentina se usan chamuyar, camelar, chingar, choro, curdeli, encurdelarse, currar, etc…

También hay gitanismos en otras lenguas tanto españolas como extranjeras pero de eso nos ocuparemos otro día. Hoy toca hablar de los gitanismos en el español de España.

Hace ya ¡¡10!! años presenté una ponencia en el Congreso Los gitanos y lo gitano en la cultura española celebrado en la Biblioteca Nacional (Madrid, 4 y 5 de diciembre de 2007) titulada “Agitanando el DRAE. Reflexiones en torno a los gitanismos en el Diccionario de la Real Academia Española: una propuesta de mejora de su tratamiento” que se publicó en la revista Cuadernos Gitanos ( Nº 2 , p. 14-23).

PortadaPrincipiaba ese artículo así: las palabras, muy en contra de la creencia popular, no se las lleva el viento más bien son la base sobre la que se sostiene el edificio social. Las columnas, el armazón de la sociedad, están formadas por la cultura en su más amplia concepción. Y la cultura no es otra cosa que la palabra en acción. Así mismo, las relaciones sociales (que, siguiendo el símil del edificio social, serían la argamasa) se establecen en torno a las palabras.

Por otro lado, las palabras definen la realidad social. Y en este sentido, el DRAE es un fiel reflejo de nuestra sociedad.

¿Es posible cambiar la sociedad por medio de la redefinición de las palabras? No creo. Pero quizás sí consigamos una mejora en el nivel de bienestar de las personas sensibles. Y eso es lo que pretenden estas reflexiones, que los gitanos españoles nos veamos mejor reflejados en este diccionario que también es nuestro.

Mi primera denuncia era esta: falta un verdadero estudio exhaustivo sobre los gitanismos del español, de España y de las américas, que analice la relevancia de nuestra aportación (la presencia de gitanismos en los grandes autores hispanos) y su vigencia actual.

Ese estudio sigue sin haberse hecho. Aunque haya habido algún estudio nuevo en este campo como: Léxico gitano documentado en las variedades latinoamericanas del español del profesor Ivo Buzek. Sí, sí, de la Universidad de Brno ¡República Checa! Se ve que a los ínclitos hispanistas españoles no les interesa mucho el tema ¿Tendrá esto que ver con el antigitanismo académico? ¡Quía! ¡Qué cosas ties Nicolás!

captura

Mi segunda denuncia: la ausencia de reconocimiento. En la mayor parte de los casos el Diccionario de la Real Academia no reconoce el origen etimológico de las palabras gitanas presentes en el habla castellana o, incluso, hace una adjudicación errónea. Así, afirmaba entonces: el problema más grave que yo veo es que la adjudicación de la etimología es un tanto caótica, no está regularizada ni sistematizada (una de las principales virtudes de un diccionario es sistematizar el saber), y eso sí que es malo porque confunde.

Mi tercera denuncia en aquel artículo tenía que ver con las marcas de uso: la mayor parte de los gitanismos que hemos tomado como muestra están marcados como coloquiales. Creo que eso no es justo. Hay gitanismos como camelar, currante, paripé, chaval, gachó… que tanto por la frecuencia de uso como por su utilización en diferentes ámbitos (medios de comunicación e incluso académicos) trascienden la “barrera” coloquial.

descarga

Así es, amiguitos, para estos gachós chanelantes las palabras gitanas son malsonantes y coloquiales y no tienen en cuenta los verdaderos usos.

Terminaba mi ponencia proponiendo algunos cambios en las definiciones y la incorporación al diccionario de nuevos gitanismos. Como ya sabéis, no me hicieron ningún caso. Luego tiene uno que creerse que, claro, las críticas hay que hacerlas dentro de los cauces apropiados, en forma académica, etc. ¡Una fu de juntambul!

A continuación os reproduzco un listado casi exhaustivo de los gitanismos (solo palabras, otro día hablaremos de las expresiones) presentes en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (tal cual aparecen ahí) y os animo a usarlos, a que gitanicéis vuestro hablar y vuestro hacer ¡Qué bonito que la boca te sepa a gitano o a gitana! Por cierto, como algunas palabras os supondrán dudas, no dudéis en preguntarnos y os daremos las explicaciones necesarias.  Y, ya sabes, copia y pega a tu antojo pero no olvides citar el autor (Nicolás Jiménez) y la fuente (Pretendemos gitanizar el mundo).

achantado, da.

  1. coloq. Col. Muy triste.

achantar

  1. tr.Acoquinar, apabullar, achicar a alguien.
  2. prnl.Abstenerse de intervenir en algún asunto por cautela o maliciosamente.
  3. prnl.Callarse resignadamente o por cobardía.
  4. prnl.coloq. Aguantarse, agazaparse o esconderse mientras dura un peligro.

achantarse

acharado/a

acharar. (Del caló jacharar, calentar, infl. por azarar).

  1. tr. Avergonzar, azarar, sobresaltar. U. t. c. prnl.
  2. tr. And. Disgustar, enojar, desazonar. U. t. c. prnl.
  3. tr. And. Dar achares.

achararse

achares. (Del caló jachare, quemazón, tormento).

  1. m. pl. Celos, disgusto, pena.

andoba o andóbal. (Del caló).

  1. com. Persona cualquiera que no se nombra. U. m. en sent. despect.

apoquinar.

  1. tr. coloq. Pagar o cargar, generalmente de mala gana, con el gasto o la parte del gasto que a alguien le corresponde.

barbián, na. (Del caló barbán, aire).

  1. adj. Desenvuelto, gallardo, arriscado. U. t. c. s.

barí1. (Del caló baré, grande, excelente).

  1. adj.excelente (‖ que sobresale).

baril.

  1. adj.barí1.

bato2. (Del caló bato).

  1. m. jerg.padre.

biruje o biruji.

  1. m. coloq. Viento muy frío.

 calé. (Del caló caló, negro).

  1. adj.gitano (‖ individuo de un pueblo originario de la India). U. t. c. s.
  2. adj.gitano (‖ propio de los gitanos).
  3. (Por el color oscuro de la moneda de cobre, en oposición a la de plata). m. Moneda de cobre que valía un cuarto, o sea cuatro maravedís.
  4. m. Col. y Ec. Antigua moneda de cuartillo de real.

caló. (Del caló caló, negro).

  1. m. Lenguaje de los gitanos españoles.

camelar. (Del caló camelar, querer, enamorar, y este del sánscr. kama, kāmara, deseo, amor).

  1. tr. coloq.galantear (‖ requebrar).
  2. tr. coloq. Seducir, engañar adulando.
  3. tr. coloq. Amar, querer, desear.
  4. tr. Méx. Ver, mirar, acechar.

camelo (De camelar).

  1. m.Noticia falsa.
  2. m.Dicho o discurso intencionadamente desprovisto de sentido.
  3. m.Simulación, fingimiento, apariencia engañosa.
  4. m.coloq. galanteo.
  5. m.coloq. Chasco, burla.

camelado

camelarse

canguelar

canguelarse

canguelo. (Del caló canguelo, y este de kandela, hiede, apesta; cf. hindi gandh, perfume, olor).

  1. m. coloq. Miedo, temor.

cañí.

  1. De raza gitana. U. t. c. s.

cate. (Del caló caté, bastón, y este del sánscr. kāšha, madera).

  1. m. Golpe, bofetada.
  2. m. Nota de suspenso en los exámenes.

catear2.

(De cate, nota de suspenso).

  1. tr.coloq. Suspender en los exámenes a un alumno.

chachi1.

  1. Esp. chanchi. U. t. c. adv.

chalado, da. (Del part. de chalar).

  1. coloq. Alelado, falto de seso o juicio. U. t. c. s.

chaladura. (De chalar).

  1. f.enamoramiento.
  2. f. coloq. Extravagancia, locura, manía.

chalar. (Del caló).

  1. tr. Enloquecer, alelar. U. t. c. prnl.
  2. tr.enamorar. U. t. c. prnl.

chalarse

chanchi.

  1. adj. Esp. Estupendo, muy bueno. U. t. c. adv.

chanelar.

  1. entender1.

chaval, la. (Del caló chavale, vocat. pl. de chavó, muchacho).

  1. y f. coloq. Niño o joven. U. menos c. adj.

chavea. (Del caló chavaia, vocat. m. sing. de chavó, muchacho).

  1. coloq.muchacho.

chichi2(De or. expr., con ch- para indicar blandura; cf.chocho4chocha2 y chucha2).

  1. m.vulg. coño (‖ vulva y vagina)

 chipé. (Del caló chipé, verdad).

  1. f. Verdad, bondad.

de  chipé.

  1. adj. coloq.extraordinario (‖ fuera de lo común).

chipén. (Del caló chipén, vida).

  1. chipé.

chivar. (De gibar).

  1. tr.Can. y Am. Fastidiar, molestar, engañar. U. t. c. prnl.
  2. tr.Arg. transpirar (‖ exudar el cuerpo).U. t. c. intr.

MORF. U. m. en formas no conjugadas.

  1. tr.Cuba. perjudicar.
  2. tr.Cuba. estropear (‖ maltratar, deteriorar).
  3. prnl.delatar.
  4. prnl.coloq. Revelar con mala intención algo oculto.
  5. prnl.Arg., Guat., Hond. y Ven. Enojarse, irritarse.

 chocho4(De or. expr., con ch– para indicar blandura;cf. chichi2chocha2 y chucha2).

  1. m.vulg. coño (‖ vulva y vagina).

 chorar. (Del caló chorar, y este del indio medio čur).

  1. tr. vulg. Hurtar, robar.

chori. (Del caló chori, y este del indio medio čora, ladrón).

  1. m. vulg. Ratero, ladronzuelo.

chorizar. (De chorizo2).

  1. tr. vulg.robar.

chorizo2, za. (De chori, infl. en su forma por chorizo1).

  1. m. y f. vulg. Ratero, descuidero, ladronzuelo.
  2. m. y f. Componente de uno de los bandos en que se dividían los aficionados al teatro en el Madrid del siglo XVIII y comienzos del XIX.

chungo, ga(Del caló chungo, feo).

  1. adj. coloq. De mal aspecto, en mal estado, de mala calidad. Una película chunga. El tiempo está chungo; va a llover otra vez.
  2. adj. coloq. Difícil, complicado. Con ese rival, lo tiene muy chungo.
  3. m. y f. despect. R. Dom. querido.

chunga. (De chungo).

  1. f. coloq. Burla festiva. Estar de chunga.

tomar a, o en chunga algo.

  1. locs. verbs. coloqs. Echarlo a chacota.

 churumbel. (De or. caló).

  1. Niño, muchacho.

clisos. (Del caló clisos, este quizá del esp. dialect. clisarse, mirar fijamente, y este de eclipsarse).

  1. m. pl. coloq.ojos.

 currante. (De currar).

  1. com. coloq. Persona que trabaja.

currar. (Del caló currar; cf. sánscr. knoti, hacer).

  1. intr. coloq.trabajar (‖ ocuparse en cualquier actividad).
  2. intr. coloq.trabajar (‖ tener una ocupación remunerada).
  3. intr. coloq.trabajar (‖ ejercer determinada profesión u oficio).
  4. tr. coloq.trabajar (‖ aplicarse con esfuerzo a la realización de algo). U. m. c. prnl.
  5. tr. vulg. Arg. estafar (‖ pedir o sacar dinero con engaños).

currarse

currelar.

  1. intr. coloq. Esp. trabajar (‖ ocuparse en cualquier actividad).
  2. intr. coloq. Esp. trabajar (‖ tener una ocupación remunerada).
  3. intr. coloq. Esp. trabajar (‖ ejercer determinada profesión u oficio).

currelarse

currelo

curro3. (De currar).

  1. m. coloq.trabajo (‖ acción y efecto de trabajar).
  2. m. vulg. Arg. estafa (‖ acción y efecto de estafar).

 dabuten

diñar. (De or. caló).

  1. tr.dar (‖ entregar).

diñarla.

  1. loc. verb.morir (‖ llegar al término de la vida).

diñársela a alguien.

  1. loc. verb. Engañarle, burlarle.

diquelar. (Del caló).

  1. vulg. p. us.comprender (‖ entender).

ducas. (Del caló).

  1. pl. Tribulaciones, penas, trabajos.

duquelas

fetén.

  1. adj. Bueno, estupendo, excelente. Conocí a una chica fetén.
  2. adj. coloq. Sincero, auténtico, verdadero, evidente.
  3. f. coloq. La verdad. LA fetén.
  4. adv. m. coloq. Muy bien. Todo funciona fetén.

ful.

  1. germ. Falso, fallido.

fulastre. (De ful).

  1. adj. coloq.chapucero (‖ hecho tosca y groseramente).
  2. com. despect. coloq. Cuba. Persona en la que no se puede confiar.

fulero, ra. (De ful).

  1. adj. Dicho de una persona: Falsa, embustera, o simplemente charlatana y sin seso.
  2. adj. coloq. Chapucero, inaceptable, poco útil.

gachí. (Del caló gachí, f. de gachó).

  1. vulg. Mujer, muchacha.

gachó. (Voz caló).

  1. m. vulg. Hombre, en especial el amante de una mujer.

gilí. (Del caló jili, inocente, cándido, der. de jil, fresco).

  1. adj. coloq. Tonto, lelo. U. t. c. s.

guillarse.

  1. prnl. coloq. Irse o huirse.
  2. prnl. coloq.chiflarse (‖ perder la energía de las facultades mentales).
  3. prnl. coloq. Cuba. Simular desconocimiento de algo.

guillárselas.

  1. loc. verb. coloq.pirárselas.

 jalar. (De halar).

  1. tr. coloq. Comer con mucho apetito.

jindama. (Del caló).

  1. Miedo, cobardía.

jindamado/a

jindoy

jiñado/a

jiñar. (Del caló jiñar).

  1. intr. vulg. Evacuar el vientre. U. t. c. prnl.
  2. prnl. vulg.acobardarse.

jiñarse

 juncal.

  1. Gallardo, bizarro, esbelto.

lacha2.

(De or. caló; cf. sánscr. lajjā, vergüenza).

  1. f. coloq.vergüenza (‖ pundonor).

lerenda

mangancia. (De mangante).

  1. f. coloq. Conducta o acción propia de un mangante.

mangante. (Del ant. part. act. de mangar).

  1. adj. coloq. Que manga (‖ hurta). U. t. c. s.
  2. com. coloq.sablista.
  3. com. coloq. Sinvergüenza, persona despreciable sin oficio ni beneficio.

mangar3. (Del caló).

  1. tr. coloq. Pedir, mendigar.
  2. tr. coloq. Hurtar, robar.
  3. tr. coloq. Arg. y Ur. Pedir dinero prestado.
  4. tr. Cuba. timar (‖ quitar con engaño).

manús. (Voz caló).

  1. m. Individuo, tipo.

menda. (Del caló menda, dat. del pron. pers. de 1.ª pers).

  1. pron. person. coloq. germ.yo. Este menda no hace más favores.
  2. pron. indet. Uno, uno cualquiera.

 mengue.

  1. m. coloq.diablo (‖ ángel rebelado).
molar1 (Del caló molar)

1. intr. coloq. Gustar, resultar agradable o estupendo.

naja2. (Del caló najarse, der. de nachar, marcharse, huir).

salir de naja.

  1. loc. verb. coloq. Marcharse precipitadamente.

najar

najarse

nanay.

  1. interj. fest. coloq.U. para negar rotundamente algo.

 paripé. (Del caló paruipén, cambio, trueque).

  1. m. coloq. Fingimiento, simulación o acto hipócrita.

hacer el paripé.

  1. loc. verb. coloq. Presumir, darse tono.

parné. (Del caló parné, dinero, moneda).

  1. m. jerg.dinero (‖ moneda corriente).
  2. m. jerg. Hacienda, caudal, bienes de cualquier clase.
payo, ya (Del n. p. Payo ‘Pelayo’)

3. adj. Entre gitanos, que no pertenece al pueblo gitano. Apl. a pers. u.t.c.s.

pinrel. (Del caló pinré).

  1. m. jerg.pie (‖ de los humanos). U. m. en pl.

pirado, da. (Del part. de pirar).

  1. adj. coloq. Dicho de una persona: alocada. U. t. c. s.

pira2. (Del caló).

  1. f. Fuga, huida.

ir de pira.

  1. loc. verb. En la jerga estudiantil, no entrar en la clase.
  2. loc. verb. Ir de parranda, juerga o jarana.

ser alguien un pira.

  1. loc. verb. coloq. Ser un pirante.

pirante. (De pira2).

  1. com. Golfante, sinvergüenza, bribón. Mi tío es un pirante.

pirar. (De pira2).

  1. intr. coloq. Hacer novillos, faltar a clase.
  2. prnl. coloq. Fugarse, irse. Manolo se piró de casa.

pirarse

pirárselas.

  1. loc. verb. coloq.pirarse.

postín.

  1. m. Presunción afectada o sin fundamento.

darse postín.

  1. loc. verb. Darse importancia.

de postín.

  1. loc. adj. Lujoso, distinguido.

postinero, ra

1. adj. Dicho de una persona: Que se da postín.

priva.

  1. f. jerg.bebida (‖ alcohólica).
  2. f. jerg. Consumo habitual de bebidas alcohólicas. Le da mucho a la priva.

 Rajar.

  1. intr. Am. Hablar mal de alguien, desacreditarlo.

romaní.

  1. caló.

romanó.

  1. m.caló.

terne.(Del caló terno, joven).

  1. adj. coloq. Que se jacta de valiente o de guapo.
  2. adj. coloq. Perseverante, obstinado.
  3. adj. coloq. Fuerte, tieso, robusto de salud.

 

Imagen

Pasqual Martínez i Garcia, escritor gitano valenciano del siglo XIX

Nació en Valencia el 28 de octubre 1772, cuando se cumplían 23 años de la Gran Redada y tan solo 7 del indulto de los últimos prisioneros gitanos de aquella terrible operación de exterminio. Faltó en Carlet en 1842.

Iglesia_de_Santa_Catarina,_Valencia,_España,_2014-06-30,_DD_143

Santa Catalina Mártir, Valencia, en la actualidad. Aquí fue bautizado el Tío Pasqual

Fue bautizado el 30 de octubre de 1772 por el vicario Don Mariano Campos en la parroquia de Santa Catalina Martir sita en la actual Plaza de Lope de Vega (Valencia) con los nombres de Pascual Simón Tadeo.

Su papa, también llamado Pascual, era cordelero, es decir, hacía cuerdas y cordeles y otras artesanías de cáñamo y esparto, y tenía un establecimiento en la Calle Porta Nova de Valencia. La fibra de cáñamo y el esparto se han trabajado tradicionalmente en la Comunidad Valenciana y especialmente entre los calós del terreno. Nuestro Pasqual aprendió el oficio y de él se mantuvo toda su vida.

Su mama se llamaba Mariana García. También sabemos que tuvo al menos un hermano pero ignoramos su nombre.

PasqualSabemos que vivió un tiempo en Cartagena trabajando como cordelero en el Arsenal de Cartagena donde habían sido prisioneros los gitanos del Reino de Valencia y de otras regiones y condenados allí de por vida a trabajos forzados a consecuencia del intento de exterminio que supuso la Gran Redada.

Su dominio del idioma valenciano indicaría el arraigo de su familia en el Reino de Valencia además de su esmerada educación. Por otro lado, el hecho de que su padre regentara un establecimiento, una cordelería, nos indica que era una familia asentada, de cierto nivel económico. Ambos hechos contribuyeron a que el Tío Pasqual recibiera una edecución y dispusiera de tiempo para dedicarse a la literatura.

Escribió en valenciano pero introdujo numerosos préstamos lingüísticos, gitanismos, procedentes del caló, del gitano español, que derivan a su vez del romanó. También escribió en caló un sainete que no he podido encontrar.

Fue un escritor popular. Famoso por sus coloquios y sus poemas satíricos. Tanto que incluso se los plagiaron y nuestro querido Tío Pasqual tuvo que llegar a retar en duelo a uno de sus plagiarios.

NeloSu Raonament i col·loqui nou de Nelo el Tripero (Razonamiento y coloquio nuevo de Nelo el Tripero) fue representado por el propio autor como una obra teatral con lo cual estaríamos ante la primera obra de teatro conocida escrita por un autor gitano. Este coloquio tuvo tal éxito que se conocen al menos 13 ediciones del mismo estando la más antigua fechada en 1792 e impresa en la Imprenta Laborda de Valencia. Otras ediciones que se conocen fueron publicadas en Alcoy, Játiva y  Barcelona.

 

 

Se inspiró en los ladronzuelos que rondaban por el mercado de Valencia para crear el personaje de Nelo el Tripero: anacrónico pícaro cuya vida transcurre entre pequeños hurtos, oficios efímeros, encarcelamientos en la prisión de Sent Arcís (San Narciso) y condenas en galeras reales. Y cuyo oficio, tripero, consistía en recoger por medio de un largo pincho las tripas de los caballos destripados en las corridas de toros de la época.

En este coloquio introdujo el gitanismo estaribel que ha pasado a formar parte del valenciano (Diccionari històric del valencià col·loquial Segles XVII, XVIII i XIX, de Joaquim Martí Mestre, 2006).

Otros gitanismos utilizados en este coloquio son:

Choro (ladrón): ixquí un choro tan probat

Churí (navaja, cuchillo): el churi desembainat

Terne (joven, valiente) y traguelar (traer): el terne que ha de ser terne ha de traguelar el pa

Naste (nastis, no puede ser): naste, naste, nasterá

00000001La aportación de este coloquio a la literatura valenciana es innegable aunque hayan tratado de invisibilizarla: tal y como afirmó Ricardo García Moya en el Diario de Valencia el 5 de enero de 2003: «el coloqui de Nelo llenaría de calidad la Historia de la literatura valenciana del XVIII (sin equivalente en la catalana), aunque las reediciones del XIX, incluida la barcelonesa, catalanizaron su morfología».

Por otro lado, Joaquim Martí Mestre afirma que «basta una ojeada a los catálogos bibliográficos valencianos para darnos cuenta del importante papel de los coloquios en la literatura valenciana de los siglos XVIII y XIX» (Pseudònims i tècniques interpretatives dels col·loquiers valencians dels segles XVIII i XIX i altres reflexions sobre l’onomàstica dels col·loquis, en Col·loqui Onomàstica, II [1997], 653-681)

Así mismo, su sainete La novela de Cañorra, escrita en caló, tuvo un gran éxito en Valencia cuando se representó en el teatro que estaba junto al Portal de la Trinidad. Aquí también tendríamos una primicia, según creo, nunca superada: una obra de teatro, un sainete, escrita toda ella en caló.

Escribió otros coloquios: Chusep Patricio Vint ungles, Coloqui de Jusep Patrício Gandumbes, compost per un aforrador de gaites,  L’embarc de l’albufera y Los aficionats a comèdies todos ellos cómicos y escabrosos. También escribió el relato Baltasariyo er gitano compuesto en versos endecasílabos ¡¡¡en caló!!.

A pesar de su importancia, ha pasado bastante desapercibido para la crítica literaria valenciana y, desde luego, no se ha visibilizado su condición de gitano. Así mismo, la variante de caló que utiliza, el caló valenciano, también ha pasado desapercibida para los estudiosos de esta lengua.

Y una última curiosidad: según algunos autores, la primera mención escrita de la palabra “paella” se encuentra en el Raonament i col·loqui nou de Nelo el Tripero

Imagen

Lyalya Chernaya, actriz gitana, bella, valiente y revolucionaria

El 2 de septiembre de 1982 una gran actriz abandonó la vida terrenal. Era el orgullo del Pueblo Gitano: Lyalya Chernaya. Desde entonces descansa en el famoso “Huerto de los Cerezos” del Cementerio Novodevichy de Moscú, lugar dedicado al eterno reposo de los grandes hombres y las grandes mujeres dedicadas al teatro. Comparte tumba con su hijo. Junto a ellos se hallan muchos de los grandes actores del Teatro de Arte de Moscú que fueron sus amigos en la vida y que incluyen al que fue su tercer esposo y padre de su hijo.

562798Cientos de personas asistieron al sepelio y dieron su cálida despedida a esta inconmensurablemente grande alma gitana.

¿Quién era esta legendaria mujer que vivió una vida inusualmente interesante y complicada? Una mujer que se ganó con su trabajo los corazones de toda una generación en la sociedad soviética.

El 15 de febrero de 1909, en la ciudad de Nalchik, en el seno de la familia formada por el noble ruso Sergei Kiselev y la cantante y bailarina gitana Maria Georgievna Polyakova, nació una hija a la que llamaron Nadenka y a la que registraron en el libro de la Iglesia Ortodoxa Rusa como Nadezhda Sergeyevna Kiseleva. La niña tenía una piel inusitadamente oscura y unos enormes ojos negros que enmarcaban pestañas gruesas y que llegaría a ser considerada una de las mujeres más bellas de todos los tiempos.

tziganka_maria_poljakova_matj_liali_tcernoy

A la derecha, Maria Poliakova, madre de Lyalya

La madre de Lyalya, Maria Georgievna, era hija de una paya rusa, Agrippina Alekseevna, y el gitano Georgy Nikolaevich Polyakov.
De esta familia mestiza, grande, bella y talentosa, salieron magníficos bailarines, artistas, cantantes… como nuestra Lyalya.

Su familia paterna, los Kiselevs, era muy rica. A menudo recibían visitas de gente importante. Se cuenta que el nombre le viene de que en cierta ocasión uno de estos distinguidos invitados la vio siendo ella aún una pequeña niña y exclamo «¡Oh la la! ¡Qué negra es!» y desde entonces la empezaron a llamar Lyalya Chernaya, es decir, Lala la negra.

Poco después, tras la muerte del padre, la familia se mudó a Moscú. La madre de Lyalya entró en el coro del famoso Yegor Polyakov y, a los 13 años, Lyalya fue aceptada también en el coro y así pudo ayudar a su madrecica a sacar adelante a la familia. Fue contratada para que se sentara en el centro del coro por su belleza pero cuando comenzaron a tocar se levantó de su asiento y comenzó a bailar y con su baile Lyalya, tan extraordinariamente elegante y plástico, conquistó al público al instante.

Lyalya no era solo una bailarina gitana: era la encarnación de la danza, como si la musa de la danza se le apareciera a la audiencia en la imagen de Lyalya.

En 1930, cuando se estaba preparando la creación del Teatro Romen (Teatro para los gitanos, que aún sigue abierto en Moscú), Lyalya Chernaya ya era una famosa bailarina y se presentó al casting y, naturalmente, la incluyeron en la compañía. En el  debut del teatro, con la puesta en escena de “Vida sobre ruedas” del Tío Aleksander Germano y dirigida por Moses Goldblat, interpretó brillantemente el papel principal.

El teatro Romen alcanzó la popularidad, con el público siempre deseoso de nuevos estrenos, y en casi todos ellos brilló con la incomparable Lyalya Chernaya: la favorita de la audiencia, una gran cantidad de admiradores de su talento acudían a Moscú para ver la obra, verla a ella y disfrutarla.

kinopoisk.ru

Cartel de la película “El último campamento”

En 1936 se estrenó la película “El último campamento”, que protagonizó Lyalya junto a su segundo marido Mikhail Yanshin (el primero fue Rom Lebedev, guitarrista, actor, dramaturgo y escritor gitano del cual hablaremos uno de estos días), que en ese momento era el director del teatro “Romen”. A partir de ahí, Lyalya es conocida y amada por un público masivo, procedente incluso de los rincones más remotos de la Unión Soviética y los campamentos gitanos, a pesar de que era cuarterona, la proclaman su “reina”. Le llegan montañas de cartas. Se convierte en una estrella.

La película “El último campamento” también se convierte en el debut de Lyalya como cantante. La canción “Vagabundo” se convierte en un verdadero éxito. Es imposible conseguir una entrada para los conciertos de LyaLya ¡El nombre de Lyalya Chernaya es garantía de entradas agotadas!

ab_lala_3En 1941, cuando el teatro estaba de gira en Sverdlovsk, comenzó la Gran Guerra Patria (como denominan las fuentes soviéticas a la 2ª Guerra Mundial). Durante la guerra, el teatro funcionó mucho. Se hicieron actuaciones en su sede y se organizaron varias brigadas de conciertos visitantes que acudieron a las unidades militares activas en el frente y trabajaron arduamente en los hospitales de la retaguardia.

Fue por entonces que Lyalya se divorció de Mikhail Yanshin y se casó con Nikolai Khmelev. Al año, la pareja vio nacer a su hijo Alyosha. Curiosamente, su segundo marido fue el padrino.

La felicidad duró poco. En 1944, cuando el Teatro de Arte de Moscú regresó de la evacuación, Khmelev comenzó a ensayar un papel complejo: Iván el Terrible en la obra “Años difíciles” de Alexey Nikolaevich Tolstoy (no confundir con León Tolstói con quien nada tuvo que ver). Hizo un gran trabajo: casi todas las noches subían al escenario. Aquel exceso de trabajo de Khmelev le provocó la muerte. Sucedió justo durante el ensayo general, Khmelev ni siquiera tuvo tiempo para quitarse el traje. Avisaron a Lyalya y corrió al teatro, gritó, sollozó. Pero no había nada que hacer.

Lyalya Chernaya se quedó solica con su niño.

En cuanto que se recuperó del duelo interpretó la novia en “Bodas de sangre” de García Lorca para el Teatro Romen nuevamente.

Volvió a casarse una cuarta vez, en esta ocasión con el también actor Yevgeny Vesnik.

Los años de la posguerra fueron para la actriz los más fructíferos. Lyalya interpretó diversos papeles en varias obras y actuó mucho como cantante en conciertos por todo la Unión Soviética. Se encuentra en el pico de su fama, ella es hermosa, llena de energía, es un huésped bienvenido tanto por las autoridades como por el público.

En 1951 el director Boris Vershilov dirigió para el Teatro Romen “El Vagabundo encantado” de Leskov donde Lyalya interpretó a Grushenka. Fue el triunfo de Lyalya. Todo Moscú acudió a ver a Lyalya en su papel de Grushenka. Hasta Stalin solía hacerlo y la invitó al Kremlin.

732753

Como Grushenka

Lyalya no le hizo nada a nadie y tampoco le tenía miedo a nadie. A pesar de la terrible represión que se vivía en aquellos años de acero, Lyalya ayudó a los represaliados como Olga Nikolaevna Starostina, actriz gitana del Teatro Romen y esposa del futbolista Andrei Starostin, ambos castigados en 1942 como “enemigos del pueblo”, al ser Andrei acusado de espionaje a favor de Alemania tras haber jugado allí un partido de fútbol. Les envió paquetes de comida y ayudó a su hija Nathalia que había quedado al cuidado de sus abuelos. Algún día hablaremos de los otros actores y actrices del Teatro Romen.

Ella siempre ayudó a todos. La puerta de su casa no se cerró.

Por desgracia, los años pasan, dejando huellas no sólo en nuestros corazones, sino también en nuestras caras … A fines de los años 50, Lyalya comenzó a tener cada vez menos papeles en el repertorio del Teatro Romen y para fines de la década de los sesenta, prácticamente se cayó de su repertorio. Pero Lyalya participa activamente en conciertos donde el público admira su cante y sus discos venden millones de copias.

En 1960 fue nombrada artista honorable de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

En su larga carrera como actriz del Teatro Romen, desde su creación en 1931 hasta su retiro en 1972, interpretó más de 35 papeles, la mayor parte como protagonista.

MV5BMzAzMmM0NDktNDdiNi00ZGY2LWEzZTItZDdkYTFjOGVhNzczXkEyXkFqcGdeQXVyNzMzMjU5NDY@._V1_

Cartel de la película “Los gitanos se van al cielo”

En 1975 el director de cine Emil Loteanu la invitó a participar en su aclamada película “Los gitanos se van al cielo” en donde interpretó a la vieja gitana. Esta película, estrenada el 5 de abril de 1976 en la Unión Soviética, tuvo difusión mundial. Incluso se estrenó en Madrid (31 de octubre de 1977). Y obtuvo la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián de 1976.

Vivió una vida complicada y llena de acontecimientos: desde la inmensa popularidad y el amor del público hasta el olvido. Fue extraordinariamente amable y generosa, constantemente ayudó a los jóvenes, incluso dándoles ropa y alimento.

Sirva de ejemplo de su bondad esta anécdota: una vez, durante la guerra, vio a una mujer en la estación del tren con un bebé en brazos. Hacía frío, la mujer estaba helada de frío, y Lyalya se quitó su único abrigo y se lo dio a la mujer.

Adoraba a las personas con talento artístico. Si alguna vez sintió en una persona la chispa divina del talento la ayudó en todo lo que pudo.

Era una maravillosa narradora y sabía escuchar.

Era extraordinariamente bella, talentosa, inteligente, poseía un don extraordinario para atraer a la gente hacia ella.

Tabor va al cielo, 1976

En la película “Los gitanos se van al cielo”

Lo más importante es que siempre fue honesta, sin falsedades, abierta en todas sus manifestaciones.

Si quieres compartir cualquier artículo de nuestro blog,  no olvides citarnos:  Autor/ dirección del sitio y en redes sociales @GitanizandoWorl